La ayuda a las mujeres rurales contribuye a alimentar al mundo

0
14
A female farmer operating a tilling machine.

ShareAmerica

Washington, D. C., 13 de octubre de 2021.- ¿Lo sabía?. Las mujeres conforman una gran parte de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, hasta un 50% en el África subsahariana.

Las mujeres agricultoras son menos productivas que los hombres porque les resulta más difícil obtener tierras, herramientas, créditos y capacitación.

Si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a estos recursos, podrían aumentar el rendimiento agrícola entre un 20 y un 30 %. El aumento en la producción agrícola podría reducir el hambre de hasta 150 millones de personas en el mundo.

Al facultar a las mujeres rurales mediante el acceso al crédito, a los medios para transportar cultivos al mercado y, fundamentalmente, al derecho básico de tomar decisiones sobre el uso de sus tierras y recursos, las ayudamos a alimentar al mundo y a impulsar importantes avances sociales.

A través de su iniciativa Alimentar el Futuro y de otros programas, Estados Unidos trabaja para mejorar la agricultura de 12 países que integran la iniciativa en América Central, África y el sur de Asia. Empoderar a las mujeres agricultoras es una estrategia exitosa. ¿Y los resultados?

• En Tanzania, un mejor sistema de riego aumenta el rendimiento de los cultivos y un mejor acceso a los mercados trae mayores ingresos agrícolas. Todavía hay temas pendientes: aumentar el valor nutritivo de los cultivos y mejorar su transformación y almacenaje.
• En Ghana, los expertos ayudan a los agricultores de arroz, maíz y soja a introducir variedades de semillas más resistentes, a obtener más crédito y a crear mejores conexiones entre los agricultores y los mercados.
• En Nepal, una asociación del sector privado apoyada por Alimentar el Futuro proporciona formación y acceso a máquinas a 200,000 familias de agricultores de 25 distritos.
• En Guatemala, la Fundación Interamericana, agencia asociada a Alimentar el Futuro, trabaja con agricultores de subsistencia y con un grupo de mujeres productoras de cacao y chocolate para incrementar sus ingresos y aumentar la seguridad alimentaria. Uno de los beneficiarios de la fundación capacita a mujeres indígenas y ofrece formación a los agricultores, así como programas y apoyo para plantar, cosechar y vender cacao para ayudar a las comunidades a prosperar.

Con la ayuda de Estados Unidos y gracias a Alimentar el Futuro (organización que existe desde 2011) 8.2 millones de personas viven en hogares que ya no pasan hambre.

Cuando las mujeres agricultoras prosperan, sus hijos están mejor alimentados y es más probable que asistan a la escuela y se superen. Los niños tienen un mejor futuro, así como sus familias y sus países.

Siga la cuenta en Twitter @FeedtheFuture (Alimentar el Futuro) y visite su página en LinkedIn para ver cómo incluso las inversiones más modestas producen grandes resultados.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí