ShareAmerica

Washington, D. C., 29 de enero de 2019.- Se ha inaugurado una nueva era para los autos de carreras eléctricos en la histórica ciudad saudí de Diriyah. La primera carrera de Fórmula E -totalmente eléctrica- en Oriente Medio mostró vehículos propulsados por los innovadores paquetes de baterías de un fabricante estadounidense.

Los paquetes de baterías de 250 kilogramos (550 libras) fabricados por Lucid Motors de California permitieron que los autos eléctricos de carrera completaran la carrera de 45 minutos sin parar. Pueden impulsar velocidades de hasta 280 kilómetros (175 millas) por hora.

La carrera Saudia Ad Diriyah E-Prix incluyó 21 giros y vueltas alrededor de las históricas murallas de Diriyah. La ciudad fue la capital del siglo XVIII de la primera dinastía saudí y es patrimonio de la humanidad de la Unesco.

El piloto portugués Antonio Felix da Costa, que compite para BMW i Andretti Motorsport, se impuso al piloto francés Jean-Éric Vergne por la bandera a cuadros. Esta fue la primera carrera E-Prix de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para los autos llamados “Gen-2” (segunda generación).

Lucid Motors está en vías de empezar a vender el “Lucid Air”, un sedán eléctrico de lujo, en 2020. En septiembre anunció un acuerdo de 1,000 millones de dólares con el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita para construir una planta de fabricación de última generación en Arizona.

Hubo otro notable evento primerizo en una carrera de prueba en el mismo circuito el día después del E-Prix. Amna Al Qubaisi, de los Emiratos Árabes Unidos, se convirtió en la primera mujer árabe en conducir un auto de Fórmula E.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 17 =