ShareAmerica

Washington, D. C., 20 de mayo de 2020.- La empresa Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (Tsmc, Compañía de Fabricación de Semiconductores de Taiwán) anunció que pretende invertir 12,000 millones de dólares para construir y operar una fábrica de semiconductores en Arizona.

“Estos chips alimentarán todo, desde la inteligencia artificial hasta las estaciones base 5G y los F-35”, dijo el secretario de Estado, Michael R. Pompeo, en una declaración el 14 de mayo.

Calificó el acuerdo de ser “un cambio de juego para la industria de semiconductores de Estados Unidos que reforzará la seguridad nacional estadounidense y nuestra prosperidad económica”.

Una tecnología vital
Los semiconductores son “la columna vertebral de toda la industria digital”, explicó Mung Chiang, el asesor de ciencia y tecnología de Pompeo, en una reunión informativa del Departamento de Estado el 15 de mayo.

Tsmc dijo que se espera que la construcción comience en 2021 y que la producción de chips comience en 2024. La planta creará más de 1,600 puestos de trabajo profesionales de alta tecnología directamente y miles de puestos de trabajo indirectos. Tsmc también capacitará a cientos de empleados estadounidenses en sus tecnologías de proceso más avanzadas en Taiwán y ampliará sus esfuerzos de investigación en Estados Unidos como parte de la inversión.

“El fuerte clima de inversión en Estados Unidos y su talentosa fuerza laboral hacen que esta y futuras inversiones en EE. UU. sean atractivas para Tsmc”, expresó la compañía en un comunicado.

La instalación de Arizona sería la segunda fábrica de Tsmc en Estados Unidos junto con la que opera en Camas (Washington). Tsmc también tiene centros de diseño en Austin (Texas) y San José (California).

Seguridad nacional de quinta generación (5G)
Esta decisión de construir una fábrica en Estados Unidos llega en un momento en que “China compite para dominar tecnología de punta y controlar industrias vitales”, dijo Pompeo.

Fabricar esta tecnología en Estados Unidos “ayudará a asegurar el liderazgo estadounidense en las tecnologías del futuro”, dijo Keith Krach, subsecretario de Estado para Asuntos de Crecimiento Económico, Energía y Medioambiente.

Una vez construida, dijo Krach, la fábrica será la instalación de fabricación de chips de cinco nanómetros más avanzada del mundo.

La planta es también una parte de una “trifecta de seguridad nacional de 5G”, porque significa que “los chips críticos para nuestras vidas y para la seguridad nacional se fabricarán de nuevo en Estados Unidos”, dijo Krach.

Los otros aspectos de la trifecta de seguridad nacional de 5G, explicó Krach, son el endurecimiento de las normas de exportación para las empresas chinas poco fiables, como Huawei Technologies Company, y la iniciativa 5G Clean Path.

Pompeo dijo que la construcción de semiconductores en Estados Unidos “aumentará la independencia económica de Estados Unidos, reforzará nuestra seguridad y competitividad, y fortalecerá nuestro liderazgo en la fabricación de alta tecnología”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =