Efectos de la tormenta magnética que llegará a la Tierra, mañana

0
85

Mañana tendrá lugar una tormenta magnética, fenómeno natural poco conocido, pero normal. Los vientos solares podrían causar molestias físicas en las personas, pero la magnetósfera, el campo magnético terrestre, minimiza los efectos de este fenómeno, según el portal informativo digital mexicano Sin Embargo.

El informativo dijo que “este viernes 13 de octubre, la Tierra sufrirá los efectos de una tormenta magnética provocada por viento procedente del Sol. ¿Qué consecuencias acarreará ese fenómeno?, se pregunta.

La tormenta magnética se define como una variación temporal transitoria, irregular y considerable del campo magnético terrestre, que ocurre sobre una extensa área del globo terrestre. Las variaciones son más grandes, más rápidas y más irregulares que las variaciones diarias del campo magnético. La tormenta de mañana, de magnitud 4 en una escala de 10, se extenderá hasta el 14 de octubre y el campo magnético terrestre podría sufriría alteraciones desde el 12 al 15 de este mes.

Si bien esta incidencia no afectará al clima, podría provocar fallos en los dispositivos electrónicos de navegación o telecomunicación y, por tanto, aumentar el riesgo de accidentes.

Una tormenta magnética es fruto de la reacción de nuestro planeta a las erupciones del Sol, que nos llegan en forma de viento solar. Así, ese astro expulsa miles de millones de partículas, que son capaces de alcanzar la Tierra al cabo de pocos días.

La magnetósfera, el campo magnético terrestre, minimiza los efectos de este fenómeno para que ese plasma solar no produzca “efectos catastróficos” y los seres humanos “siempre coexistieron con las tormentas magnéticas, incluso cuando desconocían “la actividad solar y el campo geomagnético” de nuestro planeta, explicó el astrónomo Serguéi Popov.

Las personas más sensibles a estas manifestaciones meteorológicas tendrán más opciones de sufrir molestias físicas, desde dolores de cabeza hasta nerviosismo, irritabilidad, agotamiento o ansiedad.

Popov reconoce que “resulta imposible predecir con exactitud la manera en que esa tormenta nos puede afectar” y asegura que, para estar más seguro, hay que tener en cuenta tanto su magnitud como “la temperatura ambiente y la presión atmosférica” durante los días que dure el fenómeno.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí