(Codics).- Investigadores, académicos, productores e industriales de la leche, llamaron al Estado y a la industria vegana y vegetariana a terminar con la campaña de “satanización” contra el consumo de leche entera en México y urgieron a las Secretarias de Salud, Economía, Desarrollo Rural y Agricultura, a alinear sus políticas públicas sobre este alimento, ya que cada dependencia adopta acciones de acuerdo a sus intereses, pero en ninguno de los casos se destacan las bondades nutricionales de este “alimento”.

Al anunciar el Primer Foro Internacional, a celebrarse los días 14 y 15 de noviembre en la Ciudad de México, también convocaron al Congreso de la Unión a modificar la Ley de General de Salud para que la leche deje de ser considerada como una bebida, ya que se trata de un alimento y convocaron a la Procuraduría Federal de Defensa del Consumidor (Profeco) a hacer su función sancionadora sobre todos los productos que dicen contener leche en sus ingredientes por tratarse de competencia desleal y un engaño al consumidor.

Salvador Álvarez Morán, vocal ejecutivo de la Comisión Bovinos Leche y Sergio Soltero Gardea, secretario técnico de dicha comisión y coordinador del Comité Organizador del Foro, coincidieron en señalar que México reclama una cultura de consumo de leche, pero también una de revisión de etiquetado de productos por parte del consumidor, pues las cifras indican que 80 por ciento de los consumidores no revisan las etiquetas de lo que compran.

Amelia Farrés González Saravia, especialista de la Facultad de Química y José Luis Dávalos Flores, de la Facultad de Medicina de Veterinaria de la Unam, señalaron que debe terminarse con mitos en contra de la leche, porque ésta no causa acné, no genera obesidad y sí es benéfica para padecimientos como el cáncer, diabetes y síndrome metabólico.

Los especialistas que anunciaron el Foro Internacional “La Leche y la Salud”, indicaron que la leche ofrece proteínas, grasas, carbohidratos, minerales y vitaminas, de tal suerte que la mala publicidad sobre su consumo proviene de nichos de mercado que atienden más a modas.

Indicaron que el consumo per cápita de leche en México se ha mantenido estático en los últimos 20 años, es decir, 370 mililitros al día, cuando la FAO recomienda 500 mililitros al día por persona.

Sobre el consumo de leche que no es leche, Álvarez Morán puntualizó: “¿Cuándo han visto una palmera con brasier para que haya leche de coco?” .

En tanto, Farrés González Saravia sostuvo que es mentira que la leche produzca “mucosidad, acné o dañe a las personas con cáncer, cuando la realidad es que el ataque a este alimento viene de productos de leche vegetarianos y veganos que se expenden en los pasillos de los centros comerciales y contienen grandes cantidades de azúcares, aunque se hagan pasar por leche”.

Por ello, Soltero Gardea y Dávalos Flores sostuvieron que la Secretaría de Salud (SSA) ha contribuido a la mala imagen de la leche, porque en sus programas sociales entrega leche descremada y no entera.

Ante esta realidad, insistieron en que la SSA encabece el alineamiento de políticas públicas sobre la leche con las otras dependencias federales, de tal suerte que se reconozca a la leche como un alimento que no genera obesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí