Arden la Mariposa Monarca y el Tepozteco

0
12

Zitácuaro, Michoacán, 22 de mayo de 2020.- Desde hace cuatro días, un incendio en el cerro El Cacique, ubicado dentro de la Biosfera de la Mariposa Monarca, se mantiene activo, hasta el momento, pese a los esfuerzos que realizan los apagafuegos por conjurar la conflagración que afecta a este sitio de reconocimiento universal.

El Santuario sede de la Monarca es símbolo que une a los países de América del Norte y que siempre ha sido objeto de un trato especial. De hecho, la Monarca es el logo que identifica el acuerdo tricomercial, desde su creación.

Burocráticamente, la Secretaría de Medio Ambiente y Recurso Naturales (Semarnat), encargada de vigilar el territorio nacional, a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en materia de incendios forestales, en su informe diario solo indica que hoy se reportan 12 incendios en siete Áreas Naturales Protegidas, entre las cuales menciona la de la Monarca. “En Michoacán en la Reserva de la Biosfera – Mariposa Monarca, en el municipio de Zitácuaro”, menciona.

Pero el diario digital Mi Morelia, que se edita en esta ciudad, capital de Michoacán, precisa que “a cuatro días de que inició el fuego en el cerro El Cacique, ubicado en la biosfera de la Mariposa Monarca, no se ha logrado sofocar”.

Dice que “con tres helicópteros del gobierno federal y con alrededor de 300 brigadistas continúan las labores para extinguir las llamas en el emblemático cerro. El secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, informó que se registran avances del 70 por ciento en la contención del siniestro”.

Además, señaló que «ha habido buenos avances gracias al trabajo de las brigadas de los comuneros y de la gente de Zitácuaro que está ayudando a combatir el fuego en el cerro todos los días y reconoció que a pesar de las condiciones climáticas que han complicado las tareas para sofocarlo, «hay avances importantes».

Dijo “que continúan las investigaciones para saber el origen del incendio y, si es que hay culpables, poder determinar su grado de responsabilidad”.

Por lo que hace al incendio de El Tepozteco, un parque nacional que se ubica en el municipio de Tepoztlán, Morelos, y que es un lugar clásico de visita para muchos habitantes de la Ciudad de México, por su cercanía, tradición y valor cultural prehispánico, el incendio se inició cuando una joven practicaba juegos con bolas de lumbre y al arrojar al vacío una de ellas provocó la conflagración.

Otro incendio citado por Semarnat es el referente al que se suscitó hace más de una semana en Uruapan, Michoacán, y que dice revestir especial atención por tratarse de un incendio, “debido a conflictos sociales”. Es un incendio de un basurero cercano a la zona boscosa de esta ciudad michoacana, que se ubica en las afueras de Uruapan y cuyas razones de su inicio todavía no son del todo claras.

Las demás conflagraciones forestales que cita Semarnat son las que suceden en el Área de Protección de Recursos Naturales CADNR 043 Estado de Nayarit, municipios de Mezquital y Pueblo Nuevo, en Durango, y en el municipio de Guachinango, en Jalisco; en la Reserva de la Biosfera – Sierra de Manantlán, municipio de Cuautitlán de García Barragán, en Jalisco en la Zona de Protección Forestal en los terrenos que se encuentran en los municipios de La Concordia, Ángel Albino Corzo, Villa Flores y Jiquipilas, municipio de Villa Corzo, y en la Reserva de la Biosfera – La Sepultura, municipio de Jiquipilas, en Chiapas; así como en el Área de Protección de Flora y Fauna Uaymil, municipio de Othón P. Blanco, en Quintana Roo, sin que ninguno represente peligro debido a la oportuna labor de los combatientes.

Indica que, al momento, se registran 66 incendios forestales activos en 13 estados del país, con una superficie afectada de 8,255.50 
hectáreas. Adicionalmente, 20 han sido liquidados, es decir, están completamente apagados. Para su atención se encuentran trabajando un total de 2,892 combatientes, entre personal de la Conafor con apoyo de otras instancias.

Señala que hasta el momento la vegetación afectada es en su mayoría pastos y matorrales. Aun así, para evitar un mayor riesgo, se reitera el llamado a no hacer uso del fuego en las zonas forestales, ya que la temporada de estiaje se prevé fuerte. Un incendio forestal es aquel que ocurre dentro de bosques, selvas, zonas áridas o manglares. Los incendios en áreas urbanas son atendidos por Protección Civil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =