Desde los diccionarios

0
8

Para degradar al otro le imponemos el término de «pseudo». El prefijo pseudo (imitación, parecido, ficticio, aparente, apócrifo) determina a aquello que aún con todos los valores adquiridos carece del reconocimiento para algo. En español pseudo no es sinónimo de falsario, engañador, adulterador, usurpador de funciones, este matiz ―fraudulento― corresponde a la lengua inglesa y con él viciamos el tono en la lengua española. “pseudo –o seudo– prefijo significante de lo supuesto.”[i] Así, en español, más que un epíteto degradante contiene un reconocimiento al esfuerzo de alguien que no goza de la documentación avaladora.

 Simple y sencillo.

“Simple” corresponde a un grado de incapacidad mental derivada de alguna debilidad cerebral congénita, una precaria alimentación o trastorno traumático, en tanto que “sencillo” engloba a una apetencia que si bien encaja en el grupo de los imposibles no por ello sujeta a la inacción. En las artes, la ciencia, la tecnología, la búsqueda de lo sencillo es materia de esfuerzo constante: sin claudicación.

Necio y terco.

Necio, del latín nescius y este de nescire (ne-no, scire-saber-distinguir, adjetivo masculino, usado indiscriminadamente como sinónimo de: terco, obstinado… usado en sinonimia de tonto, estúpido, torpe, incapaz, inepto, simple…[ii], imbécil, idiota, memo.

En Etimologías de Chile [iii] queda el origen de terco con origen celta “tercos”-raro, escaso y del latín tescum; lugar agreste. Desértico; según Covarrubias, viene del latín altercari por contener y porfiar; [Ottorinoi] Panigiani añade que podría venir del griego theriakos: animal salvaje o del latín tectricus: tétrico. Terco: usado indiscriminadamente como sinónimo de: caprichoso, contumaz, empecinado, intransigente, cabezota, obcecado, obstinado, porfiado, testarudo, tozudo, pertinaz, obstinado, irreductible. Como adjetivo figurativo: Dicho de una cosa: bronca o difícil de labrar.

En el habla cotidiana la diferencia entre terco y necio correspondía al grado de empecinamiento en el hacer, hablar y proceder: decíase que un terco es un ser aferrado a su idea en tanto no le convenza algún argumento, por el contrario, a un necio todos los argumentos aclaratorios le resultan inútiles y fallidos: él “estará en sus trece”[iv].

 Tectónico y telúrico.

La denominación tectónico corresponde a los movimientos internos en nuestro planeta, fuerzas que al determinar un ajuste precario lo entendemos con el nombre de «temblor» transformado a veces en un brutal terremoto. El movimiento telúrico pertenece a al traslado del planeta en su camino ovoideo en rededor del Sol y a la vez, en el traslado de nuestro Sistema Solar dentro de la galaxia a la que pertenecemos.

 Versus/contra.

Aceptado en la práctica del lenguaje, este vocablo de origen latino dictamina la posición de «frente a» y no en «contra de». Lastimosamente el uso cotidiano modificado procede de una concesión otorgada ante la pereza de lidiar en pro de un valor específico. La información impresa inglesa especializada en la crónica del boxeo empleó reiteradamente la palabra de manera errada y de ahí —al parecer— su aplicación irreflexiva al español en donde tomó espacio y significado aceptado inmoderadamente hasta imponerlo en todas las disciplinas deportivas y de pugna humana a tal grado que la Real Academia Española acepta el vocablo. Surge del error y lo confirma la práctica continua.

Zaga y saga.

Mientras la zaga [del árabe clásico: säkah: retaguardia, parte trasera de un ejército] refiere a “ir detrás de”, [de ahí: zaguero, rezagado], el complejo desarrollo para el termino de saga ―propiamente de origen nórdico, escandinavo y originalmente oral―, corresponde a los siglos [¿XII?] XIII y XIV, para destacar la vida y hechos de personajes predominantemente islandeses. Así, no son lo mismo que  la leyenda, la fábula o el cuento, a la manera de las series fílmicas y de historietas denominadas bajo ese título que corresponden más al nombre de secuelas ―ahora con precuelas― sin demeritar su complicado desarrollo.[v]

Siempre y eterno.

El vocablo “Siempre” ampara el total del tiempo disponible en una vida, “Eterno” es lo que no tiene principio y fin, corresponde a lo inconmensurable, lo que está fuera de la consciencia en el inicio y el devenir de cada ser humano, incluida la cadena de herencias genéticas para la propuesta de “Creced y multiplicaos”. Es lo que es, fue lo que fue y será lo que será. En consciencia, “siempre” tiene un final; “eterno” rebasa el entendimiento humano, inclusive, su aceptación racional.


[i] Wordreference.com Visitado el 27 de noviembre del 2020.
[ii] sinónimos.woxikon.mx en buscapalabras.com
[iii] etimologías.dechile.net Visitado el 8 de enero del 2019.
[iv]  El origen de esta frase es el empecinamiento de Benedicto XIII, el “Papa Luna” que, al perder el apoyo de Francia y recluirse en el Castillo de Peñiscola actuaba y decidía como si aún fuera el papa reconocido y aceptado. Cosas de la vida terrena y curiosidad en la historia. Una variante popular es: “Mantenerse en sus trece”. Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor (su nombre en el siglo), Illueca, Zaragoza, España 1328-Peñiscola, 1423. Condenado como hereje y antipapa, le destituyeron por dictamen del Concilio de Constanza en 1415 ―“el Concilio es superior al Papa”― junto con el antipapa Juan XXIII.
[v] Ana Victoria Mondada. Prólogo a Enrique Ibsen [Henrik Johan Ibsen. Skien, 28 de marzo de 1828-Cristiana [actual Oslo], Noruega, 23de mayo de 1906]. Editorial Porrúa, S. A. de C. V., Colección Sepan Cuantos…” Número 303. [Peer Gynt, Casa de muñecas, Espectros, Un enemigo del pueblo, El pato silvestre, Juan Gabriel Borkman]:“Noruega no existía literariamente, a pesar de que contaba con un pasado literario que se remontaba a la época de los legendarios vikingos [‘hombres de los fiordos’], florecimiento que tuvo lugar en plena Edad Media. A esta literatura pertenecen la poesía popular de los Eda y la más elaborada de los Escalda (ambas anteriores al siglo XI), la Saga (siglo XII) y el Lied popular (mediados del siglo XIII)…”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + cuatro =