Ráfaga: En Tabasco, inundados. En el Valle de México, racionados

0
19

Jorge Herrera Valenzuela
Twitter / Facebook

Ciudad de México, 26 de noviembre de 2020.- Hace muchos años en un concurso de oratoria celebrado en el Anfiteatro Bolívar, de la Escuela Nacional Preparatoria 1, Unam, el estudiante Carlos Hidalgo Cortés aseveró con mucha firmeza que “México es un país de contrastes”. Me vino a la mente esa frase, porque en este pandémico 2020 hay miles de familias que llevan un mes con el agua hasta el cuello, han perdido sus casas y lo que en ellas había, carecen de alimentos y de atención médica, mientras que en la Ciudad de México se anunció el lunes pasado que alrededor de 585,000 personas padecerán restricción en el suministro de agua desde el sábado 28 de este mes hasta las dos primeras semanas de enero de 2021.

Esa es la realidad que estamos viviendo. En varios municipios de Tabasco, que ya no es un Edén, se desfogó el agua de una presa y la autoridad presidencial ordenó que no se inundará la capital, Villahermosa. Como dicen en mi pueblo, salió peor el remedio que la enfermedad. Lo importante será que los gobiernos (federal, estatal y municipal) hagan obras materiales para que no se repitan esas inundaciones anuales. Es hora de trabajar, no de criticar.

En el sureste los tabasqueños al igual que pobladores de Chiapas y de Veracruz padecen serios problemas, las lluvias rebasaron ríos y presas, en tanto que en el Sistema Cutzamala las pocas lluvias dejaron semivacías las presas y, por ello, se aplicará un programa restrictivo en la diaria dotación del indispensable líquido.

Para atender las necesidades de los habitantes de 13 Alcaldías de la Capital Mexicana y de 13 municipios mexiquenses, se informó oficialmente, se requieren 675.2 hectómetros cúbicos de agua y hay un déficit de 140.7. Cada hectómetro equivale a un millón de metros cúbicos. El agua procede de las presas ubicadas en Villa Victoria y Valle de Bravo, Estado de México, y El Bosque, que se encuentra al sur de la ciudad de Zitácuaro, Michoacán.

44 horas sin agua, semanalmente
De acuerdo con el proyecto, que se convertirá en programa, la reducción en el abastecimiento de agua potable, en las Alcaldías capitalinas y en los 13 Municipios mexiquenses, incluida la capital choricera, Toluca, se sujetarán a los siguientes días y horarios: martes, de las 00 horas a las 12:00; sábados, las 24 horas y domingos de las 00 a las 08:00. Es decir que la gente debe prevenirse para el lapso mayor que es de la media noche del viernes a las 8 de la mañana del domingo.

La información señala que la reducción, los martes abarcará medio día y se regularizará el suministro lunes, miércoles, jueves y viernes. El Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Sacm, pondrá a disposición de los usuarios 545 pipas y 59 garzas a efecto de atender la demanda, llamando al teléfono 55 5654 3210. Esperemos que sí haya quien conteste… El abastecimiento seguramente no implicará pago alguno.

Alcaldías y municipios
Quedan fuera del programa tres demarcaciones: la superpoblada Gustavo A. Madero, la turística Xochimilco y la más alejada de la Plaza de la Constitución, el Zócalo, una de las tres rurales, Milpa Alta, la de los tradicionales moles rojos y los tamalitos. Parcialmente, se aplicará la reducción en las sureñas Tlalpan y Magdalena Contreras. En la primera, la zona de Ajusco Medio, Padierna y la colonia Miguel Hidalgo; San Nicolás Totolapan, en la segunda.

Las once restantes son: Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Cuajimalpa, Iztapalapa, Iztacalco, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza y Tláhuac.

Además de Toluca, la medida oficial afectará a los municipios de Atizapán de Zaragoza, Huixquilucan, Naucalpan de Juárez, Nicolás Romero, Tlalnepantla de Baz, Cuautitlán Izcalli, Coacalco, Tultitlán, Ecatepec de Morelos, Tecámac, San Agustín Acolman y Ocoyoacac.

Sugerencias a los usuarios
Enterados de lo anterior, la Comisión Nacional del Agua, la respectiva del Estado de México y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, hacen las siguientes recomendaciones o sugerencias, con el propósito de que se reduzca el consumo de agua:

1.- Detectar y reparar las fugas en los sanitarios y en accesorios hidráulicos.
2.- Captar y reutilizar el agua de la regadera. Bañarse en cinco minutos.
3.- Reutilizar el agua de la lavadora.
4.- Usar un vaso de agua para lavarse los dientes.
5.- Evitar el riego, con agua potable, de los jardines.

A eso agregue que, para lavar el automóvil, el patio de la casa y la banqueta no gaste más de una cubeta de 10 litros. Y procure captar y utilizar agua de lluvia. Nada se apuntó respecto a las fugas de agua en la vía pública.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × 1 =