Ciudad de México, 24 de enero de 2021.- La historia de la Ciudad de México está íntimamente ligada a la interacción con el agua, desde su uso como vehículo en tiempos prehispánicos, pasando por los avanzados sistemas de drenaje precolombinos, hasta la cosmogonía que representaba para la cultura tradicional indígena.

Así lo refirió Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante la inauguración del seminario “El agua y tu ciudad. Todos somos parte de una cuenca”, en la edición 2021, dedicada a la cuenca del Valle de México.

Señaló que una de las estrategias que se deben fortalecer y que tiene su origen en la época prehispánica, es la economía circular, que está basada en cerrar los ciclos del agua, respetando su disponibilidad y la recarga de los acuíferos.

Destacó también que Latinoamérica es una zona sumamente urbanizada, con ciudades que se ubican en diversas condiciones geográficas, como es el caso de la Ciudad de México, que se encuentra rodeada de montañas, en una zona de acuíferos que atienden a una gran cantidad de población.

Jiménez Cisneros destacó que espacios de discusión como este foro permiten comparar las perspectivas y encontrar similitudes. Sobre todo, facilitan el aprender de las diferencias para construir una visión de futuro en donde los objetivos de desarrollo deben adaptarse a la situación que se está viviendo a partir de la actual pandemia.

Durante su intervención, Víctor Bourguett Ortiz, director general del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (Ocavm) de la Conagua, profundizó en el funcionamiento de la infraestructura de desalojo que actualmente conduce el agua residual de la Ciudad de México hacia Hidalgo, donde existen compromisos para la entrega de volúmenes de agua residual que se reutiliza en el riego agrícola y en algunos procesos industriales.

Frédéric Vacheron, representante de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en México, dijo que gracias a la labor de la Conagua, México es el principal socio estratégico del Programa Hidrológico Intergubernamental (PHI) de la Unesco.

En ese sentido, señaló que se prevé un espacio de aprendizaje a partir del funcionamiento de la Ciudad de México en materia hídrica, con sus progresos y sus problemáticas, a fin de construir una visión conjunta en camino a lograr la seguridad hídrica.

Asimismo, Miguel de Franca Doria, hidrólogo regional del PHI para América Latina y el Caribe de la Unesco, dijo que la educación es fundamental para hacer frente a los desafíos del agua, que se requiere una cultura con más interacción con el entorno y, particularmente, con los recursos naturales.

Aseguró que la educación es el factor esencial para encontrar soluciones a los problemas viejos, y también, mediante el intercambio de ideas, se podrán comprender mejor las necesidades y los retos hídricos de este momento, para hacer una realidad el acceso universal al agua potable y al saneamiento.

Rafael Bernardo Carmona, coordinador general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), planteó los retos a los que se enfrenta el organismo operador a fin de abastecer de agua a una ciudad que se encuentra a 2 mil 240 metros sobre el nivel del mar, donde la sobreexplotación del acuífero representa la reducción de un metro cada año, situación que, a su vez, ocasiona hundimientos anuales de hasta 30 centímetros, principalmente en la zona norte.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 + 12 =