Ciudad de México, 24 de julio de 2020.- En México, se tiene una cobertura cerca del 97% de agua potable en zonas urbanas; sin embargo, esta cobertura ha pasado a un siguiente nivel y necesita ser más eficiente y aprovechar al máximo el agua disponible, a través de la operación eficiente de la red de distribución, disminuyendo lo más posible las fugas en ella.

Dicho señalamiento fue hecho Manuel Salas, director general de Cipro, empresa especializada en innovación e inteligencia para los sectores de agua y energía, por lo que propuso que actualmente es necesario que con la misma agua se le pueda dar servicio a más población, pero para lograrlo es necesario contar con la infraestructura y equipos adecuados.

Durante la presentación, del tema la “Importancia del sector hidráulico para el desarrollo sostenible de México y el agua como palanca de desarrollo”, Salas indicó que el agua siempre ha sido un elemento principal para el desarrollo de países y regiones, convirtiéndose en un recurso vital no solo para la sociedad en general, sino para la industria manufacturera y de servicios.

“Para que una población tenga posibilidades de desarrollo económico, social y cultural es necesario que tenga no solo los servicios de agua necesarios para abastecerse, sino que esos servicios sean capaces de abastecer a sectores secundarios y terciarios de la economía. Es decir que haya agua suficiente en las ciudades para las empresas de servicios y manufactura”, indicó.

Dado que el agua es un bien escaso, lo que ha venido pasando por los sistemas de distribución de agua potable en el mundo y en México es que las grandes inversiones se enfocaron en ampliar la cobertura para darle agua a la mayor parte de la población.

“En Cipro hemos desarrollado, a través de nuestro equipo profesional, una metodología de trabajo que ayuda a los Organismos Operadores a que cumplan con este reto, les damos un diagnóstico de distribución de agua dentro de su red y un sistema que les permite aprovechar de manera eficiente el agua disponible y a tener mejor medición del consumo de agua, lo que se traduce en mejores ingresos”, dijo.

Se vuelve un círculo virtuoso en el que son más eficientes y tienen mayor capacidad financiera para dar un mejor servicio y ofrecer un servicio de mejor calidad y atender a más usuarios con la misma cantidad de agua, agregó.

Lo anterior se traslada a temas de drenaje: Captar mejor las aguas residuales, controlar las descargas de aguas industriales para que cumplan con la calidad solicitada y poner las plantas de tratamiento que les permitan preservar el recurso. Sin embargo, todo parte de un tema de eficiencia pensado en el sistema de agua potable que les permita hacer más con menos.

“En tiempos de Covid es fundamental que existan sistemas de agua para la salud de todo el país. Ya mucho se ha habado que se trata de un elemento esencial para combatir el virus; sin embargo, como mencionaba, el reto para los organismos públicos y privados dedicados a este sector es llevar agua de calidad a toda la población para ayudarles a mantener su higiene. Por eso, en Cipro, sin dudarlo, seguimos convencidos que el agua es una palanca de desarrollo necesaria para que pueda haber crecimiento económico y condiciones para que las regiones tengan una mejor calidad de vida”, comentó.

Cipro se ha posicionado como una empresa mexicana que ayuda en la mejora de la eficiencia, en el desarrollo e ingeniería de sistemas de distribución de agua y energía para captaciones, acueductos, sistemas de bombeo, plantas potabilizadoras, sistemas de drenaje y plantas de tratamiento de aguas residuales. Su objetivo desde el primer día es colaborar para el desarrollo regional del país.

Entre los proyectos que Cipro ha ganado durante esta cuarentena se encuentran: El proyecto ejecutivo para el desarrollo de planta de tratamiento de aguas residuales (humedal) en Mexicali, Baja California; la ampliación de una red de agua potable para la comunidad minera en Cedro en Zacatecas; la supervisión para la construcción de un vivero en la zona del Lago de Texcoco; Un par de supervisiones para el sistema de agua de la Ciudad de México para rehabilitación y construcción de plantas potabilizadoras en la alcaldía de Tláhuac, y la ingeniería básica de la Desaladora de La Paz Baja California Sur.

Durante la presentación, el director de operaciones, Guillermo Guzmán, habló de los retos que la empresa Cipro se ha enfrentado debido a la pandemia y mencionó que para que una empresa pueda continuar subsistiendo, es importante cambiar sus procesos y adaptarlos a la nueva normalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí