ShareAmerica

El pez payaso, como cualquier otra estrella en la exitosa película de dibujos animados “Buscando a Nemo” está en riesgo por el daño ambiental que se inflige a nuestros océanos. Como el pez payaso, los arrecifes de coral, de los que dependen, para protegerse de los depredadores como tiburones y anguilas, están amenazados por la acidificación del océano debido al aumento de las emisiones del dióxido de carbono.

Conectar la salud con la pesca responsable
Los líderes mundiales están reconociendo los efectos del cambio climático, de la sobrepesca y de otros peligros para nuestros océanos. En 2014, el secretario de Estado, John Kerry, describió cómo la contaminación y la pesca ilegal pueden dañar los ecosistemas del océano y ponernos en peligro a todos. “La conexión entre un océano saludable y la vida misma de cada persona en la Tierra no puede exagerarse”, dijo.

Como dijo Kerry “mucha gente no percibe el hecho de que la mitad de la población del mundo, la mitad, depende del pescado como una importante fuente de proteína animal. Pero si no comenzamos a cuidar mejor las pesquerías y las áreas marinas, entonces todo esto no podrá ser así mucho más tiempo”.

Preservar los ambientes marinos
Además, el presidente Obama firmó una proclama el 26 de agosto que cuadriplica el tamaño de un monumento oceánico establecido originalmente por el presidente George W. Bush en 2006. El Monumento Nacional Marino Papahanaumokuakea frente a las costas de Hawái abarcará 1.508,870 kilómetros cuadrados, más del doble del tamaño de Texas.

“Este realmente es un asunto de protección. También es un asunto de responsabilidad generacional”, dijo Kerry. “Tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que nuestros hijos y sus familias, y el futuro, tengan el mismo océano que sirva de la misma manera en que lo tenemos nosotros, no es para abusar de él sino para ser preservado y utilizado”.

Haz tu parte
Cada uno de nosotros, cada día, debe tomar medidas y elegir opciones que puedan ayudar al océano, desde reducir y reciclar nuestra basura a la compra de alimentos marinos sostenibles y etiquetados correctamente, hasta reducir nuestro uso general del carbono. La Administración Nacional de Asuntos Oceánicos y Atmosféricos (Noaa) tiene sugerencias sobre las maneras para reducir el impacto ecológico, desde el uso de lámparas con energía eficiente a la divulgación de información sobre la contaminación marítima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí