Hangzhou, China /PRNewswire/.- En reconocimiento por su trabajo para prevenir las enfermedades contagiosas, incluido el mortal virus de la influenza aviar H7N9, un equipo encabezado por la profesora Li Lanjuan fue distinguido con el Gran Premio de los Premios Nacionales a los Avances Científicos y Tecnológicos de China el 8 de enero de 2018.

Miembro de la Academia de Ingeniería china (CAE), Li se desempeña como directora del Laboratorio Estatal Clave para Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Contagiosas en el Primer Hospital Afiliado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Zhejiang (ZJU).

El Premio corresponde al de mayor nivel de reconocimiento por desempeño en tecnología en el país. Li y su equipo establecieron un innovador modelo para prevención y tratamiento de enfermedades epidémicas, logrando prevenir y controlar con éxito el contagio del virus de la influenza aviar H7N9 en 2013. Fue la primera vez que científicos chinos contuvieron independientemente una epidemia de proporciones.

El método de Li no sólo evitó la recurrencia del trágico brote del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (Srag) de 2003, sino que desde entonces ha contribuido a proteger a China contra brotes globales recientes de virus como el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (Srom) y el virus del Zika. Lo más importante fue su notable desempeño cuando el combate del virus del Ébola permitió que este nuevo método tuviera un impacto global. El método, creado por Li y su equipo, fue elogiado como ejemplo a seguir internacionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otros tres proyectos encabezados por profesores de ZJU también fueron distinguidos con un Premio de Ciencia y Tecnología 2017. De acuerdo con el Ranking de Shanghái, en los últimos cinco años, la Universidad de Tsinghua ha sido líder a nivel nacional con 37 premios nacionales de ciencia y tecnología, seguida por ZJU, la Universidad de Xi’an Jiaotong y la Universidad de Pekín.

Fundada en 1897, ZJU es una de las más antiguas instituciones de educación superior modernas en China y se ha convertido en una de sus principales universidades. La más reciente versión de la estadística ESI (Essential Science Indicators) posiciona a ZJU en el 1% global en 18 disciplinas y entre los 100 primeros en otras siete disciplinas, además de situarla segunda entre las universidades de China.

“La innovación siempre ha sido el alma y la ventaja competitiva clave de nuestra universidad en su búsqueda para transformarse en una institución de primer nivel”, declaró el profesor Wu Zhaohui, presidente de ZJU. “En los últimos años, la Universidad de Zhejiang se ha fortalecido en un amplio espectro de campos únicos, nutriendo una gran cantidad de investigación científica significativa en el ámbito internacional”.

La publicación académica Reporte Estadístico sobre Ciencia y Tecnología en China de 2016, emitida por el Instituto de Ciencia y Tecnología de la Información de China, clasifica a ZJU en el primer rango a través de numerosas listas de instituciones de educación superior nacionales. Por otro lado, 6.231 publicaciones académicas atribuidas a ZJU han sido indexadas por el Science Citation Index (SCI), lo que la hace líder en China. ZJU también ostenta la mayor cantidad de patentes de invención que cualquier otra universidad del país: 1,738.

“Tenemos muchos equipos innovadores similares a los de Li”, explicó el profesor Yan Jianhua, vicepresidente de la universidad. En la nación se ha registrado un evidente cambio de enfoque que favorece nutrir el desarrollo impulsado por la innovación en los últimos años. Al aspirar a perfeccionar su diseño de primer nivel, promover la investigación en su etapa básica y la industrialización de alta tecnología, China ha estado tratando de crear un ecosistema que sea conducente a la innovación tecnológica. Por consiguiente, los investigadores en instituciones de educación superior han sido incentivados para ser más activos, emprendedores e innovadores.

El reciente Reporte de Monitoreo sobre Capacidad de Innovación en Universidades Chinas del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China reveló que este cambio de política ha logrado que las universidades chinas redireccionen su expansión física hacia el desarrollo cualitativo, lo que conduce a un rápido crecimiento en innovación científica y tecnológica. El reporte destacó particularmente las medidas para mejorar la capacidad para cumplir este objetivo, cultivar talento que prospere y canalizar estas medidas hacia un producto significativo.

La lista de los Principales Diez Avances Científicos y Tecnológicos de Universidades Chinas en 2017, elaborada por el Ministerio de Educación, destacó un equipo encabezado por el profesor Chen Yunmin de ZJU, que desarrolló un sistema dinámico para probar la seguridad de trenes de alta velocidad.

Al desarrollar un método para evaluar el asentamiento de las vías férreas, ellos abordaron las dificultades para reparar vías sin suspender los servicios ferroviarios y ya han tenido un impacto a través de todo China. La aplicación de éste se puede observar en la construcción y mantenimiento de las vías férreas de Jinghu (Beijing-Shanghái), Huning (Shanghái-Nanjing) and Huhang (Shanghái-Hangzhou), así como en los sistemas de trenes subterráneos de ciudades como Hangzhou y Ningbo. Tales avances tecnológicos tendrán implicaciones de largo alcance en momentos en que China se abre al ámbito global para construir una comunidad con futuro compartido.

“La innovación es el mayor motor del desarrollo”, enfatizó Wu. “Las universidades deben ser una fuente de fortaleza y un motor que dirija el desarrollo orientado a la innovación”.

Considerando que el impacto tecnológico del país está repercutiendo a nivel global, Wu cree que, a futuro, ZJU quedará posicionada a la vanguardia internacional del desarrollo, expandiendo su capacidad para desafiar las fronteras existentes e incrementar su capacidad para servir a la sociedad, mientras las universidades siguen compitiendo por el liderazgo en China.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − trece =