Sagarpa: 70 mil huertos familiares

0
918

Hermosillo, Sonora.- En el proceso de acompañamiento a las mujeres emprendedoras del sector rural del país, la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) impulsa este año 70 mil proyectos de huertos familiares y medicinales, con especial atención a familias de localidades de alta y muy alta marginación.

A través del Componente de Agricultura Familiar, el secretario José Calzada Rovirosa, y la gobernadora de esta entidad federativa, Claudia Pavlovich Arellano, entregaron incentivos referentes a la instalación de huertos de hortalizas y plantas medicinales, desarrollo de capacidades y extensionismo, así como para la atención de siniestros a mujeres de 15 municipios del sur del estado.

En el encuentro “El campo en nuestras manos; agricultura familiar y huertos medicinales”, Calzada Rovirosa afirmó que las mujeres son un sector fundamental en la vida económica, política y social de México, y en todo lo que tiene que ver con el campo nacional, por ello estamos trabajando para que salgan adelante.

Aseguró que en el tema de la familia, la esencia es la mujer, “ya que si una mujer está bien, está bien la familia y si está bien la familia, está bien la nación”, y precisó que en menor escala, pero este acompañamiento viene a sumar esperanza e historias de éxito para el sector y para el país, con granjas de traspatio y corrales de engorda de aves, ovinos y caprinos.

El representante de la FAO en México, Fernando Soto Baquero, resaltó que en la Sagarpa hay una nueva mirada con la gestión del secretario José Calzada, lo que se refleja en una mayor atención a las mujeres, quienes representan una base de crecimiento y desarrollo del campo mexicano.

La subsecretaria de Desarrollo Rural, Mely Romero Celis, indicó que la política social de la Sagarpa se enmarca en el acompañamiento de los pequeños productores, mujeres y jóvenes emprendedores, para impulsar el desarrollo a pequeña escala de unidades productivas, a efecto de que las familias tengan alimentos accesibles y beneficios económicos.

Los huertos familiares y la crianza de especies animales menores en los hogares fue una tradición durante mucho tiempo cuando México era más rural que urbano.

Era común y, en algunos sitios aún permanece esta costumbre de cultivar en los corredores de las casas y en los patios, junto con las flores de ornato (que nunca faltan), algunas plantas comestibles, vegetales, yerbas de olor y medicinales que utilizaban para atender algunos padecimientos de salud mínimos.

Igualmente, contaban con gallinas, cerdos, conejos, guajolotes y otras especies menores que servían para apoyar la economía doméstica y proveer de ciertos alimentos a la familia.

Esta tradición ha llegado a las grandes urbes, como la Ciudad de México, aunque no hay mucha organización ni promoción oficial a la agricultura de este tipo, por lo que sólo ha quedado en ensayos y huertos prototipo.

Mientras que a las especies menores que se tienen en las ciudades, su concepción es diversas al catalogarlas como mascotas más que animales para la manutención familiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí