ShareAmerica

Las habitaciones de hoteles en pueblos y ciudades en un cinturón a través de Estados Unidos de costa a costa están completamente ocupadas. Los funcionarios advierten del caos vehicular. Organizaciones han distribuido millones de pares de gafas extra oscuras en todo el país.

El eclipse solar del 21 de agosto se ha convertido en un evento nacional en Estados Unidos, cuando el día se convertirá en noche por unos cuantos minutos para las personas que viven o se congregan a lo largo de una ruta en sombra de 113 kilómetros de ancho que avanzará a través del país.

Alrededor de 12 millones de personas viven en el paso directo del eclipse y millones más van a viajar para verlo.

Para la mayoría de los estadounidenses será una experiencia única en la vida, reafirmando el increíble poder y los intricados mecanismos del universo. Para muchos científicos, el eclipse será una rara ocasión para recopilar datos que no son accesibles en ningún otro momento.

“El camino excepcionalmente largo que recorrerá sobre la tierra este eclipse total es una oportunidad sin precedentes de estudios interdisciplinarios acerca del sol, la luna, la tierra y sus interacciones”, indica la agencia espacial de Estados Unidos, Nasa, la cual auspiciará una transmisión en vivo del eclipse, a partir de las 16:00 horas (hora universal coordinada, UTC) el 21 de agosto.

<blockquote class=»twitter-tweet» data-lang=»es»><p lang=»en» dir=»ltr»>Eclipses = historic science. Past eclipses enabled scientists prove Einstein’s theory of general relativity &amp; more: <a href=»https://t.co/lXavPVU76a»>https://t.co/lXavPVU76a</a> <a href=»https://t.co/Kycz0svzFI»>pic.twitter.com/Kycz0svzFI</a></p>&mdash; NASA (@NASA) <a href=»https://twitter.com/NASA/status/897929739649863686″>16 de agosto de 2017</a></blockquote> <script async src=»//platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Once naves espaciales, más de 50 globos de elevada altitud financiados por la Nasa, numerosos observatorios de tierra y voluntarios trabajando juntos captarán gran cantidad de imágenes y datos a medida que toman cuantiosas mediciones del sol y los efectos del eclipse en la tierra. Dos jets de Nasa volarán en busca del eclipse total de agosto.

Un área de estudio será la parte baja de la atmósfera del sol, o corona. La información acerca de la corona es importante para comprender muchos procesos solares, entre ellos por qué la atmósfera del sol es mucho más caliente que su superficie. Ello puede ayudar a explicar el proceso mediante el cual el sol envía constantemente rayos de materia solar y radiación que pueden causar cambios en la naturaleza del espacio e impactar las naves espaciales, los sistemas de comunicaciones y los astronautas en órbita.

Fiebre por conseguir gafas para el eclipse
Organizaciones han distribuido una gran cantidad de gafas para eclipse con lentes bastante oscuros para proteger los ojos contra los rayos solares, pero las gafas se están agotando a medida que se aproxima el evento.

El Instituto de Ciencia Espacial, trabajando con Nasa, Google y otros, envió más de 2 millones de gafas seguras para observar el eclipse solar para distribuirlas a través de casi 7,000 bibliotecas públicas en todo el país. Sin embargo, se agotaron inmediatamente y las tiendas pronto se quedaron sin inventario.

El Museo del Aire y del Espacio del Instituto Smithsoniano en Washington ha programado varias actividades para ese día, incluso el programa “Make your own pinhole eclipse viewer” (Cree su propio visualizador de eclipse a través de un agujero de alfiler) con el fin de que las personas puedan observar el eclipse de manera segura.

Hasta los viajeros mejor preparados, con habitaciones reservadas, gafas para eclipse en la mano y un lugar de visualización determinado, todavía enfrentan una gran incertidumbre a medida que se acerca el evento del 21 de agosto: el clima impredecible de la tierra. La presencia de nubes obviamente entorpecerá el espectáculo celestial, aunque no impediría el impacto de la oscuridad en plena tarde.

Las condiciones del tiempo pueden variar a lo largo de los 4,800 kilómetros de recorrido del eclipse y los sitios web pronosticadores del tiempo han tenido gran demanda. Millones de observadores del firmamento están rezando para que no haya las típicas tormentas estacionales vespertinas típicas de las regiones del medio oeste y la costa este.

Este será el primer eclipse solar total en cualquier estado de Estados Unidos con excepción de Alaska desde 1979. La siguiente ocasión será en el año 2024, cuando 14 estados del sur y el este verán uno. En alguna parte de la tierra, ocurre un eclipse solar cada 18 meses.

David Storey es el autor independiente de este artículo.

México: importante observarlo con protección adecuada: José Franco
Para evitar daños en la vista, es de suma importancia observar con protección adecuada el eclipse de Sol del próximo lunes 21 de agosto, recomendó el astrofísico José Franco, coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

“Bajo ningún motivo se debe ver el eclipse sin protección. Para verlo a simple vista, lo más recomendable es a través de filtros especiales o los que venden para cascos de soldadura con sombras del número 14 o 15, que pueden conseguirse en tlapalerías. Éstos pueden ser utilizados sólo si se va a apreciar el fenómeno a vista directa, pero en el caso de utilizar binoculares o telescopios, éstos deben tener otro tipo de protección más especializada.

“Otra forma de apreciarlo y que es muy agradable para los niños y jóvenes es acercarse a la sombra que dan los árboles y mirar en el piso. Las zonas donde logra pasar la luz del Sol les mostrarán la imagen del Sol que está siendo ocultada por La Luna”, explicó el exdirector del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) en entrevista para los programas de Martha Debayle y “El Wueso” de W Radio, así como en “Creadores Universitarios” de Foro TV.

Extraordinario fenómeno
Franco informó que cada año en promedio hay dos eclipses de Sol y dos de Luna, sin embargo, en un eclipse de Sol, en el cual la Luna cubre al astro, se observa de forma total en una zona pequeña de la superficie terrestre.

“La totalidad se da en una franja muy pequeña. El Sol, la Luna y la Tierra se alinean y la sombra de la Luna cubre una zona muy pequeña. Pero debido a la rotación de la Tierra y al movimiento de la Luna, la sombra pareciera generar una franja de obscuridad con una anchura de alrededor de 110 kilómetros. Fuera de esta zona, el eclipse solo cubre parcialmente al disco solar y se denomina eclipse parcial”, detalló.

Además, mencionó que el eclipse del próximo lunes, iniciará a un punto de altamar del Océano Pacífico, se moverá hacia el Este y entrará por la costa de Oregón al norte de los Estados Unidos. Luego atravesará el territorio continental de ese país en una trayectoria oblicua y saldrá por Carolina del Sur, terminando en el Océano Atlántico.

“Para los que estén en la franja de totalidad, la oscuridad durará entre dos y dos y medio minutos. Además de la oscuridad, bajará la temperatura y se sentirá el viento. En resumen, es que es un fenómeno sobrecogedor y muy emocionante”, dijo el investigador.

En la Ciudad de México iniciará cerca de las 12:00 del día y terminará a las 2:30 pm, siendo su máximo a la 1:20 pm, pero no será posible ver la totalidad, ya que será cubierto poco menos de 30 por ciento del disco del Sol. En el norte del país -como en Tijuana-, la cobertura será cercana al 60 por ciento.

Franco recomendó asistir a los eventos que se llevarán a cabo en los planetarios, universidades, colegios del país y en las sedes de la Noche de las Estrellas. En este sentido, señaló: “Es una magnífica oportunidad para que astrónomos aficionados y los científicos transmitamos información a la sociedad, para que ésta pueda apropiarse del conocimiento”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 10 =