ShareAmerica

Washington, D. C., 19 de enero de 2023.- Millones de estadounidenses de origen asiático celebrarán el Año Nuevo Lunar, una festividad cuya fecha en el calendario gregoriano varía de año en año porque está vinculada a la primera luna nueva del calendario lunar.

Este año, la celebración del año nuevo de acuerdo al calendario lunar tradicional chino comienza el 22 de enero y termina el 5 de febrero.

Según el Centro de investigaciones Pew, más de dos tercios de los estadounidenses de origen chino, coreano, japonés y vietnamita celebran la festividad. Los estadounidenses de origen chino, el grupo más numeroso (24%) entre los 22 millones de estadounidenses de origen asiático, también celebran el Año Nuevo Lunar en mayor número, seguidos de los estadounidenses de origen vietnamita.

Aunque el Año Nuevo Lunar no es feriado federal en Estados Unidos, sí es feriado escolar en algunas grandes ciudades, como Nueva York y Filadelfia.

Por primera vez en 2023, será feriado oficial en California, donde vive la mayor población estadounidense de origen asiático de Estados Unidos (6 millones de personas). Meggie Miao, productora de medios de comunicación, dice que vivir en California facilita la celebración con una comunidad más amplia, en su caso con otras familias de la escuela de inmersión en mandarín de su hijo. “Valoramos mucho esta época del año. Aunque ya no estemos en China, lo que conservamos es esta idea de familia y de respetar estos valores”.

Dar un tono estadounidense en las tradiciones
Patricia Park, novelista y profesora de inglés, recuerda a su familia celebrando el año nuevo con visitas a las tumbas de sus abuelos antes de realizar un ritual en casa de su tío. “Todos los niños nos poníamos el «hanbok», el traje tradicional coreano, y hacíamos «sebae», una reverencia a nuestros mayores. Y luego recibíamos el dinero de Año Nuevo”, explica.

Park, que valora sus antecedentes coreanos, afirma que el Año Nuevo Lunar es “una forma de mantener vivas estas tradiciones. Le damos nuestro propio tono estadounidense, pero eso no significa que estas tradiciones tengan que acabar con nuestra emigración a Estados Unidos”.

Wei Ding, catedrática de Informática de la Universidad de Massachusetts-Boston, califica el Año Nuevo Lunar de “el mayor acontecimiento de la tradición china” y afirma que su familia siempre prepara “dumplings de la suerte” (toda la familia junta en la cocina), completamente desde cero para su cena de la festividad.

Ding afirma que las tradiciones están evolucionando entre la creciente comunidad estadounidense de origen chino de su barrio de Lexington, en las afueras de Boston. Dice que los grupos estadounidenses de origen asiático cuyos antecedentes están vinculados a varios países celebran cenas conjuntas. Algunos invitan a estudiantes de secundaria que no tienen antecedentes asiáticos que están aprendiendo mandarín a presentar los eventos. “La gente es más diversa”, afirma. “Tenemos una mentalidad más abierta, así que no hacemos la tradición del Año Nuevo Lunar exactamente a la manera tradicional”.

Anuncio TD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí