Las últimas investigaciones del proveedor de espacios flexibles de trabajo Regus, revelan que el coworking (oficina compartida) es hoy considerado una opción a largo plazo para los negocios, en lugar de una solución temporal. Compartir un espacio de oficina ha sido considerado algo más que una solución a corto plazo para las empresas que inician con un presupuesto limitado o para los empresarios que buscan compañía.

De los casi 40,000 encuestados por parte de Regus, dos tercios (el 67%) afirmaron que están siendo testigos de cómo más empresas integran el coworking en su estrategia a largo plazo.

La incorporación del coworking en su estrategia a largo plazo no sólo se considera una alternativa rentable, sino que, además, ayuda a las empresas a continuar siendo ágiles ante los cambios repentinos del mercado, comunes en la volátil economía global.

Los hombres y mujeres de negocios reportan que las empresas están renovando sus acuerdos existentes de coworking o están realizando nuevos contratos, ya que ofrecen la posibilidad de seguirse expandiendo y plazos más cortos que los arrendamientos fijos, además de ayudar al crecimiento del negocio de manera sostenible.

Resultados clave

  • Casi la mitad de los encuestados informaron que el uso del espacio de coworking, al menos por un tiempo; es lo más común entre las más grandes empresas, lo que significa un importante cambio de mentalidad.
  • Las Pymes siguen siendo los principales usuarios del espacio de coworking (el 61%).
  • Los hombres y mujeres de negocios en todo el mundo informan que las empresas están renovando los contratos de coworking, ya que ofrecen la oportunidad de expandir o reducir sus operaciones con rapidez y sin incurrir en costos adicionales (el 73%) y son más los acuerdos a corto plazo que los acuerdos de arrendamiento fijo (el 68%) lo que les permiten revisar las condiciones con mayor frecuencia.
  • Las empresas también están renovando los contratos de coworking para favorecer el crecimiento sostenible de su negocio (el 68%) y no sólo porque son menos costosos que los contratos fijos (el 65%).

Mónica Cerda, directora general de Regus México, comenta: “El uso de un espacio de trabajo compartido proporciona a las empresas una vía sostenible para el crecimiento. El coworking permite a las empresas expandirse rápidamente sin comprometerse con contratos de arrendamiento a largo plazo y adaptarse mejor a un entorno cambiante. Por ejemplo, las empresas que buscan avanzar en una nueva dirección pueden utilizar un espacio de coworking para hacer la prueba antes de realizar algún cambio en concreto. Por otro lado, si las condiciones de un determinado mercado se vuelven desfavorables, podrán reducir el espacio sin incurrir en las fuertes penalizaciones, comunes en los acuerdos tradicionales de arrendamiento”.

“El aumento de coworking representa una oportunidad real tanto para las grandes corporaciones como para las pequeñas empresas, ya que pueden utilizar esta solución de forma creativa para adaptarse mejor a sus necesidades. Además, el coworking ayuda a las empresas a liberar su capital para invertirlo en iniciativas de crecimiento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí