29.8 C
Mexico
Sunday, October 2, 2022

Insectos: menú gourmet para paladares sumamente exigentes

- Anuncio -

El anuncio no deja duda alguna: “2do. Festín de insectos comestibles”. Se cataloga como único en el mundo. Enseguida, detalla sus ofertas gastronómicas: arañas, alacranes, jumiles, escamoles, chapulines, cocopaches y hasta ahuautle, todos ricos y sabrosos en taco, sopecito, gordita o en tlayuda.

Es la gran novedad en la Ciudad de México, aunque el llamado “El Bonito Tianguis”, tiene ya algunos años de presentarse en la capital del país.

Tal vez, sus antecedentes estén en las Expo de Productos no Tradicionales, surgidas en México, poco después de firmado el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (Tlcan), como acto reflejo para hacer frente a la avalancha de comida comercial que se preveía avasallaría a la población.

El Segundo Festín de Insectos Comestibles, que se presenta este fin de semana en la Zona Rosa de la Ciudad de México, es, ciertamente, un halago al paladar por su variedad de olores, colores y sabores que expresan muy bien a la cocina mexicana, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la ONU, y elevada a la altura de sus similares española, china y francesa.

El festín de ahora no presenta la extensa gama de insectos comestibles que hay en el territorio nacional. Predominan los tradicionales: jumiles, escamoles, chapulines y ahuautle.

Llama la atención la inclusión de alacranes, aunque no siempre en su estado natural, sino como ingrediente de salsas y condimento en algunos platillos; al igual que la miel de avispa, ésta sí, compitiendo con la variedad de otros néctares provenientes de diversas flores.

Contrario a lo anterior, el tianguis es rico en manifestaciones gastronómicas de productos orgánicos de calidad gourmet, presentes en una extensa variedad, tanto de platillos como de bebidas, algunas consideradas exóticas aún dentro de nuestro propio país, aunque sean parte de su extensa flora.

Todos son micronegocios atendidos por jóvenes. Algunos son chefs; otros, experimentados cocineros y especialistas en las artes culinarias. La atención que ofrecen al visitante es esmerada y, desde luego, dan probabitas de sus productos para que por estómago entre el amor y se animen a consumir sus viandas.

Consecuentemente, la mayoría de los asistentes son jóvenes también, deseosos de saborear otros manjares, más allá de las hamburguesas de McDonald’s, las pizzas de cualquier marca comercial, nacional o internacional; hot dogs y toda la gama de platillos de la denominada fast food.

También en las bebidas hay novedades: de jamaica, tamarindo y pepino son muy comunes; no así la de la de jengibre con fresa o la yaca, la popular fruta nayarita que durante el boom del viagra comercial, compitió con él, presentándose como el “viagra natural” y que ejidatarios de ese estado del occidental nacional obsequiaban al entonces dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Heladio Ramírez López, como un invaluable “regalo para mi líder”, decían.

Según la Wikipedia, el árbol de jaca, jack, yaca o panapén (Artocarpus heterophyllus Lam.) es una especie perteneciente a la familia de las moráceas, originaria de la India y, probablemente del este de la península de Malaca. Este árbol produce la fruta nacional de Bangladés. Posee grandes similitudes con Artocarpus altilis (árbol del pan), originario de Indonesia y de Melanesia.

La fruta, en su interior, es de color amarillo, parecido al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja.

En torno a la yaka, como en toda la variedad de frutas y verduras, se ha tejido una red de beneficios a la salud. Algunos de ellos probados; otros, sin la consistencia científica requerida, pero todos con un fuerte atractivo para población, sea para beneficiar su salud preventiva o deteriorada como para resaltar su belleza, en especial, entre el sector femenino.

“El futuro alimentario de México cuenta con 6 patas y antenas. Solución al problema del hambre y la desnutrición”.

Así reza un folleto de amplia difusión que promueve el consumo de insectos, información no verificada oficialmente, aunque sí acreditada a la FAO y al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda).

Según esta información, 2 mil millones de personas alrededor del mundo consumen insectos en su dieta. Entre otros, se cita a Brasil, China, Holanda y Australia.

Existen 1,900 especies de insectos comestible en el planeta, por lo que se estima que habría mil 400 millones de insectos por cada persona en el mundo.

Entre las virtudes que tienen están la de ser un alimento 100 por ciento natural que contiene una densidad sumamente alta en nutrientes en tan sólo pequeñas cantidades.

Entre esas virtudes alimentarias se encuentran su contenido de 9 aminoácidos, ser bajos en grasas saturadas y contener ácidos grasos Omega 3, además de micronutrientes como magnesio, hierro, zinc, calcio y vitaminas B6 y B12, esto tan sólo en cuanto a los chapulines.

Otras consideraciones que destaca la información citada es que los insectos son parte importante de la dieta desde nuestro origen como especie; además de las bacterias, los insectos son la forma de vida más abundante en el planeta.

En cuanto a los chapulines, indica que están ampliamente disponibles en México y son extremadamente eficientes en la generación de proteínas; requieren poco alimento, agua y espacio; maduran y se reproducen rápido; son la proteína animal perfecta, muy nutritiva y mucho más sostenible que la ganadería tradicional.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí