Ciudad de México.- La comunidad de inversionistas de los Estados Unidos está decidida a promover un futuro más verde, tanto para su país como para el resto del mundo, esto a pesar de la política del gobierno americano durante el último año, contraria al sector. Quieren que América vuelva a ser verde: “Make America Green Again”.

De acuerdo a una investigación de la empresa Kaiserwetter, proveedor internacional de servicios para la gestión de activos de energía renovable mediante la digitalización, Estados Unidos es el segundo mayor inversionista en energías renovables del mundo, superado solamente por China. “La transición de los combustibles fósiles a la energía limpia en todo el mundo muestra claramente las aspiraciones enfocadas a un futuro sostenible, señala Rodrigo Villamizar, Head of Strategy in America de Kaiserwetter.

En cuanto al ranking de los países más atractivos para invertir en energías renovables a mes de octubre de 20171, Estados Unidos se ubica en el tercer lugar, China en el primero y México se mantiene en el noveno puesto.

Contrario a las declaraciones en junio de 2017 por el presidente estadounidense, Donald Trump, acerca de que su país abandonará el acuerdo de París -decisión que no tendrá vigencia hasta un día después de las próximas elecciones presidenciales, en noviembre de 2020-, los inversionistas están cooperando con 15 estados de manera individual y el número va en aumento, “una clara señal de que pretenden mantener al país en la senda del cambio”, afirma Villamizar.

El presidente Trump busca revitalizar el sector del carbón y salvar puestos de trabajo, con el objetivo de “Hacer que América vuelva a ser grande” (Making America Great Again). Sin embargo, esta idea contradice lo expresado en el informe del Departamento de Energía de Estados Unidos 2017, que señala que la industria solar emplea a más estadounidenses que el carbón, el gas y el petróleo combinados.

Esto refleja una oportunidad perdida para que el mercado de inversión de los Estados Unidos de convertirse en el principal líder en inversión renovable. Hoy, menos del 80% de la energía mundial proviene de los combustibles fósiles, con China (32%) seguida de los Estados Unidos (19%) como los principales inversionistas de energía renovable.

Los inversionistas, bancos y organizaciones supranacionales que financian las energías renovables en el país americano precisan de tecnología digital para evaluar adecuadamente los riesgos de la inversión en el sector. Kaiserwetter se mantiene al corriente de los desarrollos y trabaja activamente con los estados e inversionistas para responder a las preocupaciones energéticas.
La revolución en energías renovables

Kaiserwetter ha demostrado el potencial de la digitalización con el lanzamiento de su plataforma digital Aristóteles, situación que está revolucionando las inversiones en energías renovables, en parques eólicos y plantas solares, a través de las posibilidades de Internet of Things (IoT). Las rutinas automatizadas se utilizan para realizar grandes operaciones de data mining, análisis de datos inteligentes y simulación predictiva de datos, combinando los datos técnicos con los financieros.

Comprometer capital es vital para impulsar estas inversiones en energías renovables, y sólo sucederá si los inversionistas y los bancos financieros pueden minimizar sus riesgos de inversión. “Aristóteles es nuestra respuesta para catalizar las inversiones en energías renovables mediante el uso de las ventajas del IoT y smart data analytics, lo que nos lleva a maximizar los retornos mientras minimizamos los riesgos, fomentando la transparencia para el interés de todas las partes. SAP, como nuestro socio tecnológico global, garantiza la escalabilidad de nuestro enfoque comercial y muestra el potencial de Aristóteles como el eslabón necesario para hacer que Estados Unidos vuelva a ser ecológico”, explica Hanno Schoklitsch, CEO y fundador de Kaiserwetter.

Los Estados Unidos son el único país reconocido del mundo que va en contra de los compromisos globales para reducir las emisiones de carbono. Sin embargo, gracias al mercado de inversión actual, Kaiserwetter está seguro de que Estados Unidos seguirá siendo un peso pesado del mercado. Si bien la actual administración del país busca revertir las decisiones tomadas durante la era Obama, los inversionistas deben convertirse en el vínculo entre la política y la realidad para que los Estados Unidos vuelvan a ser verde (Make America Green Again).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − uno =