Ciudad de México, 10 de junio de 2021.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura) informó que la producción de trigo crecerá 10 por ciento en el actual ciclo agrícola de Sonora, con un volumen estimado en un millón 689 mil 631.59 toneladas, debido al mayor número de hectáreas sembradas y más semanas con clima frío que favorecieron el desarrollo de este cereal.

Con datos de su representación en la entidad, detalló que en este ciclo Otoño-Invierno 2020-2021, que inició en octubre del año pasado –las trillas de trigo comenzaron el 15 de abril—, se sembraron 236 mil 643 hectáreas, cuatro mil 042.08 hectáreas más en comparación con el ciclo agrícola Otoño-Invierno 2019-2020, cuando fueron 232 mil 601 hectáreas.

A la fecha, se han cosechado 222 mil 382 hectáreas –con volumen de un millón 586 mil 819.90 toneladas—, que representan el 93.9 por ciento de la superficie sembrada y un rendimiento promedio de 7.14 toneladas por hectárea. Esta cifra contrasta con la del ciclo pasado que fue de 6.58 toneladas por hectárea, con lo cual se estima un incremento de 560 kilogramos por hectárea, indicó.

Resaltó que, en los primeros meses del año, Sonora registró más semanas con días fríos, lo que favoreció el desarrollo fenológico de este cultivo, por consiguiente, el buen rendimiento obtenido, en comparación con el ciclo anterior, cuando se obtuvo un millón 530 mil 588 toneladas.

La mayor parte de los productores de trigo en la entidad son de pequeña y mediana escala y utilizan en sus cosechas el ciento por ciento de semillas mejoradas del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (Snics).

Sonora ocupa el primer lugar en la producción de trigo en el país, al contribuir con el 53 por ciento del total nacional. En el caso del trigo panificable el principal destino del volumen obtenido en el presente ciclo agrícola se destinará a la industria nacional, para la elaboración de harinas y pasta, y en cuanto al cristalino, en su totalidad será la exportación.

Por el lado del comercio internacional, los precios de mercado fluctúan entre 245 a 263 dólares por tonelada para el trigo cristalino y de 235 a 270 dólares por tonelada para el panificable, montos superiores a los que los productores han alcanzado en los últimos ciclos, anotó Agricultura.

1 de julio, Día Nacional de la Sanidad Vegetal
Con el objetivo de fomentar la concientización ciudadana sobre la importancia de la fitosanidad para producir alimentos seguros y avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria, México declaró el 1 de julio de cada año como “Día Nacional de la Sanidad Vegetal”.

El Acuerdo, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), establece Agricultura, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), es la autoridad competente en materia de sanidad vegetal y es la encargada de ejecutar y coordinar las acciones y estrategias para el diagnóstico, prevención, control y erradicación de plagas en los vegetales.

Subraya que el establecimiento del Día Nacional de la Sanidad Vegetal reconoce los esfuerzos de los técnicos del organismo de Agricultura, ya que es una institución sólida y capacitada para responder a las emergencias fitosanitarias que se presenten.

Se eligió el 1 de julio para esta conmemoración en virtud que en esa fecha del año 1900 se fundó la Comisión de Parasitología Agrícola, primera dependencia del gobierno federal que tuvo a su cargo el estudio y combate de plagas y enfermedades agrícolas en el país.

Las acciones de sanidad vegetal que se llevan a cabo de manera cotidiana en el país tienen como fin prevenir la introducción y diseminación de plagas; diagnosticar, controlar y erradicar las existentes, así como regular la efectividad de los insumos y de los métodos de control, con el objetivo de proteger la producción nacional de vegetales, sus productos y subproductos.

Realizan esta labor los técnicos especialistas del Senasica, con el apoyo de investigadores y en coordinación con los agricultores y los comités estatales de Sanidad Vegetal, lo que constituye un trabajo permanente para impulsar la productividad y la seguridad alimentaria del país.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que las plagas invasoras dañan hasta 40 por ciento de los cultivos a nivel mundial, por lo que estableció el 2020 como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal (Aisv) para concientizar al mundo de proteger la salud de las plantas para erradicar el hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente e impulsar el desarrollo económico.

Durante el Aisv, México organizó diversos eventos conmemorativos, entre ellos, seminarios con productores, académicos, legisladores y científicos, así como un concurso fotográfico, la emisión de un billete de lotería alusivo y la iluminación de verde de la fachada de más de 30 edificios y monumentos históricos de la Ciudad de México y los Estados de Jalisco, Puebla, San Luis Potosí, Guanajuato, Tabasco, Nuevo León, Sinaloa y Chiapas, entre otras.

Desde 1976, México forma parte de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria de la FAO (Cipf), cuyo objetivo es la cooperación internacional para combatir las plagas y enfermedades de plantas y productos vegetales, así como establecer medidas internacionales para prevenir su introducción y difusión a través de las fronteras nacionales. La misión del organismo, es avanzar hacia un mundo en el que impere la seguridad alimentaria, se eleven los niveles de nutrición y productividad agrícola y las condiciones económicas de la población rural.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × uno =