Los altos índices de crecimiento poblacional provocan que la demanda energética del planeta crezca, el problema es que tenemos una distribución muy inequitativa de la misma, dio a conocer el Instituto Consultivo Científico y Tecnológico (Iccyt).

Vivimos una fuerte crisis energética a nivel global porque nuestras principales fuentes de energía se basan en hidrocarburos y petróleo. Es por ello que investigadores en todo el mundo se están dando a la tarea de encontrar fuentes alternativas de la misma.

En la plática “Geotermia: energía de la Tierra” que se realizó en el marco del programa Conferencias con especialistas del Museo de la Luz, Jorge Alejandro Wong Loya explicó cómo la energía geotérmica no solo es renovable, sino amistosa con el planeta.

La geotermia es una alternativa bastante viable para alcanzar la sustentabilidad. A diferencia de las fuentes solar, eólica e hidráulica que requieren que haya sol, viento y agua suficientes para poder generar energía, la geotermia se apoya de la temperatura de la tierra, que siempre es constante.

De acuerdo con el investigador, los altos índices de crecimiento poblacional han hecho que la demanda energética del planeta crezca, el problema es que tenemos una distribución muy inequitativa de la misma; el 80 por ciento de la población solo consume el 23.4 por ciento de la energía que se gasta.

Otro gran problema es que “nos estamos acostumbrando a consumir alimentos industrializados, lo que nos obliga a usar más energía de la que se usaba antes; y en casa, la mayoría de nosotros desperdiciamos muchísima energía eléctrica y de gas”, comentó el profesor del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH).

Algo que Wong destacó es que, aunque todo proceso de generación de energía afecta al planeta, sea o no sustentable, es importante que dichos efectos sean lo menos dañinos posibles, cosa que no sucede con los energéticos derivados del petróleo y el carbón que generan grandes cantidades de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano.

Estos gases de efecto invernadero impiden que el calor producido por el Sol que entra a la atmósfera vuelva a salir, aumentando la temperatura del planeta, lo que provoca que el nivel del mar crezca, se derritan los polos y haya tormentas más fuertes, entre otros cambios climáticos importantes.

Por ello, el científico destacó que “tenemos que consumir energía de manera racional y producirla de la forma más sustentable posible. Debemos de tener la capacidad de sobrevivir en el planeta y producir nuestras cosas sin poner en riesgo a las generaciones futuras, eso es la sustentabilidad”.

La geotermia, futuro de la energía
El experto explicó en la charla cómo funciona esta fuente alterna de energía. Todas las plantas energéticas funcionan bajo el mismo principio: calentar agua para producir vapor y que éste mueva la turbina de un generador de energía. A esto se le llama fluido de trabajo, y “si la tierra ya tiene esa manifestación de vapor nos conviene aprovecharlo. Si vamos perforando la Tierra vemos que la temperatura aumentará 30 grados por kilómetro, una vez llegando a los 100 grados el agua empieza a hervir, sin embargo, hay zonas tectónicas o volcánicas donde la presencia de la lava hace que esos 30 grados lleguen a 60, 70 o 100 por kilómetro. En México hay muchas zonas de este tipo”, continuó el especialista.

Las aplicaciones de la energía geotérmica van desde la industria a la calefacción o acondicionamiento de casas e invernaderos, y no solo porque pueden generar electricidad sino porque bajo la superficie de la tierra la temperatura no varía como lo hace en la superficie, sino que se queda estable. “Si enterramos tubos a la profundidad adecuada donde la temperatura no varía, en verano podemos llevar el aire caliente al subsuelo y enfriarlo para inyectarlo de nuevo en la habitación, reduciendo los gastos del aire acondicionado; en invierno podemos hacer el proceso inverso y calentarlo”.

Actualmente México se encuentra entre el cuarto y sexto lugar mundial en la producción de energía geotérmica con cuatro plantas que producen del 2 al 3 por ciento de la energía que se consume en el país. También asesoramos a varios países de Latinoamérica para la producción de la misma, pero muy pocas personas saben esto, principalmente porque las energías alternativas a las que más atención se les pone (eólica y fotovoltaica) son producidas por empresas transnacionales.

Pese a esto, “se ha demostrado que la geotermia es una fuente de energía renovable, inagotable y con madurez tecnológica sólida; es limpia, versátil y útil para la generación de electricidad, entre otras aplicaciones, pues, como casi todo lo que usa es vapor de agua que ya se encuentra en el subsuelo, su uso no representa un riesgo ambiental para el planeta”, concluyó Jorge Alejandro Wong.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí