ShareAmerica

No siempre es fácil ser mujer en los campos de la investigación científica que suelen estar dominados por hombres. Hay estudios que muestran que menos de un tercio de los investigadores científicos son mujeres.

Sin embargo, un grupo de jóvenes científicas de éxito tiene algunos consejos dirigidos a las muchachas interesadas en las ciencias, la ingeniería y las matemáticas. Estas asesoras saben de lo que hablan. Todas han ganado recientemente subvenciones de la Fundación L’Oréal de Estados Unidos para “La Mujer y la Ciencia” para continuar sus estudios de posgrado y servir de modelo para la generación más joven.

He aquí lo que nos cuentan sobre los obstáculos que han superado y cómo animan a las niñas y las muchachas que aspiran a seguir su camino.

  • Amy Orsborn
    “¿Por qué pensamos que la mitad de la población puede abordar las necesidades del mundo entero? Necesitamos que todo el mundo participe”, dijo Amy Orsborn, de 32 años, en la ceremonia de premiación de “La Mujer y la Ciencia”. Orsborn es una científica en el campo de la neurología que estudia en la Universidad de Nueva York.
    “Para mi uno de los mayores desafíos fue desarrollar confianza en mi misma. Pienso que tenemos que enseñar a las mujeres y las niñas que equivocarse o fracasar no significa que una no pueda hacer algo. Simplemente hay que dedicarse a ello, apretar las tuercas y seguir trabajando, e intentarlo de nuevo”, expresó.
  • Anela Choy
    Anela Choy, de 33 años, aconseja a las aspirantes a científicas a “nunca dejar de buscar respuestas. … Siempre hay más preguntas que respuestas y, a veces, puede ser verdaderamente abrumador”.
    Choy es becaria postdoctoral en Biología, Oceanografía y Ecología Marina en el Instituto de Investigación del Acuario Bahía de Monterey en California, y comenta que el mayor desafío que las mujeres estudiantes de ciencia enfrentan es que no hay muchas mujeres en posiciones importantes. “Si te fijas en las tasas de género en los colegios universitarios, universidades de posgrado y a nivel de profesorado, son drásticas”.
  • Shuti Naik
    Shruti Naik, de 31 años, es científica postdoctoral en el campo de la inmunología y la biología de células madre en la Universidad de Rockefeller en Nueva York. Tiene un lema que compartir: “‘Sé valiente’. Cuando la gente no crea en ti o tu no creas en ti misma, lo que ocurre mucho, simplemente sé valiente y ve a por ello. Te sorprenderás de lo que puedes lograr cuando pones de lado tus miedos”. Uno de los más grandes desafíos que las mujeres confrontan es la propia duda sobre una misma, dijo Naik.
    “La mujer tiende a cuestionar sus propias capacidades, y creo que el entorno no hace verdaderamente nada para combatir esto. Necesitamos más ánimos, más reconocimiento manifiesto de la mujer”.
  • Moriel Zelikowsky
    “La mujer está particularmente equipada para resolver problema y para que se le ocurran soluciones, y considero que aportamos un nuevo par de ojos y una nueva perspectiva”, comenta Moriel Zelikowsky, de 33 años. “Estoy entusiasmada por ver los cambios que se producirán en la Ciencia de aquí en adelante”.
    Zelikowsky, científica postdoctoral en el campo de la neurología en la División de Biología e Ingeniería Biológica en el Instituto Tecnológico de California, dijo que aunque las ciencias y el campo de la tecnología cuentan con pocas mujeres en posiciones importantes, hay en la actualidad muchas más mujeres estudiando ciencias a nivel de primer y segundo ciclo universitarios que en el pasado.
    “Definitivamente no podemos dejar de esforzarnos ahora. Como decimos en el campo de la ciencia, el último 10 por ciento del trabajo es siempre la parte más difícil, así que verdaderamente tenemos que seguir en ello y no rendirnos”, expresó.
  • Laura Sampson
    Laura Sampson, de 31 años, astrofísica en la Universidad Northwestern en Illinois, no tuvo profesoras de física hasta que llegó a la escuela de posgrado. Esto le inspiró a fundar un programa de mentoría para ayudar a estudiantes más jóvenes.
    Su consejo para la generación venidera: “Les debería incomodar la manera en que se interpreta a los científicos en la cultura popular. Evidentemente no tienes que ser un hombre para ser científico, pero tampoco tienes que tener una mente incapaz de pensar en otras cosas y estar obsesionada”, comentó y destacó que tanto ella como otros compañeros tienen otros intereses y pasatiempos.
    Creados en 1998, los premios L’Oréal Unesco “La Mujer y la Ciencia” identifican a mujeres científicas de éxito de todo el mundo. Por medio de un programa internacional y de casi 50 programas nacionales y regionales, como el de Estados Unidos, prácticamente 2,500 científicas de más de 100 países han recibido becas para continuar investigaciones prometedoras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí