26.8 C
Mexico
Monday, October 3, 2022

Investigan neuronas que nos hacen comer de más

- Anuncio -

¿Por qué comemos de más? encontrar la respuesta a esta pregunta es el objetivo de la investigación que llevan a cabo científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), encabezados por Ranier Gutiérrez, encargado del laboratorio de neurobiología del apetito.

Los primeros resultados de esta investigación, que inició en noviembre pasado, muestran que cuando ciertas neuronas cerebrales son activadas artificialmente con una técnica llamada optogenética, provocan que el ratón (que se emplea como modelo animal) coma lo que esté disponible en el ambiente, según información proporcionada por el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Cicyt).

La optogenética es una nueva tecnología que permite modular o controlar la actividad de las neuronas a través de un pulso de luz azul. Esto se hace en un ratón cuyas neuronas fueron modificadas genéticamente a través de la colocación de un canal que las hace sensibles a la luz.

“Cuando activamos a un grupo de neuronas muy pequeñito en el hipotálamo lateral que se unen a las interneuronas GABAérgicas (que liberan un neurotransmisor llamado ácido gama aminobutírico o GABA) hacemos que el animal coma y coma de forma indiscriminada, no importa qué alimento esté disponible, va a hacer que coma el alimento que esté más cercano, se puede hacer que coma sacarosa, que coma una comida saludable, una croqueta para ratones o de chocolate.

“Lo siguiente es entender con mayor profundidad sobre estas interneuronas, saber qué estímulos externos las desencadenan, en qué condiciones se inhiben y tratar de modularlas farmacológicamente”, explicó el neurocientífico egresado del Instituto de Fisiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Durante la conferencia “Descifrando a las neuronas que nos hacen comer de más” que se llevó a cabo en el Museo de las Ciencias Universum, como parte de las actividades del Mes del Cerebro, Gutiérrez explicó que el hipotálamo lateral es una región clásicamente relacionada con el control del apetito de alimentos.

“Su lesión produce inanición y muerte, si se alimenta al animal de forma manual, puede sobrevivir y recuperarse a esta lesión del hipotálamo lateral. Por estos resultados, a esta región se le llamó el centro del hambre por muchos años, el cual, sin embargo, es un concepto erróneo, porque en realidad el hambre y la saciedad se regulan de forma distribuida en distintas partes del cerebro, pero esta evidencia sugiere que algunas de estas neuronas que están aquí en esa región cerebral hacen o pueden hacer que el animal coma, además que coma de más”, indicó.

Agregó que las interneuronas GABAérgicas del hipotálamo lateral computan una señal universal que indiscriminadamente promueven conductas apetitivas y de consumo de alimentos palatables y consumibles (sólidos o líquidos), pero no de alimentos aversivos.

El científico hizo hincapié en la importancia de regular el ambiente obesogénico, responsable de la epidemia de obesidad.

“La formación de hábitos desde la infancia es muy importante pues cambia la estructura del cerebro. Si tú tienes hábitos saludables porque tu mamá se preocupó por darte verduras o frutas y restringirte el acceso a los dulces, obviamente de adulto vas a generar una conducta de ingesta muy saludable”, explicó Ranier Gutiérrez, quien realizó un posdoctorado en electrofisiología por la Universidad Duke, en Carolina del Norte, EU.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí