Guerras del agua: El caso presa Palo Blanco

0
103

Ciudad de México, 1 de mayo de 2022.- En relación con diversas posturas que se han difundido en días recientes sobre una supuesta orden del Organismo de Cuenca Río Bravo (Ocrb) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que sea demolida de inmediato la presa Palo Blanco, en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila (norte), se formulan las siguientes precisiones:

● Es incorrecto que el Ocrb haya ordenado la demolición de dicho embalse (que es operado por el Gobierno del Estado de Coahuila, a través de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento de Coahuila).
● Lo que ocurrió fue la reiteración de que es indispensable realizar un “tajo o escotadura en la cortina para restituir las condiciones naturales de escurrimiento, dada la situación de riesgo prevaleciente hacia aguas abajo de dicha presa”.
● Dicho exhorto fue realizado inicialmente en 2015, cuando el Consultivo Técnico de la Subdirección General Técnica de la Conagua supervisó dicha obra, determinando que “este embalse no es estructuralmente apto para recomendar trabajos de adecuación con el propósito de reducir riesgos a niveles admisibles”.
● Por lo tanto, en ese entonces se determinó que la obra debía ponerse fuera de servicio de inmediato, en tanto no se realizaran las obras de seguridad y corrección señaladas.
● En 2010, durante el huracán Alex, el embalse alcanzó su nivel máximo histórico a la elevación 1,376.75 metros sobre el nivel del mar, generándose una descarga del vertedor que erosionó obras de la estructura aguas abajo.
● Adicionalmente, la presa presenta grietas transversales en su margen derecha y longitudinales en la corona de asentamientos de la cortina, mismas que se presentaron inmediatamente después de su construcción.
● La presa Palo Blanco fue construida sin autorización o permiso de la Conagua, por lo que aún no se ha iniciado un procedimiento administrativo sancionatorio en contra de quien resulte responsable; sin embargo, de no atender los señalamientos, se procederá conforme a las disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales vigente
● La presa se localiza en la cuenca del río San Juan y existe una veda por tiempo indefinido publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) desde el año 1952, estas aguas si bien están consideradas en el tratado de 1944, no es un cauce tributario considerado en la contabilidad.

La actuación de la Comisión Nacional del Agua tiene el único interés de garantizar condiciones de seguridad a la infraestructura hidráulica, con el objetivo de que no haya afectaciones a la población aledaña.

Piden habitantes y legisladores locales no demolerla
Según información periodística del diario La Voz, de Saltillo, capital del Coahuila, los diputados locales de Coahuila hicieron un llamado a la Comisión Nacional de Agua (Conagua), para que reconsidere el ordenamiento de la destrucción de esta presa y evitar un posible impacto ambiental, siendo afectados los habitantes del Municipio de Ramos Arizpe y de la Región Sureste de Coahuila.

La reportera Hilda Sevilla indica en su nota informativa que “esta petición a la Conagua la hará el Congreso del Estado, en atención a un punto de acuerdo presentado por la diputada Claudia Elvira Rodríguez Márquez, mismo que fue aprobado por mayoría de votos en la octava Sesión del Primer Periodo Ordinario”.

Agrega que Rodríguez Márquez, en la exposición de motivos del punto de acuerdo, señala que el gerente local de la Comisión (Conagua), Guillermo Barrios Gutiérrez, argumenta que esta presa fue construida, hace 17 años, sin permiso de la Conagua, y, por ello, urgió demoler esta obra hidráulica.

“Palo Blanco”, ubicada al norte del municipio de Ramos Arizpe, fue inaugurada el 21 de febrero de 2005 por el entonces gobernador (coahuilense) Enrique Martínez y Martínez, en un acto en el que estuvo presente quien fuera director general de la Conagua, Cristóbal Jaime Jáquez.

Mencionó que a partir de su construcción, en Palo Blanco se formó un pequeño ecosistema, pues a ese lugar llegan aves migratorias y diferentes especies de fauna silvestre, para abrevar; además, hay peces y, por ello, en temporadas, se practica la pesca deportiva y se reproducen diferentes especies de flora.

Afirmó que la demolición de este embalse traerá daños ecológicos a corto, mediano y largo plazo, pues afectará a la fauna y flora del lugar que se ha alojado ahí porque siempre encuentra agua y se perderá un lugar para convivir con la naturaleza.

Rodríguez Márquez dijo que por lo anterior la Asociación Civil denominada “Amigos de Palo Blanco”, en conjunto con grupos voluntarios, enviará a la Conagua la petición de que no sea demolida, en atención a quejas de vecinos de ese lugar. La petición se hará llegar a esta Comisión Nacional por conducto de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento de Coahuila, Ceas, petición a la que se sumará el exhorto del Congreso del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí