Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola
Datos comprobados

Estados Unidos, 19 de diciembre de 2020.- Enfocarse en la gratitud se ha convertido en una tendencia en los últimos años, y por excelentes razones. Existe una gran cantidad de estrés e infelicidad a nivel mundial, en donde la gratitud es el mejor remedio, además, no cuesta nada. La investigación demuestra que la gratitud ofrece los siguientes beneficios:

• Altera el cerebro de diferentes maneras: Como al liberar neurotransmisores que regulan el estado de ánimo, como la dopamina, la serotonina, la norepinefrina y la oxitocina, lo que inhibe la hormona del estrés (cortisol), y estimula el hipotálamo (un área involucrada en regular el estrés) y el área tegmental ventral (parte del circuito de recompensa que produce sensaciones placenteras)
• Aumenta la felicidad y la satisfacción por la vida
• Reduce el estrés y la angustia emocional
• Mejora la resistencia emocional
• Reduce los síntomas de la depresión
• Reduce el dolor
• Reduce la inflamación al inhibir las citocinas inflamatorias
• Reduce el azúcar en la sangre
• Mejora la función inmunológica
• Disminuye la presión arterial
• Mejora la salud cardíaca, al reducir la probabilidad de muerte súbita en personas que sufren de insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad coronaria
• Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca
• Mejora la salud general al fomentar el cuidado personal
• Mejora el sueño
• Mejora las relaciones interpersonales
• Aumenta la productividad
• Reduce el materialismo y aumenta la generosidad, lo que puede incrementar la felicidad y la satisfacción

¿Qué es la gratitud?
Según lo explicado por Harvard Medical School: “La gratitud es una apreciación de lo que se recibe, ya sea tangible o intangible. Las personas reconocen la bondad en sus vidas por medio de la gratitud. En el proceso, las personas reconocen que la fuente de dicha bondad se encuentra fuera de sí mismas. Como resultado, la gratitud ayuda a conectarse con una energía superior, ya sea con otras personas, la naturaleza o un poder superior”.

Según un estudio, la gratitud es “especialmente importante para el bienestar psicológico”. En los adolescentes, se ha encontrado que se relaciona con las “emociones positivas, la satisfacción, el apoyo social y el comportamiento prosocial”. La práctica y la cultura de la gratitud pueden ser utilizadas como una intervención psicoterapéutica que tiene un efecto positivo.

Aplicar lo que funciona
Según la psicóloga Laurie Santos, quien enseña la ciencia de la felicidad en Yale, le explicó lo siguiente a NPR: “Es una de las prácticas más beneficiosas en el campo de la psicología positiva, debido a que es una práctica novedosa y ofrece beneficios muy poderosos”.

Como señaló Harvard, existen muchas maneras validas de sentir y expresar la gratitud. Por medio de recuerdos positivos, al aplicar esta práctica por las bendiciones pasadas. Agradecer en el tiempo presente ayuda a recordar que no existe nada por sentado. Aplicado al futuro, es una expresión de esperanza y optimismo de que todo saldrá bien, incluso si se desconoce lo que depara el futuro.

Para obtener un mejor resultado, es importante encontrar un método significativo. Para algunas personas, se recomienda escribir una lista de agradecimientos a primera hora de la mañana. Mientras que a otras les funciona contemplar aquello por lo que se sienten agradecidos, ya sea pasado, presente o futuro.

Una estrategia muy potente es escribir una carta de agradecimiento a alguien a quien no le has agradecido por su amabilidad y entregarla personalmente. Los estudios demuestran que estas prácticas aumentan inmediata y significativamente la felicidad durante un mes.

Desafíos del agradecimiento
Dependiendo de las circunstancias, en ocasiones puede ser un desafío. Los investigadores explican que la mejor manera de superar este obstáculo (que puede desencadenar pesimismo o culpa) es encontrar algo por lo que se sienta agradecido y enfocarse en eso. Lo cual sucede al perder el trabajo o un automóvil, pero, por fortuna, existen las paradas de autobús. Con el tiempo, es más fácil identificar las cosas por las que hay que estar agradecido.

Una manera de aumentar la gratitud cuando las situaciones dificultan la inspiración es al agradecer las cosas aparentemente “inútiles” o insignificantes. Podría ser un cierto olor en el aire, el color de una flor, las pecas de su hijo o la curvatura de una piedra. Con el tiempo, descubrirá que esto mejorará su capacidad para identificar las cosas “buenas” de la vida.

Los bloqueos más comunes a la gratitud son el materialismo y el sentido de privilegio
Según Robert Emmons, uno de los principales expertos en el tema, el materialismo y el sentido de merecer son dos bloqueos de la gratitud, por lo que, si no encuentra algo que agradecer, es posible que haya caído en una de estas trampas. Como se explica en un boletín del Greater Good Science Center: “La gratitud no puede sobrevivir a este ataque cuando el mundo se percibe a través del materialismo, y las relaciones y las cosas como desechables. La investigación ha demostrado que la gratitud es esencial para la felicidad, pero la era moderna la ha convertido en un sentimiento en lugar de percibir su valor como una virtud que conduce a la acción.

La [G]ratitud es una acción de regresar un favor y no solo se trata de un sentimiento. Del mismo modo, la ingratitud es el hecho de no reconocer un favor y negarse a devolverlo. Si decidimos no ser agradecidos, en automático, nos convertimos en malagradecidos.

La disposición, ya sea sobrenatural o natural, se vuelve tan común que se acepta fácilmente por sentado. Es como si consideráramos que el universo nos debe la vida. No queremos estar en deuda. Desestimar la protección, los favores, los beneficios y las bendiciones hace que una persona esté en deuda espiritual y moralmente.

Las personas que no son agradecidas tienden a desarrollar un sentido excesivo de importancia personal, arrogancia, vanidad y una necesidad insaciable de admiración y aprobación. Las personas narcisistas rechazan los vínculos que unen a las personas en reciprocidad. Esperan un trato especial y no sienten la necesidad de devolver el favor. No aprecian los regalos altruistas, porque no logran identificarse con el estado mental de la otra persona”.

El sentido de merecer es el sello distintivo del narcisismo, por lo que la humildad es el antídoto y la respuesta. Como señaló Emmons, “una persona humilde se expresa de la vida como un regalo por el cual se siente agradecida, y no como un derecho. La humildad marca el inicio de la gratitud”.

Por lo tanto, la gratitud no es una percepción de recibir “lo que nos corresponde”, sino de reconocer que la vida no nos debe nada, sino que nos ha dado todo lo que la vida nos ofrece: un hogar, familia, amigos, trabajo, salud, etc. Cuando comienza a percibir todo como un regalo, en lugar de sentir que lo merece (para bien o mal), su sentido de gratitud comenzará a crecer.

Estrategias para cultivar y fortalecer su gratitud
Además de llevar un diario de gratitud, existen diferentes maneras de practicarla. A continuación, encontrará una compilación de sugerencias de numerosos expertos. La clave es ser constante. Encuentre una manera de incorporar el método de su agrado de manera semanal o diaria y consérvelo.

• Es necesario ser específico y reconocer el esfuerzo o el costo involucrado de las otras personas al escribir las notas de agradecimiento.
• Agradecer cada alimento es una excelente manera de aumentar los niveles de gratitud de manera diaria, así como fomentar una conexión más profunda con los alimentos.
• Aunque esta puede ser la oportunidad perfecta para crear una conexión espiritual con lo divino, no tiene que convertirse en un discurso religioso. Simplemente podría ser: “Estoy agradecido por este alimento y aprecio todo el tiempo y el trabajo dedicado a su producción, transporte y preparación”.
• Es importante eliminar la negatividad por medio de una percepción diferente, ya que la decepción puede ser un factor importante de estrés, el cual tiene efectos negativos en la salud y longevidad.
• De hecho, los centenarios citan al estrés como aquello que se debe de evitar si busca una vida prolongada y saludable. Dado que el estrés es prácticamente inevitable, la clave es desarrollar y fortalecer la capacidad para controlar el estrés para que no se desgaste con el tiempo.
• En lugar de enfocarse en eventos negativos, la mayoría de los centenarios descubrieron cómo dejar que las cosas fluyan, lo cual es fácil de hacer. Sin embargo, se necesita práctica. Es una habilidad que debe perfeccionarse de manera diaria o con la frecuencia que se necesaria.
• Un principio fundamental para dejar de lado la negatividad es comprender que la manera en cómo se siente no se relaciona con el evento en sí, y todo lo que tiene que ver con la percepción del mismo.
• La sabiduría ancestral dictamina que los eventos no son buenos o malos por sí mismos. Lo que le molesta de un evento es su creencia sobre él, y no lo que le sucedió.
• Como señaló Ryan Holiday, autor de The Daily Stoic: 366 Meditations on Wisdom, Perseverance, and the Art of Living, “los estoicos explican lo siguiente: ‘Me sucedió esto’, que no es lo mismo a ‘Me sucedió algo malo’.
• Explican que la primera frase, desarrolla una mayor resistencia y capacidad de sacar provecho de todos los sucesos”. Y, una vez que se logra ver lo bueno, es posible ser más agradecido.
• Considere sus acciones no verbales, ya que sonreír y abrazar son formas de expresar gratitud, apoyo, emoción, empatía y motivación. Estas acciones físicas también ayudan a fortalecer la experiencia interna de emociones positivas de todo tipo.
• Elogiar a los demás ha demostrado ser más efectivo que elogiarse a uno mismo. Por ejemplo, elogiar a un compañero de la siguiente forma: “gracias por hacer todo lo posible por hacerlo” es más poderoso que un cumplido en términos de los beneficios obtenidos, como “me agrada que lo hagas”.
• Esto logró que el compañero se sintiera más feliz y amoroso hacia la otra persona. Además, es necesario decirlo en serio. El contacto visual ayuda a mostrar una mayor sinceridad.
• Expresar agradecimiento durante la oración o la meditación es otra forma de cultivar la gratitud. Practicar la “atención plena” significa que estás prestando atención activamente al momento en que estás en este momento.
• A veces se usa un mantra para ayudar a mantener el enfoque, pero también puede centrarse en algo que agradece, como un olor agradable, una brisa fresca o un recuerdo encantador.
• Se recomienda crear un tarro de gratitud en el que toda la familia pueda añadir notas de gratitud de manera diaria. Cualquier tarro o contenedor funcionará.
• Simplemente escriba una nota rápida en un pequeño trozo de papel y póngalo en el recipiente. Algunas personas leen los papeles guardados en voz alta cada año (así como semestral o mensual).
• Invertir el dinero en experiencias, según investigaciones recientes, no solo genera un mayor sentimiento de gratitud que aquel del consumo material, sino que también crea una mayor generosidad.
• Como señaló el coautor Amit Kumar, investigador postdoctoral de la Universidad de Chicago, “las personas se sienten afortunadas, y debido a que se trata de un tipo de gratitud difusa y no de un objetivo, se encuentran motivadas para ser más generosas con la gente en general”.
• Agradecer por tener “suficiente”, de acuerdo con numerosas personas que han adoptado un estilo de vida más minimalista, la clave de la felicidad es aprender a apreciar y agradecer por lo que se tiene.
• Las dificultades financieras y el estrés laboral son dos factores importantes que contribuyen a la depresión y la ansiedad. La respuesta es disminuir el consumismo e incrementar la apreciación.
• En lugar de compararse con otras personas, se recomienda agradecer por las cosas que tiene, y liberarse de la publicidad, la cual dictamina que algo le falta a su vida.
• Muchos de los que adoptaron un estilo de vida minimalista afirman haber reducido el tiempo que trabajan para pagar sus deudas, lo que libera un poco de tiempo para el voluntariado, actividades creativas y cuidado personal, lo que aumenta dramáticamente la felicidad y la satisfacción.
• La clave es decidir qué es “suficiente” para usted. El consumo en sí no es el problema, sino la falta de control de las compras innecesarias. En numerosas ocasiones, la acumulación de bienes materiales se trata de llenar un vacío en la vida, sin embargo, dicho vacío nunca se llena con cosas materiales.
• La mayoría de las veces, el vacío exige una mayor cantidad de amor, conexión personal o experiencias que generan propósito y compromiso apasionado. Por lo tanto, es necesario identificar las necesidades emocionales y espirituales reales y auténticas, para luego enfocarse en satisfacerlas de una manera que no implique el consumismo.
• Las Técnicas de libertad emocional (EFT) son una herramienta útil para tratar diferentes desafíos emocionales, incluyendo la falta de gratitud. Son una forma de acupresión psicológica basada en los puntos energéticos utilizados en la acupuntura que puede restaurar rápidamente el equilibrio interno y la curación, y ayuda a liberar a la mente de pensamientos y emociones negativas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí