Manuel Mustieles Ibarra desarrolla nanotecnología que mejora sembrado de nubes

0
187

Ciudad de México, 22 de marzo de 2023.- RainMaker, empresa mexicana creadora y fabricante exclusiva de la fórmula del mismo nombre, nace de la mente del ingeniero químico mexicano Manuel Mustieles Ibarra, científico y creador serial de soluciones para el desarrollo agrícola, quien en esta ocasión, del resultado del maridaje de estado del arte e inspiración llegó a un momento Eureka que marcó un antes y un después en el uso del yoduro de plata para la estimulación pluvial, en una solución nanotecnológica en patente mundial en trámite.

De acuerdo con datos del Programa de Estimulación de Lluvias de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), la fórmula de RainMaker ofrece 98% de efectividad estadística en las aplicaciones en los polígonos de referencia, gracias a que tiene un método de aplicación propio que incrementa la precipitación pluvial y eleva sustancialmente la probabilidad de lluvia en nubes.

Estimular la precipitación pluvial
RainMaker es resultado de años de estudios y de observación histórica de casos que no habían logrado tener resultados positivos en la estimulación de nubes para la generación de lluvia.

En 1946, los científicos Vincent Schaefer y Bernard Vonnegut descubrieron que el yoduro de plata, un componente químico resultado de la oxidación de dicho metal, podía estimular la creación de puntos de cristalización generadores de gotas de lluvia, debido a su similitud molecular con partículas microscópicas de hielo responsables de la precipitación; sin embargo, esta sustancia tiene muchas limitaciones que anteriormente no garantizaban su efectividad para desencadenar lluvia.

En contraste, la solución de RainMaker somete al yoduro de plata a una serie de procesos físicos y químicos patentados que disminuyen el tamaño de sus partículas nanotecnológicamente, así la cantidad de potenciales núcleos de precipitación crece exponencialmente manteniendo la misma cantidad de yoduro de plata para su dispersión.

RainMaker es una solución efectiva para inducir la lluvia, además, porque “a diferencia de los procedimientos aéreos tradicionales de dispersión del yoduro de plata que requieren vuelos al interior de la nube y la quema de bengalas con este y otros productos químicos, la dispersión de RainMaker, que tiene presentación líquida, se dispersa en spray y desde abajo de las nubes, aprovechando las corrientes ascendentes de aire, lo que permite una mejor dispersión de la sustancia e, incluso, la capacidad de determinar la zona donde ocurrirá la precipitación, gracias al uso adicional de herramientas como imágenes satelitales, térmicas y radares”, indicó Mustieles.

La fórmula de RainMaker ha sido probada de manera exitosa desde 2019 en los Estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas, de la mano de entidades como la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), el gobierno de Nuevo León y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). En la abrumadora mayoría de las aplicaciones de la solución RainMaker (71 de 72 aplicaciones) se lograron incrementos de lluvia en las zonas tratadas de entre del 22.9% a 64.2%.

Mustieles decidió entonces presentar la patente de esta fórmula ante La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi), organismo especializado del Sistema de Naciones Unidas. Por su parte, el Tratado de Cooperación en materia de patentes, conocido generalmente como PCT (Patent Cooperation Treaty), la tiene ya publicada como patente en trámite.

Cuando de beneficios sociales y ecológicos se trata, Mustieles tiene claro el compromiso de RainMaker y su revolucionaria tecnología para el sembrado de nubes con beneficios para evitar sequías, incendios forestales y fomentar el crecimiento sostenido del campo, flora y fauna silvestre, y todos los demás que se sumen para hacer del mundo un lugar más sostenible.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí