Ciudad de México, 4 de junio de 2021.- Durante el evento virtual “Restauración de Ecosistemas” para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente 2021, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente de México (Semarnat), María Luisa Albores González, aseguró que en México se reconoce y valora la importancia de los ecosistemas saludables como condición para lograr el bienestar de todas las personas y sus comunidades.

En el encuentro, organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza (Fmcn) y Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), explicó que en nuestro país se trabaja de manera coordinada en la plantación de árboles para reforestar más de un millón de hectáreas bajo el esquema de “conservar produciendo y producir conservando”.

Se busca así rescatar el esfuerzo que han realizado desde el territorio los pueblos indígenas con sus saberes y costumbres ancestrales, basadas en el respeto y convivencia armónica con la naturaleza.

Consideró fundamental que las acciones que se realicen en el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas tengan una visión de respeto a la bioculturalidad, con un enfoque de derechos humanos y se dé prioridad a las comunidades más vulnerables, como es el caso de los pueblos indígenas, principales custodios de la riqueza y biodiversidad de las naciones.

Este evento marca el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, declarado por la ONU con el propósito de sumar esfuerzos para incrementar a gran escala la restauración de los ecosistemas, como medida de probada eficacia para luchar contra el cambio climático y mejorar la seguridad alimentaria, el suministro de agua y la biodiversidad.

La directora general del Fmcn, Renée González; la representante de la FAO en México, Lina Pohl Alfaro, y la representante del Pnuma en México, Dolores Barrientos Alemán, coincidieron en que la participación de todos los habitantes del planeta será clave, tanto para recuperar la salud de la naturaleza como para garantizar que se alcancen los Objetivos de Desarrollo Sostenible de forma equilibrada y eficiente.

Sin embargo, México construye, actualmente, el Tren Maya, en el sureste del país, una obra que ha sido fuertemente cuestionada por realizarse en la región más importante como ecosistema forestal de la República Mexicana, a pesar de que en esa misma zona se realiza un programa de reforestación que también ha sido cuestionado, al considerarse más de índole político que de recuperación de la naturaleza.

Presenta Tec de Monterrey Observatorio de Ciudades para tomar mejores decisiones urbanas
El Tecnológico de Monterrey, a través de su Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño (Eaad) presentó el Observatorio de Ciudades, una iniciativa dedicada al análisis, medición y evaluación de las ciudades mexicanas, con las que se puede obtener información para incidir en la planeación y la toma de decisiones que contribuirán a mejorar la calidad de vida urbana de las personas.

El Observatorio de Ciudades permitirá a estudiantes y profesores llevar a cabo proyectos de observación e investigación que les permitirán incidir, a través de proyectos reales, en las diversas urbes del país, buscando un impacto positivo en los territorios y con miras a plantear una ruta crítica individualizada para mejorar la calidad de vida de los habitantes en las comunidades.

Durante la sesión Román Meyer, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario y Territorial Urbano (Sedatu), enfatizó el valor que generan entidades de investigación como el Observatorio de Ciudades. “Son muy importantes porque suman a un debate de análisis de información y estadística que nos puede dar insumos para una mejor toma de decisiones en las ciudades. Además de que la colaboración académica es un elemento fundamental de política pública”, señaló.

Elkin Velásquez, director de ONU-Habitat para Latinoamérica y El Caribe, definió al Observatorio de Ciudades como un bien público que ayudará a brindar los “datos, conocimiento y evidencia para sustentar las políticas públicas. Es por ello que los esfuerzos se deben concentrar donde hay invisibilización de los habitantes urbanos”.

Al respecto, Olga Segovia, investigadora y promotora en Chile de Ciudades seguras y sin violencia, agregó “es un momento histórico en América Latina, pues el observatorio puede cumplir un muy interesante rol de visibilizar las profundas desigualdades que vivimos en el territorio y entonces, poder ser el punto de referencia para empezar a generar nuevas respuestas, paradigmas, enfoques y referencias respecto a los retos que hoy en día vivimos”.

El Tecnológico de Monterrey busca, dentro de su visión 2030, ser un catalizador para la transformación de ciudades, impactando de manera positiva en las comunidades y mejorando la vida de los habitantes.

Juan Pablo Murra, rector del Tecnológico de Monterrey, señaló la importancia de que un lanzamiento como el del Observatorio de Ciudades se lleve a cabo “de la mano de las instituciones que día a día toman decisiones respecto a las urbes mexicanas”.

En tanto, Roberto Iñiguez, decano de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tecnológico de Monterrey, detalló que, con iniciativas como esta, el Tecnológico de Monterrey sigue trabajando en el impulso de tres misiones: “Formativa, para la creación de talento; Académica, para la generación de conocimiento y Estratégica, para sumarnos como actores de la comunidad que generen impacto positivo. Las investigaciones y el trabajo de nuestros académicos en el Observatorio, junto con el de nuestros aliados de los sectores públicos y privados nos permitirán poner a la mano de todos, información que nos ayude a la toma de decisiones”, puntualizó.

Urge impulsar estrategia de conciencia ambiental, ante crisis de recursos naturales
Ante la crisis ambiental que se vive a nivel mundial, en donde, cada vez, es más evidente la escasez de recursos naturales, el especialista en Ciencias y Medio Ambiente de la Universidad del Valle México Campus Toluca, Víctor Amaury Simental Franco, señaló que es crítico impulsar acciones individuales y generar conciencia ambiental para la supervivencia del planeta.

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, Víctor Simental explicó que se han agotado mantos freáticos; se ha contaminado el aire y, con ello, las concentraciones de contaminantes cancerígenos promueven enfermedades graves en las grandes urbes; se han perdido cantidades significativas de suelos necesarios para la agricultura y para la ganadería y se han incrementado de manera significativa los gases efecto invernadero que ha ocasionado el aumento de temperaturas conocidas como cambio climático.

El académico, quien recientemente presentó el libro Derecho ambiental, desarrollo sostenible y responsabilidad social, de la Editorial UVM, reafirmó que la educación y la concientización individual son imperativas, pues debemos entender que los problemas ambientales son problemas de todos y que los hábitos de consumo afectan a la generalidad del planeta. La población, dijo, debe participar activamente en buscar soluciones, pues acciones pequeñas en lo individual, en lo familiar, sumadas, pueden traer cambios drásticos y mayores beneficios para todos.

Indicó que se trata de acciones sencillas tales como evitar tener luz encendida cuando no se utiliza, no desperdiciar el agua, caminar más y utilizar menos el automóvil, permanecer menos tiempo sentado frente a la televisión, consumir más alimentos no procesados, no tirar basura; todas esas acciones, en conjunto, pueden traer un beneficio significativo, que cuando se suma una familia, una colonia, un vecindario, una ciudad y se escala a nivel país, se verá reflejado en el planeta.

Simental Franco recordó que esta devastación natural ha sido provocada por acciones humanas. “El sufrimiento y desaparición de especies no tienen que ver con los procesos naturales”.

No ha cedido la deforestación generalizada de los bosques y destrucción de manglares, contaminación por residuos químicos, industriales y por ruido, en tanto, los océanos han sufrido una devastación de pesquerías globales, lo cual, además de traer un efecto directo para la posibilidad de consumo de pescado, también desequilibra los ecosistemas marinos.

“La pérdida generalizada de especies animales y vegetales nos lleva a declarar que en este momento el planeta está viviendo una de las peores extinciones masivas que han acontecido en el planeta en otros momentos”, indicó.

El académico puso como ejemplo el de la Ciudad de México y su Zona Metropolitana, que están en riesgo de una crisis hídrica importante, debido a que están saliendo de una sequía que implicó el agua en las presas del sistema del Río Cutzamala (Sistema Cutzamala), que proporcionan alrededor del 30% del líquido que se consume en la Ciudad de México y su área metropolitana.

Consideró que, de no recuperarse y nutrir las presas del Cutzamala en este periodo de lluvias, habrá un problema serio en el corto plazo para poder satisfacer la demanda de agua en la ciudad. A nivel nacional la crisis hídrica se deriva de diversos factores: contaminación, mal manejo de los caudales, fugas por falta de mantenimiento a la red de abastecimiento de agua potable y evidentemente, por la sobrepoblación, comentó.

Es decir, “a nivel global está claramente identificado que el planeta está pasando por un cambio climático generalizado muy rápido y las consecuencias de este cambio climático van a traer a su vez efectos significativos en las condiciones de vida de las poblaciones humanas”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7 + 16 =