Ciudad de México, 4 de septiembre de 2020.- Con el fin de informar el inicio del proyecto Agua Saludable para La Laguna, Germán Arturo Martínez Santoyo, director general del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), convocó a los presidentes de los 17 módulos que conforman el Distrito de Riego 017, correspondiente al río Nazas, así como a representantes de los gobiernos, federal y de los estados de Coahuila y Durango.

En la reunión, Santoyo Martínez presentó las problemáticas del arsenicismo, que aqueja a una parte de la población de la región, y del abatimiento de los acuíferos; la necesidad de construcción de infraestructura, así como las facultades de este organismo para evitar el clandestinaje y la perforación irregular de pozos.

Los presidentes de los módulos del Distrito de Riego 017 expresaron apoyo a la Conagua para concretar el proyecto, para lo cual presentaron las siguientes propuestas:

• Convenir la transferencia de volúmenes de agua.
• Revisar y construir infraestructura de riego, para evitar pérdidas de agua y eficientar la producción.
• Realizar reuniones periódicas para revisar el avance de las propuestas.

Martínez Santoyo agradeció el apoyo a este proyecto para la Región Lagunera y reiteró el mensaje enviado por el presidente de la República, al señalar que “Nada por la fuerza, todo por la razón”.

El arsénico y la Comarca Lagunera
El arsénico, cuyo símbolo es As, número atómico 33 y masa Atómica relativa 74.92, se trata de un elemento químico de la tabla periódica que pertenece al grupo de los metaloides, que se puede encontrar de diversas formas, aunque raramente, en estado sólido.

Tiene diversos usos industriales en la actualidad, tanto en sí como en sus compuestos, especialmente el anhídrido, usado para producir pesticidas, productos de madera tratada, herbicidas e insecticidas. Al calentarse en el aire, su olor puede detectarse en minerales como el arseniuro. Sus compuestos se asemejan en algunos aspectos a los del fósforo, que ocupa el mismo grupo de la tabla periódica.

Una de sus variedades está presente en los circuitos eléctricos, pues es un excelente semiconductor de la energía eléctrica, siendo aplicado a nivel de LEDs. El disulfuro es un importante componente de juegos pirotécnicos y el trióxido de arsénico se suele emplear en la industria del vidrio para decolorarlo.

Uno de los mayores peligros del arsénico sucede cuando contamina los cursos de agua en forma grave, porque puede traer muy malas consecuencias para seres humanos, animales y plantas, por lo cual el tratamiento de las aguas contaminadas con arsénico no solo es difícil, sino también caro. Según algunos estudios, su exposición a este elemento incrementa el riesgo en los seres humanos de sufrir cáncer de piel, vejiga, pulmón, riñón e hígado, y enfermedades cardiovasculares.

La Comarca Lagunera, región septentrional de México, que comparten los Estados de Coahuila y Durango, es la zona más más documentada de las existen con este problema en el país. La Norma Oficial Mexicana indica que el agua es potable si contiene menos de 25 microgramos de arsénico por litro de agua o 25 mg/l, y la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es que el agua con arsénico por encima de los 10 mg/l no es potable. Reportes oficiales indican que en la colonia Senderos de Torreón, Coahuila, podría haber aguas contaminadas por encima de lo permitido con concentraciones superiores a los 90 microgramos de arsénico.

De acuerdo a diversos estudios la causa del arsenicismo en La Laguna es un sustrato rocoso que provoca que los mantos acuíferos profundos contengan concentraciones altas de arsénico y flúor. La sobreexplotación de los acuíferos por parte de la agricultura de la alfalfa ha provocado que se extraiga agua fósil con altos contenidos de esos elementos.

La única solución sustentable y de largo plazo a este problema es un manejo integral de las cuencas de los ríos Nazas y Aguanaval que lleven al resurgimiento de los humedales que purifican el agua y reinstauran el equilibrio de los acuíferos, lo que implicaría, entre otros aspectos, controlar la minería en la cuenca alta, realizar programas de conservación de suelo y agua incluyendo reconversión de tierras agrícolas abandonadas en la cuenca media y mejores prácticas agrícolas y ganaderas en la parte baja, lo que incluye redimensionar la importante cuenca lechera, entre las más importantes acciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí