Ciudad de México, 7 de septiembre de 2020.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura), a través de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, firmó un convenio de colaboración con la Congregación Mariana Trinitaria, A.C., para articular acciones que potencien las “Estrategias de Fomento al Financiamiento” del programa Producción para el Bienestar (PpB), a favor de productores beneficiarios de este programa, en particular aquellos que reciben acompañamiento técnico agroecológico y que están ubicados en regiones indígenas y de alta y muy alta marginación.

El acuerdo implica la aportación de recursos en especie por parte de Congregación, vía mecanismos flexibles de coinversión, compras no convencionales y donativos modulares y acumulables, los cuales fortalecerán las fórmulas de garantías financieras que ofrece Producción para el Bienestar a productores de granos, café y caña de azúcar en la adquisición de bienes de capital productivo, cosecha y poscosecha.

La Congregación Mariana Trinitaria (CMT), fundada por la Dra. H. C. Catalina Mendoza Arredondo, surge en 1995 como Junta de Voluntarios y se constituye como Asociación Civil legal y fiscal en 1997. Nace con el objetivo de contribuir al bienestar social integral, para mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos, considerando la salud como el pilar fundamental sobre el que se apoya el desarrollo social.

Sus propósitos son:

• Contribuir al bienestar social integral al implementar programas de subsidios dirigidos a grupos comunitarios organizados, favoreciendo la cohesión social.
• Potenciar la función pública con un programa de coinversiones que permita ampliar el impacto y/o alcanzar los objetivos en proyectos de acción social.

Producción para el Bienestar es un programa prioritario del gobierno federal que entrega apoyos directos a 2.1 millones de productores de pequeña y mediana escala de maíz, milpa, frijol, trigo, arroz, amaranto, chía, otros granos, café y caña de azúcar, para dotarlos de liquidez y que puedan invertir en compra de insumos y contratación de mano de obra y maquinaria para sus labores productivas.

El programa implica también la Estrategia de acompañamiento técnico –la cual impulsa prácticas agroecológicas en 23 regiones del país– y las Estrategias fomentan el acceso al financiamiento formal a productores beneficiarios de PpB. Estas últimas se desarrollan por medio del Fonaga-ProBienestar, que es un fondo de garantías de segundo nivel o mutual, el cual respalda operaciones de crédito que se autoricen a beneficiarios de Producción para el Bienestar, prioritariamente a los que reciben capacitación o acompañamiento técnico organizativo.

El convenio fue firmado por la directora de Zonas Tropicales de la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura, Mariel Karina Zamora Nava, y por la presidenta del Consejo de Administración de Congregación Mariana Trinitaria, Érika Irais Leyva Mendoza.

El convenio acrecienta las posibilidades y el alcance de las estrategias para:

a) fortalecer el acceso formal a los pequeños productores a financiamientos de corto y largo plazo para la adquisición de activos tales como infraestructura, maquinaria y equipo, así como tecnologías e incrementar su productividad de manera sustentable (aprovechando los recursos naturales y protegiendo el medio ambiente y la biodiversidad)
b) reducir o mitigar riesgos y costos de transacción de las operaciones de financiamiento.

El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, afirmó que el crédito es fundamental para el desarrollo de las actividades productivas del campo. Sin embargo, dijo, “sufrimos un rezago en México: tan sólo nueve por ciento de las unidades de producción agropecuaria tienen acceso a créditos y apenas poco más de la mitad (54.4 por ciento) corresponde a fuentes formales, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional Agropecuaria, de 2017”.

“Este convenio con CMT permite sumar esfuerzos, recursos y voluntades del gobierno federal y de la sociedad civil; tendremos esta colaboración en un punto neurálgico para el campo: el acceso a recursos financieros a favor de productores de pequeña escala, quienes en el pasado nunca fueron concebidos como sujetos dignos de crédito, lo más noble de este convenio es que estaremos actuando en regiones indígenas, de alta o muy alta marginación o con alto grado de violencia”, subrayó.

Dijo que “los créditos que estamos fomentando desde Producción para el Bienestar y que pueden complementarse con la coinversión de Congregación Mariana Trinitaria, permitirán que los productores se equipen con infraestructura tal como biofábricas, para la reproducción de microorganismos y para que adquieran maquinaria propia para las labores productivas en predios de pequeña escala, todo ello con una visión agroecológica”.

Leyva Mendoza mencionó que “este acuerdo es en beneficio de los pequeños productores, cuyo objetivo es fomentar la producción del campo mexicano, de modo que, con esto no sea necesario que los productores lleguen a un alto grado de endeudamiento para poder continuar con sus producciones”.

El director general de CMT, David Leyva Mendoza, afirmó que esta alianza proveerá de mejores oportunidades para el campo, pero, sobre todo, impulsará a los productores mexicanos en los rubros ya mencionados, así que “éste es el arranque de un catálogo de acciones en favor del sector productivo agroecológico para apoyar a las familias mexicanas, que con la actual pandemia han sufrido una oleada de golpes a su economía, por ello, es importante continuar con alianzas estratégicas y que apoyen el desarrollo de los más vulnerables”.

Mariel Karina Zamora informó que la colaboración entre la Secretaría de Agricultura y Congregación Mariana Trinitaria se centrará en productores, cultivos, regiones, entidades o localidades específicas.

Congregación Mariana Trinitaria, con sede en la ciudad de Oaxaca de Juárez (capital del Estado del mismo nombre), ha sumado esfuerzos con distintos niveles de gobierno al celebrar convenios de colaboración con instituciones como la Secretaría de Bienestar (en programas a favor de las familias más necesitadas), con los gobiernos estatales de Zacatecas, Puebla y Tamaulipas (para combatir rezago en zonas marginadas) y con más de mil gobiernos municipales, legisladores, universidades y organizaciones de la sociedad civil.

La Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), organismo sectorizado a la Secretaría, también ha tenido colaboración con Congregación en coinversión de recursos y conjunción de esfuerzo para propiciar el desarrollo de los territorios y de la población que habita las zonas áridas, semiáridas y en proceso de desertificación del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí