Bogomilos

0
21

Bogomilos, una de las muchas escisiones de la naciente comprensión cristiana y como toda secta, con parches degradantes y leyenda negra. “Los borboritas, también conocidos como fibionitas, es el nombre adjudicado a una escuela cristiana gnóstica del siglo IV, posiblemente descendiente de los nicolaitas y/o los setianos. Se atribuía a los borboritas el practicar la carnalidad y realizar rituales de sexo sagrados. Estuvieron activos en la ciudad de Alejandría y varias regiones de Asia-Menor hasta al menos el siglo V.”[1] Antitético a lo anterior: “Los bogomilos [con sus dos ramas destacadas: la más puritana denominada «albanesa» y la menos estricta «garatense»] eran contrarios a la exhibición de riqueza en la Iglesia y llevaban un estilo de vida austero. No bebían alcohol, no consumían carne y no tenían sexo [sic, por no practicar la relación sexual]. También estaban en contra del sacerdocio, el bautismo [sin agua ni aceite] y las reliquias materiales (como las cruces). El movimiento acabó por extinguirse en el siglo XVI…”.[2]

“Los bogomilos fueron una comunidad herética de vida rigurosamente ascética, con creencias docetistas[3] y gnósticas, cuyo origen se remonta al siglo X en la región de Tracia (actual Bulgaria, Rumelia y norte de Grecia), así como en Bosnia.”[4]

No obstante su aparente extinción, actualmente hay un renacer de la ideología de los Bogomilos en algunas zonas de Europa. “La aparición de los bogomilos se encuentra enmarcada en un periodo de gran descontento religioso y social. Eran tiempos de grandes disputas por el poder eclesiástico y la corrupción imperante en la jerarquía clerical. Los bogomilos reclamaban un retorno a las prácticas cristianas primitivas y se inspiran en el dualismo maniqueo y el paulicianismo…  Centrales en sus creencias, los bogomilos adoptaron una visión dualista del universo. Dicha visión plantea una lucha eterna entre el bien y el mal, entre un Dios espiritual creador de lo inmaterial y un dios maligno, identificado con el demiurgo, señor del mundo material y sus imperfecciones, Este enfoque provocó una radical desconfianza hacia la organización eclesiástica y los ritos que consideraban engaños del demiurgo.”[5]

“El nombre de borborita proviene del griego βóρβoρoϛ, traducible como ‘embarrados’ o ‘sucios’. Se cree que este era en realidad un apelativo insultante dado por ajenos a su secta, y que ellos mismos en realidad se hacían llamar simplemente ‘gnósticos’. “  Gnósticos: “El gnosticismo (del griego antiguo: үνωοτιҝóϛ gnostitikós, «tener conocimiento») es un conjunto de antiguas ideas y sistemas religiosos que se fusionaron en el siglo I d. C. entre sectas judías y cristianas tempranas. También podría ser una confusión o un juego de palabras malicioso con el término ‘barbeloita’, que designaría a aquellos en cuyas creencias la figura de Barbelo ocupaba un lugar destacado…”[6]

“Bogomilo, la. Del francés bogomile, este del griego bizantino βoyóμλος, y este del búlgaro Bog ‘Dios’ y mile ‘querido’, quizá por alusión a Bogomil, pope búlgaro del siglo X, a quien se atribuye la fundación de esta secta. Bogomilos: nombre dado a los adeptos de una secta religiosa del siglo X de raíces maniqueas.”[7]

  1. adj. Seguidor de una secta cristiana herética, surgida en Bulgaria durante los siglos X y XI, cuya creencia principal era que Dios Padre tenía dos hijos, Satanás y Miguel, que representaban el mal y el bien, respectivamente. Apl. a pers., u. t. c. s.
  2. adj. Perteneciente o relativo a los bogomilos o a su secta. Diccionario de la lengua española. Edición del Tricentenario. del.rae.es Consultado el 28 de abril del 2023.

“Su núcleo esencial es la creencia en la presencia en el hombre de una chispa o centella, que proviene del ámbito de lo divino y que en este mundo se halla sometido al destino, al nacimiento y a la muerte. Esa chispa divina debe ser despertada por la contrapartida divina del yo humano para ser finalmente reintegrada al lugar de donde procede…”.[8]

La palabra «bogomilo» significa “querido o amado de Dios” y proviene de la combinación de dos palabras de origen eslavo: bog, que significa “dios”, y mil, milo, que significa “querido”. Algunas otras versiones de la etimología suponen que el término deriva de su principal patriarca, llamado Bogomil, aunque si bien se observa, esta segunda posible etimología no contradiría a la anterior, ya que Bogomil equivale al nombre Teófilo y este en griego significa “amigo de Dios”.[9]

Así, goliardos[10] y bogomilos son conceptos complejos, diferenciados con múltiples variaciones en los que poco o nada les une, simplemente equívocos y/o malhadadas afirmaciones planteadas y plantadas con sutiles calificativos asentados en el prejuicio de lo detestable y antisocial, volátiles en la historia, en el concepto de vida y en la práctica.


[1] Borboritas. es.wikipedia.org Visitado el 9 de mayo del 2024.

[2] Sectas religiosas que estuvieron a la sombra de la Iglesia católica. msn.com Visitado el 9 de mayo del 2024.

[3] Docetismo: afirmación de que el cuerpo de Jesús “el Cristo” no era real o era ilusorio.

[4] Bogomilos. es.wikipedia.org Visitado el 18 de abril del 2024.

[5] Descubriendo a los Bogomilos: Orígenes y Misterios de la Herejía Medieval Balcánica. guiamitologica.com Visitada el 9 de mayo del 2024.

[6] es.wikipedia.org Visitado el 16 de abril del 2024

[7] The Free Dictionary by Farlex. Visitado el 28 de abril del 2023.

[8] es.wikipedia.org Visitada el 16 de abril del 2024.

[9] Tomado de Etimología. es.wiipedia.org Visitado el 10 de septiembre del 2020 y el 28 de abril del 2023.

[10]El cantar de los Goliardos”, entrega anterior.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí