Estados Unidos apoya la era de los vuelos espaciales privados

0
20

ShareAmerica

El emprendimiento aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, recientemente disfrutó de una gran cobertura de noticias durante su lanzamiento del cohete más potente del mundo, pero esta no será la única firma espacial innovadora en llegar a las noticias. Muchas empresas privadas con sede en Estados Unidos están participando en la carrera espacial, y la administración Trump pretende ayudarles a ganar.

“Miles de empresas en todo el país trabajan hoy en sistemas de exploración del espacio exterior de Estados Unidos”, dijo el vicepresidente Pence en una reunión del Consejo Nacional Espacial el 21 de febrero. En cada uno de los 50 estados de Estados Unidos, dijo Pence, “hay hombres y mujeres trabajadores que se levantan todos los días para ayudar a construir los cohetes, satélites y naves espaciales más avanzados del mundo”.

Por ejemplo, mientras que SpaceX envía con éxito satélites y carga a la órbita, reutilizando sus cohetes de refuerzo, el líder de Amazon.com, Jeff Bezos, está probando cohetes reutilizables que espera que transporten humanos. Y Eren Ozmen de la Corporación Sierra Nevada tiene planeado ofrecer a los países en desarrollo vuelos al espacio con una nave espacial llamada “Dream Chaser” (seguidor de sueños).

Mientras que algunas empresas estadounidenses están preparadas para el turismo espacial, otras fabrican aeronaves capaces de lanzar satélites en vuelo. Las empresas privadas están enviando satélites, algunos no más grandes que cajas de zapatos, para ayudar a las comunidades afectadas por desastres naturales a comunicarse con el resto del mundo. Las empresas estadounidenses envían regularmente experimentos a la Estación Espacial Internacional.

Además de toda esa actividad del sector privado, los socios contractuales privados con los militares están ayudando a fortalecer las capacidades de seguridad nacional en el espacio.

Apoyo del gobierno
El recientemente reconstituido Consejo Nacional Espacial anunció que transformará el proceso de concesión de licencias para los lanzamientos espaciales para impulsar la innovación.

“El régimen actual de concesión de licencias de lanzamiento está plagado de barreras gubernamentales gravosas”, dijo Pence. “El gobierno ha conseguido reciprocidad de las licencias de conducir a través de las fronteras estatales. No hay razón para que no podamos hacer lo mismo con los cohetes”.

Pence recomendó que dos agencias gubernamentales, el Departamento de Transporte y el Departamento de Comercio, simplificaran las regulaciones para apoyar aún más el crecimiento de la industria espacial privada.

“Necesitamos una agenda de comercio espacial orientada hacia el futuro y un régimen regulador de apoyo”, dijo el secretario de Comercio Wilbur Ross, al prometer ser la” ventanilla única” que la industria necesita para prosperar.

Crecimiento futuro
Un informe 2017 del grupo Bank of America Merrill Lynch predice que la industria espacial comercial aumentará a ocho veces su tamaño actual en las próximas tres décadas. El informe calcula que el mercado se situará en 2,7 billones de dólares en 2045, ya que las empresas privadas harán aún más accesibles los vuelos espaciales. “Estamos entrando en una era emocionante en el espacio en la que esperamos más avances en las próximas décadas que a lo largo de la historia humana”, afirma el informe.

De acuerdo con Bhavya Lal, del Instituto de Políticas de Ciencia y Tecnología, un centro de investigación y desarrollo financiado por Estados Unidos, Estados Unidos es la primera potencia espacial en la actualidad. Al fomentar la industria, Estados Unidos continuará liderando, dijo Lal. Considera que Estados Unidos tiene una ventaja competitiva fundamental: “un ecosistema de innovación que premia la creatividad, el espíritu empresarial y la asunción de riesgos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + dieciseis =