30.8 C
Mexico
Tuesday, October 4, 2022

Tortuga Golfina, una expresión de vida

- Anuncio -

Esta tarde se realizó la ceremonia de liberación de Tortugas Golfinas, en el Puerto de Acapulco, como parte del Abierto Mexicano de Golfo, que se realiza en este centro vacacional internacional.

La liberación de tortugas es todo un espectáculo al que acude la población para admirar a estos quelonios que, en cualquier situación, atraen la atención.

La liberación de tortugas se realiza a lo largo del año en diversas entidades del país, en especial en Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Nayarit.

La siguiente es una narración sobre la Tortuga Golfina del blog: “Vive Puerto Escondido”.

En Puerto Escondido se realizan durante distintas épocas del año la liberación de tortugas de diversas especies, la más común es la Tortuga Golfina (Lepidochelys Olivacea), la más pequeña de las tortugas marinas.

Esta tortuga alcanza en su edad adulta un tamaño aproximado de 75 cm y un peso entre los 40 y 50 Kg. Su caparazón es una elipse en forma de corazón color oliva y tonalidades marrón, con protuberancias dorsales y laterales. Su cabeza es cónica con terminación en punta y boca con forma de pico córneo.

Además, dispone de un cuello que puede ser retraído al interior del caparazón. Sus pulmones han conseguido adaptarse al medio acuático, lo que les permite contener la respiración por más de diez minutos, además la fuerza y forma de sus aletas favorece una velocidad de nado entre los 25 y 35 Km/h.

Su alimentación se basa en el consumo de cangrejos, camarones, medusas, langostas y algas. Dentro de las características que distinguen a esta tortuga es la garra que disponen en cada una de sus aletas.

La Tortuga Golfina logra su maduración sexual entre los 6 y 8 años de edad. Los machos suelen ser más pequeños que las hembras. Durante el proceso de reproducción el macho se monta por la parte superior a la hembra, sujetándose con las garras de las aletas, mientras la hembra continua nadando.

Después de la reproducción los huevos tardan entre 2 y 3 semanas para formarse en la hembra, los cuales serán incubados en un nido escarbado en la arena de la playa con medias aproximadas de 60 centímetros de ancho y 40 centímetros de profundidad, en donde se asegura una temperatura adecuada para el período de gestación que dura en promedio 40 días. En este lapso, la temperatura del nido definirá el sexo de las nuevas tortugas (26°c para machos y 33°c para hembras).

Las playas de Oaxaca disponen de las condiciones propicias para que la Tortuga Golfina llegue en arribazones masivas para desovar, las cuales habitualmente son durante la noche, ya que este momento reduce el hostigamiento de los depredadores, sin embargo, la Tortuga Golfina es la única especie que también desova de día, o en temporales nublados o de viento intenso.

Durante el proceso de desove la tortuga hembra emerge por única vez a tierra, escarbando con sus aletas un nido en la playa; el cual siempre está lo suficientemente alejado de la marea alta para evitar que el agua saque los huevos de la arena. En el nido la tortuga deposita un promedio de 70 a 100 huevos.

Posterior al desove, la tortuga tapa el nido y compacta con su vientre (plastrón) la arena para evitar que los depredadores devoren los huevos, además de brindar las condiciones de temperatura necesarias al proceso de gestación.

Durante el proceso de desove la Tortuga muestra lágrimas en sus ojos. Entre los pobladores de la zona costera se tiene la creencia que la tortuga llora debido a que nunca conocerá a sus pequeñas tortugas. Las pequeñas tortugas emergen habitualmente durante la madrugada y la noche, ya que esto las hace menos vulnerables a la depredación de gaviotas, zopilotes, coyotes, mapaches, perros, cangrejos o peces. Durante aproximadamente cinco días de su primer ingreso al mar, las pequeñas tortugas no son capaces de sumergirse debido al exceso de grasa que disponen para su sobrevivencia en los primeros días de vida.

En distintas playas de Puerto Escondido, Escobilla y Mazunte se promueve la protección, conservación y liberación de tortugas, con el propósito de aumentar la población de esta especie, además de concienciar a la población local y turistas de la importancia de conservar el equilibrio ecológico del mar. En la ciudad de Puerto Escondido, Hugo Ibañez realiza una incansable actividad para conseguir el cuidado y conservación de la población de tortugas marinas, todo con la participación de voluntarios que ayudan en las distintas tareas de la Cooperativa Vive Mar.

Conanp promueve fortalecimiento del Centro Mexicano de la Tortuga

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) trabaja en una estrategia de fortalecimiento del Centro Mexicano de la Tortuga la cual comprende la identificación de diferentes fuentes de financiamiento lo que permitirá continuar con los avances de remodelación de este Centro que, anualmente, recibe a más de 40 mil visitantes de México y el mundo.

Si bien en los últimos años se han invertido más de 40 millones de pesos en el Centro, esta estrategia permitirá consolidar su fortalecimiento durante la presente administración.

Como parte de este proceso, en septiembre pasado, se designó a Erika García Campos, egresada de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional con destacada experiencia en la conservación de estas especies, como nueva coordinadora del Centro.

El Centro Mexicano de la Tortuga fue creado en 1991 y tiene como propósito principal difundir información sobre la importancia de las tortugas marinas y las acciones de conservación realizadas en México.

Cumple una destacada función para el monitoreo, rehabilitación y liberación de ejemplares de las tortugas marinas Golfina, Prieta y Laúd. En las playas de anidación que opera el Centro, se liberan cada año más de 30 millones de crías de tortuga Golfina, lo que representa cerca del 90% del total de crías que se protegen anualmente en México.

Constituye un destacado espacio de generación e intercambio de información científica. En noviembre de 2015, fue sede del XXII Congreso Nacional de Zoología con la participación de investigadores de talla internacional y una asistencia récord de más de 600 actores clave de la conservación.

Seis de las siete especies de tortugas marinas habitan en las aguas del territorio nacional. Desde 1990, nuestro país decretó protección absoluta para estas seis especies, lo que ha representado un caso de éxito con relevancia mundial en los esfuerzos de recuperación de varias de las tortugas marinas.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí