Ciudad de México, 2 de octubre de 2019.- México refrendó con las naciones y las organizaciones representadas en la Red Internacional de Organismos de Cuenca (Rioc), su compromiso de trabajar para avanzar hacia la consecución de la seguridad hídrica, en beneficio de la población y del medio ambiente.

Así lo hizo el subdirector general de Administración del Agua de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Eugenio Barrios Ordoñez, quien participó en la 11ª Asamblea General Mundial de la Rioc y la Cumbre Internacional de Marruecos sobre la Seguridad del Agua bajo el tema: «Para una gestión participativa e innovadora de la cuenca».

En ese evento, México entregó la Presidencia Mundial de la Rioc al Reino de Marruecos, representado por Abdelkader Amara, ministro de Equipamiento, Transporte, Logística y Agua.

Durante la ceremonia de entrega de la Presidencia que Conagua asumió durante la 10ª Asamblea de la Rioc, que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán, en 2016, Eugenio Barrios señaló que para superar los grandes retos en materia de agua, se requiere fortalecer las capacidades y mejorar la gestión de los recursos hídricos, de tal manera que se logre un enfoque interdisciplinario, bajo una gestión social que construya una gobernanza informada sin dejar a nadie atrás.

El funcionario de la Conagua hizo énfasis en que, en el ámbito de la gestión de los recursos hídricos, la conservación de la biodiversidad es una estrategia que fortalece y complementa la atención de la pobreza y el crecimiento económico, pues el agua es un recurso clave para la seguridad alimentaria, salud, prosperidad y seguridad humana.

Bajo esta premisa, México construye el Programa Nacional Hídrico para el periodo 2019-2024, centrado en la atención a las cuencas más vulnerables, que es donde generalmente viven las personas más desprotegidas.

Aseveró que en estos tiempos y ante los grandes retos ambientales, potenciados por el cambio climático, es obligatorio hacer una reflexión profunda sobre la dimensión humana de la gestión del agua, conjuntamente con organismos sociales, comunidades y grupos originarios, lo cual permitirá entender la presencia del agua en todas las manifestaciones culturales. “Es así que la seguridad hídrica debe basarse en la generosidad y la solidaridad entre personas, pueblos, países y regiones del mundo”, indicó.

En ese contexto, afirmó, desde la Rioc se busca construir bases para una acción mundial que permita a las comunidades políticas, científicas, empresariales y sociales, lograr la seguridad hídrica en sus diferentes escalas y contextos.

Barrios concluyó señalando que la seguridad hídrica implica que el agua se gestione de una forma sostenible a través de todo el ciclo hidrológico, con un enfoque interdisciplinario para que contribuya al desarrollo socio-económico y refuerce la resiliencia social a los impactos ambientales e hídricos, sin poner en peligro la salud actual y futura de las poblaciones y los ecosistemas, lo cual, sólo puede darse mediante el manejo por cuencas, sean estas nacionales, regionales o transfronterizas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =