La Paz, Baja California Sur, 8 de enero 2019.- El avistamiento de la Ballena Gris es uno de los principales atractivos por los que miles de turistas se trasladan a La Paz desde finales de diciembre y hasta finales de marzo, meses que se consideran temporada oficial para realizar la actividad en Baja California Sur.

La calidez del Océano Pacífico es el escenario perfecto para el nacimiento de ballenatos, quienes encantan a los visitantes nacionales e internacionales que se dan cita en los puertos de Adolfo López Mateos y San Carlos; La Reserva de la Biosfera Complejo Lagunar Ojo de Liebre y las lagunas de San Ignacio y Guerrero Negro, que pertenecen a la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, así como las bahías de Magdalena, Bahía Santa María e Isla Magdalena, para verlos jugar en compañía de sus madres quienes los enseñan a alimentarse, respirar y saludar a sus invitados.

Si se es lo suficientemente paciente y buen observador, durante el recorrido se podrán observar otras especies marinas y practicar el turismo ornitológico, es decir, admirar una amplia variedad de aves en su hábitat natural.

Dado el orgullo nacional que representa para Baja California Sur ser parte de este espectáculo. Ya existe en México una ley federal que protege a la Ballena Gris y sus zonas de avistamiento. Por ello, también es importante que tanto espectadores como tour operadores sean conscientes de la importancia de realizar la actividad responsablemente.

Al ser una de las principales actividades turísticas del destino, la temporada de avistamiento de Ballena Gris deja una importante derrama económica para los que participan en la realización de dicho ejercicio: Es indispensable contratar un tour operador certificado para realizar la actividad, quien, a su vez, invita a los viajeros a degustar deliciosos platillos en los restaurantes locales que incluyen deliciosos platillos sudcalifornianos a base de productos frescos del mar como pescados, camarones y langosta que complementan la experiencia para cerrar con un buen sabor de boca.

Sobre La Paz:
La Paz conserva un ambiente auténticamente mexicano con servicios de alta calidad lo que cualquier viajero experto espera de un destino de playa de clase mundial. Oculto en la Península de Baja California Sur, aproximadamente a 135 kilómetros al norte de Cabo San Lucas, en el Mar de Cortés, la ciudad es la puerta de entrada a uno de los ecosistemas más ricos y maravillosos del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad y llamado “El Acuario más grande del Mundo” por el biólogo marino francés Jacques Cousteau. La rica historia cultural de la ciudad, sus bellezas naturales, playas de arena blanca, aguas de azul turquesa y pesca deportiva de clase mundial la han convertido en un imán para las parejas que buscan un lugar de retiro, los amantes de la aventura y familias que buscan un lugar seguro para sus hijos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =