26.8 C
Mexico
Monday, October 3, 2022

La cara amable del TPP

- Anuncio -

Observar la imagen de un mono asiático, cuya ternura atraerá la atención de cualquiera que la observe, o leer la historia del pangolín son sólo dos capítulos de la triste realidad que vive el mundo: la extinción de ejemplares milenarios que, de no actuar, pronto serán sólo parte de las referencias y anécdotas.

El pangolín es un mamífero habitante de las zonas tropicales de Asia y África. Pertenece a la familia de las manidae, del género de mamíferos folidotos, cuyas escamas que cubren la mayor parte de su cuerpo, son sumamente demandadas por la medicina china, al igual que su carne, considerada delicatesen, que nunca falta en la mesa de los magnates.

Este mamífero (para su mayor conocimiento pueden visitarse las páginas web de la BBC de Londres donde existen extensos artículos sobre este curioso ejemplar) se considera el de mayor peligro de extinción de su especie en la región, por la caza y comercio ilegal.

De hecho, el pangolín, junto con el rinoceronte asiático, tiburón martillo, elefantes, tortuga marina, mono langur asiático, tortuga estrella, loro amazónico y tigre, son los ejemplares que Share America, sitio de información oficial de Estados Unidos, cita como objetos de salvación de su extinción mediante la aplicación del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP).

Este acuerdo comercial, recientemente firmado, es un tratado de libre comercio multilateral que tiene como objetivo liberalizar las economías de la región Asia-Pacífico.

Una de sus cláusula de este acuerdo obliga a los 12 países firmantes a luchar contra el tráfico ilegal de especies vegetales y animales en peligro de extinción para salvarlos de su desaparición de la faz de tierra.

Según ShareAmerica, “cuando los animales salvajes son escalfados, ya sea por su carne o con fines medicinales, se agota la población hasta que está en peligro de extinción o extinto”.

Agrega que los “países al ingresar en la asociación Trans-Pacífico (TPP) se comprometen a cumplir las normas de lucha contra el tráfico de especies silvestres, así como la sobrepesca”.

De esta forma, los ejemplares citados estarían protegidos de la caza furtiva y su comercialización ilegal, al menos, entre los países firmantes, aunque los organismos internacionales encargados de tal propósito consideran muy difícil alcanzarlo, debido a que la comercialización ilegal la realizan poderosas bandas de traficantes delincuenciales.

Un dato que ilustra la aseveración anterior es que la comercialización ilícita de especies de flora y fauna se calcula en unos 15 mil millones de dólares, cada año, sin incluir en esta cantidad la madera no cultivada ni los productos pesqueros.

La razón de esa comercialización ilícita se explica por el uso de materiales (cuernos y carnes en la medicina tradicional, en especial china), que incluye supuestos beneficios afrodisiacos.

Al igual, su extenso uso en diversos platillos de la cocina oriental, rica en ese tipo de ingredientes.

Anteriormente, pieles y cornumentas de animales se utilizaban para elaborar prendas de vestir y fabricar armas populares, pero, a últimas fechas, se han diversificados dichos usos.

Además, la expansión del comercio internacional utiliza considerables cantidades de aves como mascotas y otras especies de fauna y flora no tradicionales, ángulo que magnifica su comercio ilegal, a nivel mundial.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí