Hay que unir experiencias para la creación de nuevas políticas públicas del sector primario conforme al artículo 27 Constitucional, exhortó el procurador agrario, Cruz López Aguilar, a senadores, diputados y rectores de las Universidades agrarias.

Afirmó que ante la política adversa del Gobierno de Estados Unidos hacia México, es momento de unirnos sin importar colores e ideologías y diversificar e incrementar la producción agropecuaria dándoles valor agregado e incorporar nuestros productos a los mercados nacional e internacional.

Dijo que se busca promover las condiciones óptimas para el desarrollo rural integral; generar empleo y garantizar a la población campesina el bienestar, tanto para quienes radican en nuestro país como para quienes podrían verse extraditados del vecino país del norte.

En reunión con miembros de las Cámaras de Senadores y de Diputados, como la senadora María Hilaria Domínguez Arvizu y el diputado Jesús Serrano Lora; así como con los rectores de las Universidades Autónoma Agraria “Antonio Narro”, Jesús Valenzuela García, y José Sergio Barrales Domínguez, de la de Chapingo, los exhortó a unir experiencias para la creación de nuevas políticas públicas del sector primario conforme al artículo 27 Constitucional.

En sus intervenciones, los asistentes coincidieron en señalar la necesidad de hacer un diagnóstico de respuesta ante la política del gobierno estadounidense y promover condiciones de desarrollo rural integral en el campo mexicano para generar empleos y garantizar a la población rural su bienestar.

Además, pusieron de manifestó que hay que apoyar a los pequeños productores, capacitarlos, acercarles las modernas tecnologías para aprovechar mejor los recursos naturales y crear asociaciones que les permitan industrializar sus productos e incorporarlos a diversos mercados nacional e internacional.

Para el efecto, consideraron oportuna la realización del Primer Seminario Nacional Permanente que se denominará “La participación el estado en el desarrollo agrario”, que tendrá verificado los primero días de abril próximo, y se delinearán las acciones a seguir.

Durante el encuentro, los participantes expresaron su convicción que ante esta propuesta de hacer del campo de México una zona de éxito en los momentos actuales, no existe la menor duda que a la propuesta se irán sumando dependencias del Estado y organizaciones campesinas.

“Tenemos los elementos, decisión y convicción de salir adelante en esta cruzada; el momento es propicio y debemos aprovecharlo”.

Cambiar la historia agroalimentaria de México: Sagarpa
Monterrey, NL.- El secretario de Agricultura (Sagarpa), José Calzada Rovirosa, afirmó que es momento de cambiar la historia de México en el rubro agroalimentario, con políticas públicas y acciones destinadas a la búsqueda de nuevas opciones en defensa de los habitantes del campo nacional.

En esa dinámica, subrayó: «México no está cruzado de brazos y toma la delantera en la instrumentación de alternativas para la diversificación de mercados internacionales y opciones de nuevos proveedores, dadas las condiciones y retos en el entorno global».

Al participar en el Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable, acompañado por el gobernador de esta entidad federativa, Jaime Rodríguez Calderón, aseguró que sí hay opciones en la apertura de mercados agropecuarios y pesqueros, por lo que se busca ampliar las rutas comerciales con países asiáticos como Japón, Corea y China, entre otros.

Puntualizó que el sector agroalimentario nacional tiene potencial y cerró el 2016 con cifras récord como se refleja en la exportación de más de 29 mil millones de dólares, con una balanza comercial superavitaria con Estados Unidos por seis mil millones de dólares y ventas diarias de alimentos a ese país por mil 500 millones de pesos.

Precisó que «el país inicia una nueva etapa en una posición de fortaleza en el sector agroalimentario y empieza a salir de la zona de confort, en la búsqueda de otras latitudes, otros mercados y proveedores».

En la reunión, Calzada Rovirosa y Rodríguez Calderón anunciaron la inversión este año de más de mil 60 millones de pesos de recursos en concurrencia y de asignación directa para el impulso de proyectos estratégicos, con atención especial a pequeños productores, mujeres y jóvenes del sector rural.

Entre los proyectos a realizarse en 2017, destacan la instalación de 25 hectáreas de invernaderos tecnificados, la construcción de un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) y sistemas de riego, así como programas para el mejoramiento genético y repoblamiento de ganado, además de fortalecer esquemas sanitarios.

Calzada Rovirosa señaló que México produce al año 7.8 millones de toneladas de cárnicos (bovino, porcino y ave), de las cuales dos millones son de res, con lo que México se ubica en el séptimo lugar como productor de proteína animal a nivel mundial.

Que sólo los caminos se queden sin sembrar: Cioac
(Codics).- Federico Ovalle Vaquera, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), afirmó que ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio (Tlcan) impuesta por Estados Unidos, México debe complementarla con un plan de sustitución de importaciones y modificación a la política de producción nacional de maíz para producir en México con la participación de los pequeños productores.

“Exigimos el desarrollo de políticas públicas internas para desarrollar la economía campesina de México, producir en nuestro país los alimentos que necesitamos y consumimos, hacer crecer la economía interna y no depender de los vaivenes de la política internacional o de las ocurrencias de desquiciados como, Donald Trump, presidente los Estados Unidos”.

Ovalle Vaquera hizo ver que después de 23 años de vigencia del Tlcan, han sido muchos los perjuicios que enfrentamos como la pérdida de 6 millones de empleos en el campo y 3.6 millones de hectáreas que se dejaron de cultivar por falta de rentabilidad.

Actualmente, agregó, en términos de valor y de jerarquía, los productos de origen agropecuario más comprados a Estados Unidos son: maíz, que representa aproximadamente 15% del valor total de nuestras compras agrícolas; sorgo (12%), semillas de soya (11%), carne (5%) y leche en polvo (3 %).

Precisó que la alimentación de los mexicanos se basa en el consumo de chile, frijol, jitomate y maíz. En el caso del último, el 81% de los hogares gastaron el 6.5% de sus ingresos en tortillas de maíz, esto sin contabilizar el maíz que se utiliza como ingrediente para otro tipo de alimentos.

“De forma constante, el consumo de maíz ha venido aumentando en los últimos 5 años en promedio de 9 % anual”, subrayó.

Las importaciones de maíz se han ubicado, a partir del año 2007, en 12 millones de toneladas de maíz y también importamos el 96% de la soya que consumimos cuando pudiéramos producirlas aquí.

Ante esto, reprochó las declaraciones de Peña Nieto y del secretario de Agricultura (Sagarpa), Calzada Rovirosa, en el sentido de que las agroexportaciones nos colocó como uno de los principales países exportadores y generadores de divisas por esas ventas.

“No están diciendo la verdad. La verdad es que con estos números hay que dejar en claro que en primer lugar, el tequila y la cerveza no son productos alimenticios, pero tampoco son de capitales mexicanos”, destacó.

Consideró que llegó el tiempo de sacar el capítulo agropecuario del Tlcan, empezar a diversificar las compras del exterior en otros países.

“En concreto, tendríamos que empezar a sustituir lo que compramos en Estados Unidos pues en otro país podemos comprar, de ser necesario el frijol, en Nicaragua; el maíz, en Argentina o Ucrania”.

Hace falta diversificar nuestra relaciones comerciales y en muchos casos promover, ya no digamos un Tratado de Libre Comercio o una integración subordinada, sino un acuerdo de intercambio comercial que sólo complemente aquellos productos en los que somos deficitarios, dijo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =