Michoacán toma camino hacia la pesca y acuacultura sostenible

0
18

FAO

Ciudad de México, marzo de 2019.- Lograr la recuperación pesquera del Lago de Pátzcuaro, incrementar el consumo de productos de la pesca y la acuacultura en la población michoacana, dar impulso a la creación de marcas colectivas para la comercialización de productos acuícolas y la elaboración del Reglamento de la Ley de Pesca y Acuacultura Sustentables para el Estado, son algunas de las líneas estratégicas de trabajo que establece el Plan Rector de la Pesca y la Acuacultura de Michoacán que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México ha entregado a la Comisión de Pesca del Estado (Compesca).

El Plan Rector esboza cuatro ejes de desarrollo para la actividad: aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros, desarrollo sustentable del potencial acuícola, más y mejores mercados para los productos de la pesca y la acuacultura de Michoacán, y una institucionalidad fortalecida para responder a las nuevas demandas del sector de la pesca y la acuacultura.

Alejandro Flores Nava, oficial regional de Pesca y Acuacultura para América Latina y el Caribe de la FAO, explicó que para el desarrollo del Diagnóstico y Plan Rector se realizó un proceso totalmente participativo y democrático, a través de 15 talleres y foros de consulta convocados por la Compersca, en donde participaron más de 500 representantes de todos los actores del sector: cooperativas y organizaciones pesqueras y acuícolas, representantes de los Sistemas Producto bagre, tilapia, rana y trucha, además de actores dedicados a la pesca deportiva, autoridades gubernamentales y académicos.

Entre las actividades a desarrollar está un Programa estatal de repoblamiento de embalses con actividad pesquera como los lagos de Cuitzeo, Pátzcuaro, Zirahuén y las presas Adolfo López Mateos “El Infiernillo”, La Villita, Malpaís y Zacapu.

Para incrementar el consumo anual per cápita de pescados y mariscos, que actualmente es estimado en 8.8 kilogramos, menor al promedio nacional de 12 kilogramos, la FAO propone la incorporación de productos de la pesca y la acuacultura en los programas de alimentación escolar e institucional.

Según explica Flores Nava, la entidad ofrece un importante potencial para el desarrollo acuícola en la dimensión comercial, tanto en el mercado interno como el regional, y de seguridad alimentaria a través de la acuacultura comunitaria.

“Las experiencias estatales de adición de valor agregado, integración productiva y marcas colectivas, junto con el equipamiento de la infraestructura disponible en desuso, pueden generar un marco habilitante de comercialización, pero se requiere el fortalecimiento institucional y del Sistema Estatal de seguimiento, control y vigilancia pesquera, iniciando con un Registro Estatal de pescadores y acuicultores actualizado”, expuso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =