Endulce su vida de manera natural con el fruto del monje

0
24

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola.
Datos comprobados

Estados Unidos, 4 de marzo de 2021.- En los últimos años ha incrementado el consumo de sustitutos de azúcar debido al aumento en las tasas de diabetes y obesidad. Lo que ha traído endulzantes naturales y sintéticos. Desafortunadamente, su producción no es saludable, ya que se sabe que el uso de muchos químicos puede ser contraproducente para la salud.

Una opción a estos endulzantes es el extracto de fruto del monje o Luo Han Guo. Conozca su historia y la amplia gama de beneficios para la salud que le ofrece el fruto del monje y por qué debería ser su primera opción como sustituto del azúcar.

¿Qué es el fruto del monje?
El fruto del monje (Siraitia grosveronii), también conocida como Luo Han Guo, es una fruta originaria del sur de China y se ha cultivado por siglos con fines medicinales. Su nombre, «fruto del monje», se deriva de los monjes o «luohan», que se cree que fueron los primeros en cultivarla en el siglo XIII. Esta fruta era muy difícil de cultivar debido a que dicha labor se hacía en las laderas de las montañas de China, en Guanxi y Guangdong. Se exportó a principios del siglo XX a los Estados Unidos con la documentación proporcionada por G.W. Groff y Hoh Hin Cheung.

Hoy en día, se le conoce al fruto del monje por sus propiedades endulzantes, pero su uso se remonta a la Medicina Tradicional China (MTC). Los mogrósidos y otros compuestos activos en el fruto del monje ayudan a aliviar la tos seca, el dolor de garganta y otras dolencias respiratorias, así como el estreñimiento provocado por beber poca agua. La medicina tradicional la acredita como una fruta que «ayuda a la longevidad».

En la actualidad, el fruto del monje se cultiva principalmente en la ciudad de Longjiang, que se conoce como el «Hogar de las frutas chinas de Luo Han Guo». Aquí es donde se fundaron numerosas fábricas con el único propósito de procesar los extractos del fruto del monje para su uso como endulzantes. Este proceso es muy importante para que el fruto del monje se utilice como alternativa al azúcar, debido a que sus otros sabores la harían inadecuada para ello.

Por lo general, se puede adquirir como fruta seca en las tiendas. La fruta fresca tiene un color verde y se pone café cuando se empieza a secar. En la actualidad, el fruto del monje está disponible en diferentes presentaciones y se puede comprar en tiendas naturistas y supermercados.

¿Qué son los endulzantes a base de fruto del monje?
Los glucósidos de terpeno conocidos como mogrósidos que están en la fruta le dan su sabor dulce. Los mogrósidos son los componentes activos del fruto del monje, que han sido objeto de numerosos estudios y se ha demostrado que son antialérgicos, anticancerígenos, antibacterianos y antioxidantes. También se ha descubierto que ayuda a controlar los niveles glucémicos, ya que incluso cantidades elevadas de mogrósidos no provocaron un aumento en los niveles de azúcar en la sangre e incluso ayudaron a estimular la secreción de insulina.

Los diferentes tipos de endulzantes de fruto del monje tienen varias presentaciones, ya sea en gránulos o en té. Debido a que el fruto del monje tiene un sabor diferente al del azúcar, algunos fabricantes han patentado los procesos para extraer de manera eficaz solo el sabor dulce de la fruta. En la actualidad, existen muchos productos derivados del fruto del monje con distintos niveles de pureza. Se puede mezclar con aditivos para mejorar su sabor o su consistencia para mezclarla con otras comidas o bocadillos.

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos se resalta que los extractos del fruto del monje son entre 100 y 250 veces más dulces que el azúcar, lo que significa que su uso no equivale a una porción de azúcar. Necesitará mucho menos extracto de fruto del monje comparado con lo que usa regularmente cuando consume azúcar.

También es bueno saber que el fruto del monje se puede utilizar en la dieta cetogénica. Debido a que su extracto no contiene carbohidratos, no interfiere con este tipo de régimen alimenticio. Solo asegúrese de seleccionar correctamente los productos que va a utilizar y corrobore que no contengan aditivos u otros endulzantes mezclados que no sean cetogénicos.

¿El fruto del monje interfiere con el microbioma intestinal?
El microbioma intestinal se relaciona con la salud digestiva, la regulación energética, la cognición y la inmunidad. Su bienestar depende de los alimentos que consume. Desafortunadamente, numerosas alternativas de azúcar y otros endulzantes no nutritivos interfieren con el microbioma intestinal y, por lo tanto, pueden contribuir al desarrollo de obesidad, resistencia a la insulina y síndrome metabólico.

La buena noticia es que no hay evidencia de que el fruto del monje dañe el microbioma intestinal. No existe ninguna evidencia de que este endulzante repercuta en la salud intestinal, a pesar de que el extracto de esta utiliza al microbioma intestinal para convertir el mogrósido en mogrol. De acuerdo con un estudio en la revista del Dairy Science de 2020, el consumo de yogurt simbiótico con extracto de fruto del monje ayudó a mejorar la microbiota de ratones con diabetes.

Posibles beneficios del fruto del monje
Los múltiples beneficios del fruto del monje se deben a los mogrósidos que contiene. Se han realizado varios estudios en animales y se destaca el efecto de los mogrósidos en el metabolismo, la salud mitocondrial y la inmunidad. Algunos de sus beneficios son:

• Ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre: los estudios demuestran que los mogrósidos ayudan a regular la glucosa en la sangre, al activar la proteína quinasa que se activa por el monofosfato de adenosina (AMPK, por sus siglas en inglés) y al inhibir la expresión de la vía de la gluconeogénesis. Esto está avalado por un estudio de 2007 del British Journal of Nutrition, en el que los investigadores señalaron que los mogrósidos ayudan a regular el metabolismo de los lípidos y la glucosa en la sangre de ratones con diabetes.
• Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios: los mogrósidos ayudan a eliminar las especies reactivas de oxígeno (ROS), las moléculas que favorecen la muerte celular programada y pueden ayudar a inhibir la expresión de mediadores que provocan inflamación, como las prostaglandinas y IL-6.
• Contribuye a la inmunidad: en un análisis de 2019 de Frontiers in Pharmacology se estudió cómo los extractos del fruto del monje mejoraron la inmunidad humoral y no específica al elevar el porcentaje de células inmunes.
• Disminuye el riesgo de cáncer: el mogrósido V es uno de los principales tipos de glucósidos que se encuentran en el fruto del monje y ralentiza la transformación de células sanas en células cancerosas. También puede inhibir el desarrollo de tumores al detener las vías que lo conducen.

A pesar de estos impresionantes beneficios, recuerde que el fruto del monje no debe usarse como un suplemento para tratar problemas de salud y enfermedades, ya que no se han realizado suficientes estudios sobre su impacto nutricional en los seres humanos. Es mejor que la use como una alternativa del azúcar y la consuma en cantidades moderadas, a pesar de sus grandiosas propiedades.

Fruto del monje vs Stevia
La Stevia es otro endulzante natural muy conocido hoy en día. Utilizado por primera vez por los nativos de Paraguay hace siglos, ahora se usa en todo el mundo como un endulzante para pasteles, bebidas y comidas.

En comparación con el fruto del monje, ambos extractos ofrecen una forma natural de endulzar platillos y bebidas sin los efectos secundarios que vienen con las opciones sintéticas. Al igual que el mogrósido en el fruto del monje, la dulzura de la Stevia proviene de sus glucósidos cristalinos llamados esteviósidos. Se sabe que ambos compuestos son cientos de veces más dulces que la fructosa, siendo los mogrósidos de 250 a 425 veces más dulces y los esteviósidos de 200 a 300 veces más dulces.

Sin embargo, existen problemas de salud con el uso de la Stevia, específicamente del esteviol. En un estudio de 2003 del Journal of Agricultural Food Chemistry, los investigadores evaluaron cómo el cuerpo humano metaboliza los esteviósidos de los extractos estandarizados de la Stevia rebaudiana. Si bien, la microflora procesó los esteviósidos adecuadamente, el esteviol no se degradó.

Esto se convierte en un problema, ya que en un estudio de 1985 de Proceedings of the National Academy of Sciences se encontró que el esteviol era altamente mutagénico o muy dañino para el ADN. Esto está respaldado por un estudio de 2020 de Immunopharmacology and Immunotoxicology, en el cual se encontró que el esteviol, en ciertas concentraciones, no solo es mutagénico, sino también citotóxico y genotóxico. Desafortunadamente, se trata de propiedades muy ligadas al desarrollo de diferentes tipos de cáncer debido al daño permanente que provocan.

A diferencia de la Stevia, no existen preocupaciones sobre la mutagenicidad y citotoxicidad con extractos del fruto del monje, lo que la convierte en una buena opción para ser un endulzante natural y seguro.

Cómo encontrar el endulzante adecuado del fruto del monje
Vienen en diversas presentaciones, ya sea en polvo, tableta, líquido o jarabe. Los endulzantes más puros son granulados y son perfectos para agregar a bebidas como café y té. Tenga en cuenta que el fruto del monje es más dulce que el azúcar, así que ajuste el tamaño de la porción que vaya a usar.

Los endulzantes a base de fruto del monje también vienen mezclados con Stevia, eritritol y otros aditivos. A menudo, se agregan para equilibrar la dulzura del fruto del monje y lograr una similitud con el azúcar. Sin embargo, es mejor optar por el endulzante de fruto del monje puro, para que disfrute de sus beneficios sin ningún riesgo. A algunos de estos también se les agrega azúcar o fructosa, lo que frustraría el propósito de usar el fruto del monje como alternativa.

Cuando busque endulzantes de fruto del monje, siempre verifique la pureza y asegúrese de comprar productos que provengan de fuentes confiables y con buena reputación. Esto lo ayudará a asegurarse de obtener solo productos de alta calidad sin aditivos sintéticos o químicos que puedan ser dañinos para su salud.

¿Existen efectos secundarios al usar el fruto del monje?
Por lo general la Administración de Alimentos y Medicamentos los etiqueta como seguros con las siglas «Gras». Los extractos del fruto del monje no tienen efectos secundarios, lo que los hace seguros para su consumo con cualquier alimento. También se recomiendan para personas con diabetes o para quienes intentan controlar su consumo de glucosa. Los estudios han demostrado que el uso de estos extractos ayuda a tener un mejor control glucémico, que es específicamente importante para las personas que padecen enfermedades crónicas.

A pesar de que no hay estudios que demuestren los posibles efectos secundarios del fruto del monje, se recomienda su uso moderado, para evitar cualquier efecto negativo que pueda surgir debido a un uso excesivo. Esto es específicamente importante en las personas con diabetes y las mujeres embarazadas o en período de lactancia. Consulte a un médico para obtener recomendaciones personalizadas sobre el consumo seguro de este endulzante natural.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − cinco =