Bruno Lobo, especialista en ciberseguridad, lanza una guía ejecutiva sobre ransomware

0
21

Ciudad de México, 7 de junio de 2022.– Bruno Lobo, director general de Commvault Latinoamérica y especialista en ciberseguridad, ha planeado la publicación de una serie de libros sobre gestión y seguridad de datos. El primer volumen, titulado «¿Preparado para el ransomware?» está disponible desde el 30 de mayo en la plataforma de libros electrónicos Amazon Kindle en tres versiones (inglés, español y portugués). A lo largo del año, el ejecutivo publicará otros dos trabajos más, uno de ellos centrado en el concepto de ‘Dark Data’ y otro sobre el factor humano en la ciberseguridad.

Licenciado en Ciencias de la Computación por Universidad de Petrópolis (Brasil) y MBA por la Fundação Instituto de Administração, Bruno Lobo es desde julio de 2019 director general de Commvault Latinoamérica, tras dos años como country manager en Brasil. Cuenta con una trayectoria de más de 20 años en el segmento de la gestión y protección de datos, con la creación de subsidiarias locales y operaciones regionales para multinacionales líderes como Veritas, EMC o la propia Commvault.

De fácil lectura, «¿Preparado para el Ransomware?» tiene como objetivo ayudar a los legos y expertos en ciberseguridad con consejos sobre cómo identificar, prevenir y también tratar situaciones de ataque. El libro es el resultado de más de dos décadas de experiencia del informático al interactuar con clientes en los más diversos segmentos de mercado y tamaños de empresa, brindando un enfoque claro y objetivo de los temas principales cuando se habla de ciberataques y ransomware.

Además de explicar en detalle la anatomía de un ataque, el libro también aborda temas relevantes como las ‘Arquitecturas Zero Trust’, los tipos de ransomware más conocidos o las mejores prácticas sobre cómo actuar tras un ataque, así como nuevos conceptos como RaaS (ransomware como servicio).

“Es una guía más ejecutiva que técnica, que tiene como objetivo alertar e informar a las empresas sobre el riesgo inminente de ciberataques y sobre cómo enfrentarlos”, comentó Lobo. “Según datos de una encuesta en EEUU en 2021, la duración media de una interrupción tras un ataque de ransomware es de 22 días, lo que demuestra que cuando la red o las aplicaciones fallan inesperadamente, el tiempo de inactividad tiene un impacto directo en los resultados y en las operaciones”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí