Francisco y su Biblia

0
16

“Fray Francisco Jiménez de Cisneros, franciscano, nació en Torrelaguna (Madrid) el año 1436, y murió en Roa (Burgos) el 8 de noviembre de 1517. Reformador, prelado y gobernante. De padres hidalgos (Alfonso Jiménez y María de la Torre), procedentes de la villa de Cisneros (provincia de Palencia). Destinado a la carrera eclesiástica, realiza sus primeros estudios en Roa, al lado de un tío clérigo, y en Alcalá de Henares, en el Estudio Viejo anejo al convento de los franciscanos. Hace estudios universitarios en Salamanca, culminando con el grado de bachiller en Derecho que le capacitaba para aspirar a cargos administrativos civiles y eclesiásticos y a los más pingües beneficios de la Iglesia. Con propósito de entrenarse en la administración eclesiástica y encontrar mejor fortuna, se dirige a Roma, de donde regresa pronto a España por imperativos familiares. […] Cisneros es ya un hombre maduro, hecho al sufrimiento y a la reflexión. Siente inquietud interior y en 1484 da un viraje radical a su vida. Descubre su vocación al retiro y decide hacerse franciscano de la Observancia. Recibido en la Orden, probablemente en el convento de San Juan de los Reyes (Toledo), recientemente edificado por los Reyes Católicos, cambia su nombre de pila ―Gonzalo― por el de Francisco y pasa a vivir en los conventos de El Castañar y La Salceda, herederos de la espiritualidad de Pedro de Villacreces. Transcurren diez años de entusiasmo en la soledad eremítica…”[1]

Ya titulado “… fue a Roma en 1459 donde ejerció algunos años como abogado consistorial. [Alrededor de 1460 recibe la unción como sacerdote]. Habiendo atraído la atención de Sixto V, este Papa le prometió la primera vacante en su provincia natal. Esta resultó ser en Uceda, donde Carillo, arzobispo de Toledo, deseaba asignar a uno de sus seguidores. Ximénez reclamó su derecho sobre ella, y por hacerlo así fue encarcelado por el arzobispo, primero en Uceda y después en la fortaleza de Santorcaz[2]. Fue liberado en 1480, después de seis años de confinamiento, y, transferido a la Diócesis de Sigüenza, pasó a ser gran vicario del Cardenal [Pedro] González [de Mendoza], obispo [¿arzobispo?] de esa diócesis. En 1484 renunció a ella para hacerse Franciscano de la Congregación Observante en la Hermandad de San Juan en Toledo. Desde entonces, hasta su profesión, fue enviado a Salceda, donde posteriormente fue elegido guardián.”[3]

Designado confesor de la reina Isabel la Católica en 1492, en 1494 le eligen Provincial de la Orden Franciscana en Castilla para promover y dirigir la reforma de las comunidades religiosas españolas, especialmente de su orden a fin de reestablecer la observancia de la regla franciscana: “Reformatio in capite et in membris”[4]. Con “mano dura” manejó la conversión forzada de los musulmanes radicados en España a quienes, después de la derrota les impusieran la obligatoriedad de convertirse o emigrar.

“Podríamos periodizar el siglo XVI, en clave religiosa [en] cinco grandes momentos: 1) … A partir de 1478 acontecen una serie de hechos relevantes para la vida espiritual española: […] el concilio nacional en Sevilla en 1478, en el que los Reyes Católicos y los obispos llegan a un acuerdo, bajo la presidencia del gran Cardenal de Toledo, de que la corona y el episcopado llevarían a cabo la Reforma de la Iglesia, rechazando otras influencias como la del Papa. El Papa en ese momento es un soberano político y, por tanto, lo que está en juego es algo muy distinto a lo que representa hoy esta figura. De 1493 a 1507, Fray Hernando de Talavera es el primer arzobispo de Granada y, por su influencia como confesor real, se nombran obispos reformadores.

“La fecha de 1492 es clave: la publicación de la gramática de Nebrija, la conquista de Granada y el descubrimiento de América… [Queda en el año de] 1495 el nombramiento de Jiménez de Cisneros como arzobispo de Toledo. Se trata de un franciscano de la observancia que va, junto con la reforma de los dominicos, poniendo en marcha toda una reforma de órdenes tanto femeninas como masculinas…”[5]

“Desde noviembre de 1499, siguiendo consignas de los Reyes, dirigió personalmente una campaña de evangelización de los moros granadinos. El método seguido para presionar a los moros a aceptar el bautismo -dádivas, castigos, amenazas, etc.-, entonces muy corriente y hasta justificado teóricamente, y, especialmente, su eficacia inmediata, provocaron tumultos y levantamientos en Granada y en las Alpujarras.”[6]

“La organización de los nuevos territorios americanos fue otra de las preocupaciones del Regente. A partir de 1500 había promovido diversas expediciones de misioneros, especialmente franciscanos, para la evangelización del Nuevo Mundo. Colón se había demostrado inepto para gobernar el territorio recientemente adquirido, al tratar como esclavos a los indios conquistados, y su método de acción mereció la más severa condena de parte de Cisneros, quien tomó fuertes medidas para reprimirla. Elaboró un código de instrucciones para el bienestar de los nativos y utilizó todos sus esfuerzos para protegerlos de la opresión y convertirlos a la fe cristiana.”[7]

En 1504 reactiva su proyecto de editar la ahora conocida Biblia Sacra Políglota Complutense, culminada e impresa en el transcurso del año de 1517. Obra representativa del Renacimiento Español y cuyo grado de dificultad y alarde técnico de su momento aún representa ―en los ámbitos de las cosas del espíritu, lo terreno y la cultura― la culminación de múltiples esfuerzos humanos sintetizados en el nombre del Cardenal Francisco Jiménez de Cisneros quien pasara a la Historia con énfasis en los intereses de la Corona y de los asuntos de la Religión.

Cardenal en 1507 a solicitud del rey Fernando II de Aragón y V de Castilla, el católico, le encomienda la dirección de la Inquisición. Comparativamente a los rigores empleados por [el dominico Tomás de] Torquemada en la Inquisición: “[…] al hablar de [Ximénez de] Cisneros ya entendemos absolutamente otra personalidad. Es cierto que en 1499 decide convertir a los granadinos mediante la quema de libros (salvo los de medicina) y bautizos forzosos. Sin embargo, en la Universidad de Alcalá de Henares, fundada por él mismo, tiene un talante abierto. Permite escoger entre corrientes filosóficas como tomismo o nominalismo. Se anticipa a Lutero al financiar la Biblia políglota, permite a conversos impartir clase, y fomenta el estudio de lenguas antiguas. En resumen, se comporta como un gran humanista en el ámbito intelectual.”[8] En el mismo año de 1507 dirige la conquista de Mazalquivir y en 1509 la de Orán y las expediciones africanas.

“Concedida la licencia papal para impartir enseñanzas en el nuevo Colegio Mayor, pero no iniciadas todavía las clases, a partir de 1504 comienza a organizar Cisneros los trabajos para llevar a cabo una edición de la Biblia en sus lenguas originales. El resultado final, la Biblia Sacra Poliglota Complutense[9]… [en 6 tomos].” la obra más representativa del Renacimiento español y en la actualidad, una belleza editorial y de reconocido alarde tipográfico: “Aunque hasta el presente he llevado a cabo muchas empresas duras y difíciles por la nación, nada es más de mi agrado, ni por lo que debáis felicitarme con más efusión, que esta edición de la Biblia.”[10]

En esta labor compleja y con sus tensiones internas: participaron, entre otros, los conversos Alonso [¿Alfonso?] de Alcalá, Pablo Coronel y Alfonso Zamora, que se encargarían de la parte hebrea y aramea. La parte griega la trabajaron Demetrio Ducas “el cretense”, Fernando de Valladolid, el teólogo Diego Lope de Zúñiga y Hernán Núñez [de Guzmán], el Pinciano, Antonio de Nebrija[11] intervino especialmente en la corrección de la Vulgata, texto latino de San Jerónimo.[12] Impresa por Amao Guillen de Brocar en cuyo taller, en el Convento de las clarisas en Alcalá de Henares, fundieran los caracteres griegos, hebreos, caldeos inexistentes en su época. La obra contó con la dirección del poliglota Benito Arias Montano y la colaboración de anónimos operarios, dibujantes de los caracteres y grabadores de los mismos.

El dos veces discutido regente de España, cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, concibió un Ciudad del Saber y con el apoyo de los reyes Isabel y Fernando aunado al del Papa Alejandro VI, surge el proyecto del Centro Universitario en Castilla en la Ciudad de Alcalá para ligar ―Universidad y Biblia en conjunto― el humanismo a la teología, la tradición a la novedad.

