Ser o estar

0
15

¿Es ésta la imagen de la ilusión punzante?
¿Vibra con el vigor de otros ojos, de otro escucha?
¿Quién modificará su pulso: quien lanza o el receptor,
este que traza, aquel que describe?

Sueño en el goce de esta alucinación autónoma;
claroscuros frágiles, tornadizos, sin dueño,
arco que abate lo superior para encumbrar lo simero;
sueño gestado en el sueño de un sueño.

―2―

Cientos, miles de siluetas en el torbellino de arena
―unas pocas conocidas, la mayoría hostiles―,
giran en vértigo agobiante; alrededor de cada rostro
demacrado, ajado, va la señal de la decepción.

Cientos, miles de voces, de susurros, de sollozos
llevados, traídos en mezcla sobre ondas de un soplo
helado y fétido, herrumbroso con semejanza
a la mínima luminosidad exudada por las rocas diamantinas,
centenas, millares de voces, susurros, gemidos,
agobian la idea de eternidad.
¿Qué es el dolor en tiempo simétrico?

―3―

Cientos, miles de esferas laceran los ojos
pervierten la vista y agobian la esperanza;
a manera de esponjas coloridas resecan
las lágrimas en el duermevela de la fiebre
para estrujar la consciencia de ser y después no estar.

Cientos, miles de esferas en el estallido silencioso
punzarán en el duermevela de la fiebre
¿regresaré a ser lo que fui;
giraré en el verbo hasta perderme?

Hay cientos, miles de esferas allá afuera
y todas ellas cantan al silencio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + cinco =