Tendencias en tecnología que ganan fuerza en 2023

0
38

Ciudad de México, 12 de diciembre de 2022.- Con el fin de año cada vez más cerca, las empresas buscan las tendencias tecnológicas que serán clave en 2023 para identificar y evaluar el impacto que pueden tener en sus estrategias de negocio como acelerar su transformación digital, incrementar sus ingresos o consolidar sus marcas. Aunado a los pronósticos de desaceleración en la economía mundial que dio a conocer el Fondo Monetario Internacional, muchos líderes consideran que la digitalización es una oportunidad para impulsar el desarrollo de sus compañías, al tiempo que reducen costos para enfrentar los retos de los próximos años.

DocuSign, líder mundial en firma electrónica y gestión de documentos en la nube, desarrolló una lista con las tendencias que serán decisivas para que las compañías se mantengan competitivas:

Interconectividad. Lo que se conoce como Internet de las cosas (IoT) mantendrá su impacto en las organizaciones durante 2023 y su enfoque radicará en crear interacciones más complejas entre dispositivos. Además de poder conectarse entre ellos sin importar el sistema operativo, las predicciones apuntan que los aparatos experimentarán mejoras en la seguridad. Con ello, las personas estarán más conectadas que antes y con menos riesgos de que su información sea vulnerada.
Confianza en todo. De acuerdo con Forrester, una de las prioridades será la confianza en varias maneras. Cansados de que las organizaciones utilicen sus datos personales sin haber una regulación clara para ello, los clientes y empleados serán más duros ante esfuerzos de Responsabilidad Social Empresarial que no tengan fundamentos y aquellas que favorezcan la desinformación. Al confiar menos en una marca, los consumidores pierden interés en compañías afines a ellas. En ese sentido, los tomadores de decisiones tendrán que reforzar la ciberseguridad y apostar por actividades que se alineen a la filosofía del negocio para blindar su reputación.
Sostenibilidad. En 2023, se espera ver un mayor esfuerzo por tener herramientas tecnológicas que reduzcan su impacto ambiental, asegurando que los recursos no se desperdicien y se cuide a las futuras generaciones. Para ser “sostenible por defecto”, es necesario invertir en nuevos productos y, según Gartner, el 80% de los directores que planea hacerlo, considera este factor como uno de los más relevantes después del rendimiento y la calidad.
Inteligencia artificial en el uso de datos. A pesar de estar presente en distintas actividades del día a día como compras en línea, asistentes de voz y navegadores, la Inteligencia Artificial (IA) empieza a adquirir madurez en cuanto al desarrollo e implementación de soluciones corporativas. Una de las tendencias consistirá en optimizar los sistemas informáticos para lograr una mayor confianza y mejorar las decisiones basadas en datos mientras conservan la integridad para revolucionar los procesos de trabajo. Por ejemplo, a través de la observabilidad de los datos de una empresa, de la mano de la IA, se analizan y emiten recomendaciones para tomar decisiones precisas y con un alto nivel de rapidez.
Trabajo desde cualquier lugar. Ante el posible aumento de costos a nivel mundial, aunado a los beneficios del trabajo híbrido o remoto como la reducción de tiempo en traslados, una gran cantidad de personas continuará eligiendo compañías que tengan esquemas flexibles de colaboración. En términos tecnológicos, esto significa que los tomadores de decisiones invertirán en softwares que midan la experiencia de empleados y clientes, así como en herramientas de trabajo que repliquen la experiencia en la oficina, sin importar dónde se encuentren los colaboradores.

Gestión de ciclos de vida de los contratos. Una herramienta que ha experimentado un auge en los últimos años es la gestión del ciclo de vida de los contratos (CLM). Esta tiene la capacidad de ayudar a las personas a tener una solución que dé seguimiento a los acuerdos desde su creación, hasta que se finalizan. El creciente uso de datos como correos electrónicos, borradores y versiones finales de acuerdos, listas de clientes y prospectos, entre otros han dado como resultado que se automaticen actividades monótonas para aumentar la eficiencia de las organizaciones y optimizar su tiempo y recursos. Lo anterior, sin mencionar que supone costos bajos de implementación, favoreciendo la democratización de la tecnología en cualquier sector.

Sólo quienes sean capaces de adaptar sus procesos a los retos que se avecinan y adoptar las nuevas tecnologías a sus modelos de negocio, podrán prosperar.

Anuncio TD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí