Hasta el día de hoy, sólo 27, de los 2 mil 107 exoplanetas descubiertos, han sido fotografiados, mientras que aún existen otros 3 mil 786 candidatos a exoplaneta no confirmados que fueron hallados por el telescopio espacial Kepler, informó Salvador Cuevas Cardona.

“La gran mayoría de exoplanetas detectados, ha sido por métodos indirectos –que son los métodos conocidos como ‘velocidades radiales’ y tránsitos– y muy pocos (sólo 27) por imagen directa. Esta es una de las investigaciones que se realizan en el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Lo que se pretende es ‘cazarlos’ con distintos instrumentos como Frida (acrónimo de InFrared Imager and Dissector for Adaptive optics system), del Gran Telescopio de Canarias”, dio a conocer el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (Fccyt).

Un exoplaneta o un planeta extrasolar es la denominación que recibe un planeta que gira alrededor de una estrella diferente al Sol –por lo tanto, no pertenece al Sistema Solar–, explicó Cuevas Cardona, investigador titular del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Durante la conferencia titulada ¿Cómo tomarle una foto a un exoplaneta?, impartida ante un público de todas las edades en la Casita de las Ciencias, anexa al museo Universum, explicó que la sociedad desde mucho tiempo atrás tiene la creencia de que existen otros planetas fuera del sistema donde habitamos, tan es así, dijo, que incluso ha sido llevado al cine y a las historietas, además de que numerosos estudios científicos lo han confirmado.

Como ejemplo, citó al personaje Luke Skywalker, de la saga mundialmente conocida como “Star Wars”, quien nace en un planeta llamado Tatooine, que es un tipo de astro que cuenta con dos soles, lo que significa que es una estrella binaria y el planeta gira alrededor de ese par de estrellas. Otro ejemplo podría ser el de “Superman”, conocido por muchas de las generaciones actuales; este héroe nació en un exoplaneta llamado Krypton, que es un planeta extrasolar que giraba alrededor de una estrella roja, aunque después fue destruido, según la historieta, contó Cuevas Cardona.

Fue en 1995, que los suizos Michel Mayor y Didier Queloz descubrieron en el Observatorio de la Alta Provenza, ubicado en Francia, mediante métodos de detección indirectos, el primer planeta extrasolar que orbitaba una estrella, al cual se le nombró 51-Pegasi. Es a partir de ese momento que con el instrumento llamado ElodieL y después con otros como Sophie, diseñados para la detección de exoplanetas por el método de velocidad radial, han continuado los esfuerzos por seguir revelando la presencia de estos objetos de nuestro universo.

De los 2 mil 107 exoplanetas de los que se tiene registro, la mayoría son gigantes gaseosos, iguales o más grandes que Júpiter. Se cree que esto se debe al método de detección actual que encuentra más planetas de este tipo que los que son más pequeños, principalmente porque los planetas extrasolares están muy cerca de su estrella huésped y porque son muy débiles en brillo comparados con su estrella, lo que requiere un mayor contraste, dijo el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Métodos de detección de exoplanetas
El método que se utilizó para descubrir el primer exoplaneta es el de velocidades radiales, basado en la detección de variaciones en la velocidad de la estrella central, debido a la cambiante dirección de la fuerza de gravitación, producto de la relación con un exoplaneta a medida que éste orbita la estrella (lo mismo ocurre con nuestro Sol por efecto de Júpiter). Cuando la estrella se mueve hacia nosotros su espectro se torna azul, mientras que al alejarse se torna rojo (a esto se le conoce como efecto Doppler), lo que da una medida de las modificaciones en la posición de la estrella y permite detectar de manera indirecta la presencia de un exoplaneta.

“El efecto Doppler es muy común en la ciudad cuando pasa una ambulancia, mientras más se acerca el tono es más agudo, y mientras más se aleja se oye un tono grave. Lo mismo pasa con la luz, el tono agudo es que la luz se hace azul y el tono grave se hace rojo”, explicó Salvador Cuevas.

El otro método principal en la búsqueda de exoplanetas es el Método del Tránsito, que se basa en el paso de un planeta exactamente entre la estrella y la Tierra durante su órbita. Este método proporciona información más precisa que la anterior sobre la masa y la órbita del planeta permite calcular su tamaño y se puede medir con buena precisión en la Tierra y todavía mejor en el espacio, dijo.

Pero para poder realizar la imagen de un exoplaneta de forma directa se usa un instrumento inventado por Bernard Lyot –el coronógrafo- compuesto por un pequeño ‘disco de ocultación’, colocado en el interior del telescopio, que logra interceptar la imagen de la estrella ocultándola. En la práctica, el instrumento provoca un eclipse artificial que hace que se pueda ver lo que está alrededor de la estrella, indicó el especialista.

La conferencia se llevó a cabo en el marco de los Jueves de Astronomía que organiza de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, institución que forma parte de la Mesa Directiva del Fccyt.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí