Con el sudor de su frente

0
268

El procurador agrario nacional, Cruz López Aguilar, realizó una visita de trabajo al campo experimental y de capacitación en el ejido Atlacholoaya, en Xochitepec, Morelos, donde constató que promover la capacitación entre los sujetos agrarios para aprovechar de manera sustentable los recursos naturales que disponen los más de 31 mil ejidos y comunidades existentes en México, rinden sus primeros frutos.

Con la asistencia de los propios ejidatarios y personal de la Delegación de esta institución en la entidad, verificó que las tareas de capacitación que realiza la Escuela Nacional de Estudios para el Desarrollo Agrario (Eneda) –que depende de la Procuraduría Agraria (PA)-, empiezan a fructificar con la operación de proyectos de desarrollo en distintas ramas productivas que beneficiarán a los productores rurales de nuestro país.

López Aguilar explicó que estas acciones en el ejido Atlacholoaya derivan de la Primera Reunión de Capacitación presencial, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, en junio pasado, a jefes de Departamento de Desarrollo Agrario de las 32 delegaciones estatales de la PA en el país, quienes fungen como facilitadores para la formación de promotores del desarrollo en el medio rural.

“Se trata de realizar un plan de estudios que permita la formación de los sujetos agrarios y de sus hijos directamente en sus lugares de residencia para que sean ellos, como promotores, el motor del desarrollo agrario, con el uso de nuevas tecnologías que permitan elevar la producción agropecuaria, arraigar a los campesinos a sus tierras y mejorar las condiciones de vida de la población rural”, expuso.

Conforme a la agenda temática y los compromisos establecidos en estas sesiones, la PA ha venido impartiendo una serie de cursos, a través de los facilitadores de la Eneda: Patricia Pliego Hernández y Marisol Victoria Álvarez Gómez, a los jóvenes estudiantes con el objeto de desarrollar y concretar diverso proyectos productivos en los núcleos agrarios de Morelos.

El grupo de promotores agrarios lo integran: Francisco Javier Balón Pérez, Elit Ceballos Medina, Amairani Darani Curiel Castañeda, Nancy Juárez Brito, Brenda Maldonado Pinzón, Grecia Lizbeth Sandoval Paniagua, Yareli Sedano Vázquez, Fernando Vázquez Pérez, Francisco Zafra Hernández, Víctor Alexis Zafra Hernández e Itzel Kaori Batalla Piña.

En el caso concreto de Atlacholoaya, estas sesiones formativas han permitido a sus integrantes conocer una amplia gama de temas, entre los que se cuentan: soluciones nutritivas, injertos y germinación, asociación de especies acuáticas, elaboración de productos naturistas, producción pecuaria, procesos de producción de embutidos y lácteos y en hidroponía y comercialización de productos agrícolas.

Con base en los conocimientos adquiridos, los alumnos de la Eneda se han dado a la tarea de implementar, en una superficie no mayor a 500 metros cuadrados, proyectos productivos en distintas vertientes; en dos micro túneles ya están realizando pruebas para la producción de pepino, chiltepín, calabaza y rábanos.

Asimismo, construyeron un invernadero de bambú, en el que cultivan plantas medicinales; además, con la asesoría de los facilitadores y visitadores de la PA y de los especialistas de la Eneda, los estudiantes hicieron un pozo para la cría y producción de tilapia, una de las especies más solicitadas en el mercado interno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí