Este verano, ¡dale a los niños la libertad de emprender!

0
35

Ciudad de México, 11 de julio de 2022.- Durante las próximas vacaciones de verano con este periodo de descanso en la escuela llegan los cursos de verano para brindar un espacio de relajación, creatividad, recreación y aprendizaje. Las opciones son muy diversas, van desde deportes, tecnología, ciencia, arte, apoyo en determinadas materias, idiomas y robótica, hasta emprendimiento.

La realidad es que estos talleres pueden ser un complemento ideal para la formación de los pequeños. No sólo estimulan su capacidad cognitiva, emocional y social, también los ayuda a prepararse para el futuro, ser más resilientes y encaminar sus esfuerzos para enfrentar los desafíos del día a día.

BusinessKids, empresa mexicana líder en emprendimiento infantil, con la firme convicción de que al brindarles “la libertad de emprender”, los niños podrán adquirir las herramientas necesarias para lograr todo aquello que se propongan, comparte 6 motivos para elegir un curso de este tipo:

1. Negocios. La educación emprendedora no es exclusiva de los adultos, los niños pueden acceder a herramientas de negocios como administración, ahorro e inversión, por mencionar algunas. En los programas enfocados al público infantil pueden adquirir bases sólidas, con un formato apropiado para su edad a través de juegos, experiencias grupales y actividades.
2. Educación financiera. La educación financiera es clave para el éxito de cualquier emprendedor y propietario de una empresa. Por esta razón, empoderar a los niños y motivarlos para ser dueños de negocios inteligentes, donde la planificación garantice su futuro económico, es un precedente para alcanzar la libertad financiera en su vida adulta.
3. Fortalecimiento personal. A medida que los niños desarrollan sus negocios, también lo hacen con sus habilidades para ser líderes seguros y capaces.
4. Conciencia social. La responsabilidad social es un elemento fundamental para los emprendedores. Es una forma de contribuir a la sociedad y a causas dignas. Enseñar a los niños que los negocios son más que una fuente para ganar dinero, inculcarles desde pequeños que pueden ayudar a los demás haciendo lo que más aman, teniendo en cuenta la ética y los valores.
5. Aprender de sus errores y tomar decisiones. Los errores son parte imprescindible en el crecimiento personal, es importante ver en cada uno de ellos una oportunidad de aprendizaje y no un fracaso. Enseñar a los niños que aprender de los errores les traerá una lección positiva, les generará más confianza para centrarse en buscar una solución, impulsará su capacidad de análisis y tendrán mayor tolerancia a la frustración para enfrentar situaciones futuras.
6. Trabajo en equipo. Es un factor esencial que favorece las habilidades sociales. Cuando los niños ejercitan la cooperación para lograr un objetivo común, refuerzan sus relaciones interpersonales, aprenden a comunicarse mejor, escuchan al otro, les enseña responsabilidad, además de ayudarlos a desarrollar la empatía y el respeto hacia los demás, los hará comprender que no todos piensan de igual manera y los enriquecerá al descubrir nuevas ideas.

La función de un curso de verano va más allá del entretenimiento, es un complemento para enriquecer la formación de los niños, fortalecer su autoestima, potencializar al máximo su creatividad, mejorar su capacidad para socializar e impulsar su independencia.

“Es necesario que estos cursos cuenten con programas de actividades diseñados para niños, de esta manera pueden aprovechar al máximo los recursos disponibles y generar ideas de negocios de forma sencilla. Si un niño aprende que puede lograr todo lo que se propone en la vida, será, sin duda, un adulto exitoso”, explicó Mary Carmen Cabrera, fundadora y presidenta de BusinessKids.

Asimismo, la directiva señala que lo más importante es brindarles a los niños las herramientas para un futuro incierto, ¿cómo hacerlo? “enséñale a un niño a emprender y será un adulto libre”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí