Ciudad de México, 2 de agosto de 2021.- La pandemia ha puesto un punto de inflexión en el sector turístico y ha traído consigo cambios clave para la industria y los consumidores. Hoy en día, los viajes sostenibles se han convertido en una prioridad para los turistas, ya que la meta de preservar el planeta y pensar en las futuras generaciones es una creciente necesidad.

Según el último informe de Viajes Sustentables 2021 de Booking.com, en donde se recopiló la información de 29 mil viajeros de 30 países, más de la mitad de los encuestados afirmaron que la crisis por Covid-19 ha despertado las ganas de viajar de una forma más sostenible y que a la hora de decidir dónde hospedarse, se inclinan por aquellos lugares que son amigables y responsables con el medio ambiente.

Sin lugar a dudas, la arquitectura sostenible juega un rol fundamental, ya que no solo se trata de construir con materiales eficientes, sino de cuidar que los procesos de edificación tengan el menor impacto en la naturaleza. “Desde hace 7 años, en Club Med Cancún contamos con el área Agua Marina, un espacio creado a partir de la naturaleza. Con 3 pisos de altura, este referente arquitectónico es una muestra de cómo podemos adaptarnos a nuestro alrededor, con libertad de diseño, sin dejar de proteger la flora y fauna, como lo es el Gran Arrecife Maya, el segundo más grande del mundo”, explicó Ryan Servin, resident manager Club Med.

Otro de los grandes aciertos arquitectónicos de Agua Marina es el diseño de sus habitaciones que cuentan con ventanas amplias y vidrios de baja emisividad, además de acceso directo a la playa, lo que permite que las habitaciones cuenten con menor irradiación de calor y así, se pueda reducir el uso del aire acondicionado.

“Adaptarnos a entornos con ventanas grandes permiten que los huéspedes disfruten de una mejor circulación del aire, además de la entrada de luz natural, que tiene un impacto directo en la disminución del tiempo de encendido de las luces al interior de las habitaciones”, afirmó Servin.

Para garantizar los más altos estándares de calidad a los visitantes, Club Med Cancún cuenta con la certificación Green Globe que corrobora que las operaciones sean sostenibles. La cadena hotelera también confirma su compromiso con el cuidado y la preservación del planeta mediante otras prácticas, como es el programa de excursión responsable, diseñado para promover el turismo sostenible de la región.

“Nuestro trabajo ha permitido consolidarnos como una cadena hotelera verde en donde prima la sustentabilidad y las buenas prácticas ecosostenibles. Somos conscientes de la importancia de continuar evolucionando y transformando nuestras operaciones y, por ello, la promesa es continuar brindando las mejores experiencias junto al diseño y la organización de unas vacaciones familiares sustentables que maravillen a nuestros huéspedes”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciseis + 17 =