Ciudad de México, 15 de julio de 2020.- El presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (Cnog), Oswaldo Cházaro Montalvo, se solidariza con la postura de los ganaderos de Estados Unidos en contra de la campaña publicitaria que engaña a los consumidores de hamburguesas.

Aunque la organización ganadera (la más más importante de su género, en México) no especifica exactamente cuál es esa campaña, indiscutiblemente se trata de la iniciada ayer por Burger King donde anunció una nueva dieta para las vacas, en la que se incluyen 10 grados de té de limón en su pastura diaria para bajar la emisión de metano que arrojan las vacas cuando se echan flatulencias.

La cría y engorda de ganado bovino, dice la Cnog, origen de la carne que se consume en el mundo, ha sido constantemente atacada por grupos ambientalistas atribuyéndole desmedidamente su participación en la emisión de gases de efecto invernadero y del cambio climático global.

Por esta razón, la Asociación Nacional de Ganaderos de Estados Unidos (Ncba) ha reaccionado a la campaña publicitaria de una cadena de distribución de hamburguesas (Burger King), basada en un estudio mal sustentado que tergiversa la biología bovina.

En efecto, los participantes en la conferencia de ayer reconocieron que utilizar más del 10 por ciento de té de limón en la alimentación diaria de las vacas podría afectar a su desarrollo general y, por lo mismo, esa era la dosis más indicada para no dañarlas.

Ante ello, la Cnog se solidariza con la postura y mensaje de la Ncba, rechazando las opiniones sin sustento científico y “ratificamos nuestra preocupación como ganaderos en desarrollar nuestras actividades con el mayor cuidado a los recursos naturales, sociales y económicos, que son el medio para nuestra actividad productiva y satisfacción de la demanda de los consumidores”.

Los ganaderos estadounidenses afiliados a la Ncba están decepcionados con los restaurantes de hamburguesas de su país por lanzar una campaña de relaciones públicas engañosa, cuando pueden desempeñar un papel vital para ayudar a mejorar la sostenibilidad de la carne y reducir su huella ambiental.

Consultado un alto funcionario de la Cnog sobre tal decisión, comentó que, en el fondo, se trata de la lucha de quienes impulsan una dieta vegana contra la dieta cárnica, una pugna que tiene pocos años de haberse iniciado y cuya versión más acabada fue la lucha que sostuvieron en materia láctea contra las llamadas fórmulas lácteas (la mayor parte de origen vegetal, pero que se anunciaba con leche común) contra los productos lácteos eminentemente de origen animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí