Ciudad de México, 20 de septiembre de 2019.- Miles de personas, especialmente jóvenes estudiantes de todo el mundo, iniciaron hoy la llamada Huelga Mundial contra el Cambio Climático (Global Climate Strike) para exigir a los gobiernos y empresarios poner un alto a la contaminación, generada por el uso de materiales fósiles para la generación de energía en todos los niveles.

Liderados por la estudiante sueca Greta Thunberg, que, recientemente, pidió al Parlamento de su país terminar con el uso del carbón y otros materiales fósiles, como principales generadores de la energía, las manifestaciones contra el cambio climático iniciaron en Australia y pronto se extendieron por el mundo, en especial en Europa y países de Asia y América.

El “Prohibido prohibir” que popularizaron los estudiantes en las manifestaciones del 68 del siglo pasado, ahora se convirtió en “nos saltamos las aulas” para tomar las calles en ciudades como Sydney y Canberra, Australia, lo mismo que en Bogotá, Berlín, Bruselas, Londres, Madrid, Montreal, Copenhague, Viena, Zúrich, París, Lisboa, Melbourne, Chile, Brasil y Ciudad de México.

Informaciones de agencias internacionales relataron esta noche que “gente de todas las edades en los cinco continentes del mundo tomaron las calles para exigir a gobiernos y empresas tomar medidas en contra del cambio climático, que ya tiene efectos devastadores para el planeta. En Nueva York marchó la adolescente sueca que participará el próximo lunes en la Cumbre del Clima de Naciones Unidas”.

Se eligió hoy, 20 de septiembre, ya que el 23 de este mes, se realizará la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima, en Nueva York. El Global Climate Strike se toma como una protesta a nivel mundial en contra del cambio climático, en más de 150 países para pedir que los responsables políticos y líderes mundiales “escuchen a la ciencia” y tomen medidas urgentes para hacer frente al cambio climático. Durante los próximos siete días se realizarán más de 5,000 protestas en diferentes puntos del planeta.

Este movimiento global lo lleva adelante el Fridays for Future (Viernes por el Futuro), una organización internacional creada por estudiantes, que cada viernes se saltan la escuela para protestar por el cambio climático. Thunberg, la entusiasta activista climática de tan solo 16 años, recientemente habló ante el Congreso de los Estados Unidos, donde dijo contundentemente: “No quiero que me escuchen, quiero que escuchen a los científicos. Quiero que se unan a la ciencia y quiero que tomen medidas reales”.

Las informaciones internacionales subrayan que “estudiantes de todo el mundo dejaron las aulas para realizar una huelga mundial en protesta contra la falta de medidas de los gobiernos para combatir el calentamiento global, ‘los océanos suben de nivel, nosotros también´, exclamaron los manifestantes en Sídney, “el cambio climático es peor que Voldemort”, se leía en la pancarta de un joven en Wellington, Australia, aludiendo al brujo antagonista de los libros y películas británicas de Harry Potter, símbolos de una generación. Estudiantes de todo el mundo” decidieron abandonar las aulas para exigir cambios profundos en temas del cuidado al medio ambiente.

Este movimiento comenzó en agosto de 2018 cuando la activista Thunberg, de 16 años, cobró popularidad por manifestar su inconformidad en horas de clase por el cambio climático frente al Parlamento sueco.

Su nombre fue postulado para recibir el Nobel de la Paz, “hemos nacido en este mundo, vamos a tener que vivir con esta crisis toda nuestra vida. También lo harán nuestros hijos, nietos y las generaciones venideras. No vamos a aceptar esto. Estamos en huelga porque queremos un futuro y vamos a continuar”, exclamó la joven en una concentración en Estocolmo.

Científicos afirman que el uso de combustibles fósiles libera gases de efecto invernadero que atrapan el calor y elevan las temperaturas en el mundo, provocando más inundaciones, sequías, olas de calor y un aumento del nivel del mar; la promesa de la conferencia sobre el clima de París de 2015 de limitar el incremento de la temperatura mundial a 2 grados centígrados sobre las existentes antes de la industrialización, requiere una reducción radical en el uso de carbón y combustibles fósiles.

En la Ciudad de México esta tarde, un grupo de manifestantes y organizaciones ambientalistas se desplazó sobre Paseo de la Reforma, con dirección al Zócalo capitalino en protesta contra el calentamiento global, dio a conocer la Agencia Informativa gubernamental Notimex.

Con carteles y pancartas, los inconformes se concentraron en la glorieta del Ángel de la Independencia, de donde partieron con dirección al oriente de la capital mexicana. Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, exigen tomar medidas políticas y sociales en contra del calentamiento global y el cambio climático.

Hoy, el gobierno alemán informó que pondrá en marcha una estrategia en la que invertirán cerca de 60 mil millones de dólares para combatir crisis climática.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + doce =