La compleja, luminosa y fructífera vida de Fray Francisco Ximénez de Cisneros termina cuando el Cardenal “Tenía ochenta y un años […] murió el 8 de noviembre de 1517 en Roa (Burgos), durante su viaje al encuentro del nuevo monarca Carlos I. Fue enterrado con grandes honores en Alcalá, a cuya Universidad dejó la mayor parte de su fortuna. Se abrió el proceso de canonización, al cual se dedicó mucho tiempo y dinero, pero sin éxito.”[13]

“La diócesis de Alcalá de Henares celebra con agradecimiento el V Centenario de la muerte del Venerable Siervo de Dios Don Fray Francisco Ximénez de Cisneros (1517-2017). En la iglesia Magistral de los Santos Niños, Catedral de Alcalá de Henares, reposan sus restos mortales y en la Capilla de San Ildefonso, en la Universidad por él fundada, puede admirarse su hermoso sepulcro. La Ciudad antaño llamada ‘Complutum’ honra con diversas iniciativas a aquel a quien tanto debe. […]”.[14]

“AQUÍ YACE
EL VENERABLE
FRAY FRANCISCO
JIMENEZ DE CISNEROS,
CARDENAL ARZOBISPO DE TOLEDO
PRIMADO DE LAS ESPAÑAS
REGENTE DEL REINO
FUNDADOR DE LA UNIVERSIDAD
COMPLUTENSE Y DE ESTE TEMPLO
MAGISTRAL.
NACIÓ EN TORRELAGUNA 1436
MURIO EN ROA 8 DE NOVIEMBRE 1517
INHUMADO EN ESTE TEMPLO
EL 26 DE ABRIL DE 1857.”[15]

Entre cuanto, por concesión divina, puede obtener el hombre mortal en esta vida efímera, lo más importante es que, disipada la tenebrosa oscuridad de la ignorancia mediante el estudio, pueda alcanzar el tesoro de la ciencia.”[16]

Notas importantes.

[1] José García Oro, o.f.m. Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517). Directorio franciscano. Enciclopedia Franciscana. Visitada el13 de enero del 2020.
[2] Castillo de Torremocha. Espacio oriental en la comunidad de Madrid, España, erigido en el siglo XIV sobre una construcción antigua (¿siglo XII?). Consta del castillo de planta ovalada, siete torres defensivas de las murallas y una iglesia en honor y nombre de San Torcuato.
[3] Cyprian Alston. Francisco Ximénez de Cisneros. Transcrito por Michael T. Barret, con dedicatoria a Matthew Bettger y traducción de Amparo Cabal. ec.aciprensa.com Visitado el 12 de enero del 2020.
[4] Reforma en la cabeza y en los miembros.
[5] Olegario González de Cardedal La Reforma Católica. cuentayrazon.com Visitado el 12 de enero del 2020.
[6] José García Oro, o.f.m. Obra citada.
[7] Centro Virtual Cisneros. uah.es Visitado el 31 de marzo del 2019.
[8] Jacobo Benítez del Castillo. Inquisición: ¿qué y por qué? archivohistporia.com Visitado el 31 de marzo del 2019 y el 12 de enero del 2020.
[9] Trabajo inscrito en 1559 en el Índice (Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum) por dictamen del Inquisidor General y Presidente del Consejo Real de Casilla, temerario exaltado en la lucha ideológica y mortal de la Reforma y Contrarreforma. Entre las obras incluidas en el Índice de Libros Prohibidos, incluyo las obras de Erasmo de Rótterdam, fray Luis de Granada, San Juan de Ávila y San Francisco de Borja… por considerar algunos de ellos sujetos al juicio del muy católico y laborioso don Francisco de Valdés y Salas (Salas, Asturias, 1483-Madrid, 9 de diciembre de 1568, España).
Aurea de la Morena Bartolomé, La obra de Cisneros, tercera conferencia del Ciclo “La obra de Cisneros”. En el Salón de Actos del Palacio Arzobispal, Plaza de Palacio, 1, bis. Alcalá de Henares, con motivo de los 500 años de la magistral obra de Cisneros bing.com Visitado el 31 de marzo del 2019. Tiempo: 1:19:01
Araceli Rego. De lo humano a lo divino. La Biblia Poliglota Complutense y La Biblia Regia o de Amberes. araceliregolodos.blogspot.com Visitado el 31 de marzo del 2019.
[10] La Biblia Sacra Poliglota Complutense, obra de Cisneros. youtube.com 3:55 minutos. Visitado el 31 de marzo del 2019. Ampliada en Mi evolución de la imprenta. La Biblia poliglota complutense. youtube.com 28:55 minutos. Visitado el 12 de enero del 2020.
[11] Autor de la primera gramática y del primer diccionario de la lengua española.
[12] Con información tomada del Centro Virtual Cisneros. uah.es Visitado el 31 de marzo del 2019 y 12 de enero del 2020 y de La Biblia Poliglota Complutense. todolibroantiguo.es Visitado el 12 de enero del 2020.
[13] Ídem.
[14] escisneros2017.es Visitado el 11 de enero del 2020.
[15] Ignacio García García. Lápida de la tumba del Cardenal [Jiménez] de Cisneros en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, España. flickr.com Visitado el 31 de marzo del 2019.
[16] Francisco Jiménez de Cisneros. Tomado de Mi evolución de la imprenta. La Biblia poliglota complutense. youtube.com 28:55 minutos. Visitado el 12 de enero del 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 1 =