30.8 C
Mexico
Saturday, October 1, 2022

Círculos de autoformación cultural alternativa

- Anuncio -

Ricardo Chávez Gutiérrez*

Después de algunas experiencias en la promoción cultural a través de cursos, talleres, conferencias, danza, teatro, narrativa, literatura, jurídicos e históricos y lectura oral y escrita, observando las diferentes manifestaciones del conocimiento, nos hemos encontrado con el limitado contacto entre los diferentes programas, atendiendo los planes establecidos por las diferentes instancias administrativas y los Círculos Culturales o personas interesas en su contacto, a pesar de la divulgación por los diversos medios de comunicación, incluidos los digitales, aun cuando la cultura es considerada como parte de la superestructura de toda nación o pueblo, conocimiento que se integra con las manifestaciones de las tradiciones y costumbres de los pueblos, grupos sociales o conocimientos necesarios en cualquier persona ilustrada, que se manifiesta a través de las bellas artes, como la danza, el canto, bailes, artes escénicas, teatro, narrativa, etc.

Considerando que en el país en cada estado de la República y cada uno de sus municipios e incluso en el mismo Distrito Federal (ahora estado de la Ciudad de México) con sus respectivas delegaciones, existen instancias administrativas dedicadas a desarrollar programas de divulgación, promoción y hasta financieros para el impulso de las diferentes manifestaciones culturales.

A pesar que en estas acciones se incluyen las instituciones educativas desde las escuelas básicas, de nivel medio superior y universidades, como centros tecnológicos educativos, siguen siendo insuficientes en cuanto su promoción, divulgación y financiamiento, para que todas las expresiones de la cultura lleguen a la población en general.

Considerando que existen grupos, centros culturales, en las zonas urbanas de la ciudad y del campo, que ponen su granito de arena, promoviendo, divulgando las diversas expresiones culturales a través de la autoformación y autogestión.

A pesar de considerarse como prioritaria la educación como parte de la manifestación del desarrollo del conocimiento y la cultura, siempre son insuficientes los programas desde el ámbito federal, estatal y municipal, ya que los ajustes de los recursos financieros, lo primero que tocan son los proyectos y programas relacionados con la cultura, las artes y la educación.

Otro elemento que limita es la falta de personal especializado en la promoción, divulgación y cabilderos culturales, habiendo programas y financiamiento, por falta de éstos, muchos recursos económicos, (becas, servicios, etc.) pero de difícil acceso de quienes los necesitan por falta de personal que ayuden a llegar a ellos en tiempo y forma.

Mientras son peras y son manzanas, debemos apelar a desarrollar las diferentes expresiones de la cultura para llevar a los demás lo más preciado, el abrevar de la fuente del conocimiento, en este caso el generado por las bellas artes y la cultura en general, apoyados en la lectura oral y escrita a través del complemento de la autoformación con el quehacer de la enseñanza maestro–alumno– maestro, bajo la premisa que lo aprendido se trasmite y al mismo tiempo se confirma y se consolida lo aprendido, fortaleciendo la confianza del maestro, generándose tanto en el maestro como en el alumno una transformación de elevación personal y social, al conjugarse entre sí, como un todo, la teoría y práctica transformando además nuestro entorno como un factor multiplicador.

En estos momentos de crisis económica, social e interfamiliar, es vital abrirle espacios al interior de los sectores sociales de las diversas expresiones culturales para contrarrestar las situaciones negativas que se presentan en los diversos sectores de la sociedad.

Ya que las diversas manifestaciones de la cultura ayudan a trasmitir, sensibilizar con mensajes positivos, que distraen, orientan y concientizan, socializando objetivos, sueños y metas de desarrollo social y cultural.

Estimular la formación, estructuración orgánicas legítimas, que nos permitan acceder o llegar a programas de las diversas expresiones culturales establecidas por instituciones públicas y privadas, generándose procesos de movilidad y crecimiento multiplicador, de abajo hacia arriba y de arriba abajo, redes, círculos, grupos, figuras asociativas apoyándose en la autogestión, autoformación, multiplicación, promoción y divulgación y el enlace entre los programas y proyectos de las instituciones de la cultura y los actores, cuyo objetivos es trasmitir los mensajes que nos lleven a cambiar, fortalecer un entorno que nos dé buen vivir, donde florezca la solidaridad, la tolerancia y una vida digna.

* Ricardo Chávez es un destacado dirigente social con gran trayectoria en la materia.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí