ShareAmerica

Temerosa de las montañas rusas, Ngozi Onwumere no sabía qué esperar mientras se lanzaba a un trineo y se deslizaba por primera vez por la pista helada de Park City (Utah). Pero cuando ella y la conductora Seun Adigun se deslizaron hacia una parada más allá de la línea de meta aquel día de enero de 2017, ambas habían completado la primera carrera oficial del equipo de trineo femenino nigeriano.

Pronto estarán compitiendo en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Adigun es la piloto del equipo en todo el sentido de la palabra. La atleta olímpica de 2012 fundó la Federación “Bobsled y Skeleton” de Nigeria para ampliar las oportunidades que tienen los atletas como ella de representar a Nigeria en el escenario mundial. El primer equipo de trineo olímpico de alta velocidad del país también incluye a Akuoma Omeoga, segunda guardafrenos del equipo. Las tres son estadounidenses de primera generación de origen nigeriano que compitieron en universidades estadounidenses en velocidad y vallas.

En las olimpíadas de Londres de 2012, Adigun representó a Nigeria en atletismo. Allí, ella corrió contra excompetidores universitarios del equipo de Estados Unidos, como Lolo Jones, quien más tarde se unió al equipo de trineo femenino de Estados Unidos. Pocos años después de las olimpíadas de Londres, Adigun se unió a otros exatletas de pista y comenzó a entrenar con el equipo estadounidense de trineo de alta velocidad. Le gustó tanto que decidió ir más adelante.

“Sabía que esto era algo que tenía que hacer”, dijo Adigun al sitio nigeriano de internet “She Leads Africa”. “El deporte del trineo de alta velocidad estaba aumentando y el continente africano nunca había estado representado en este”.

Cuando le pidió al entrenador principal de Estados Unidos, Brian Shimer, que la orientara sobre la creación de un equipo nigeriano para competir en los Juegos Olímpicos, este le ofreció su apoyo y le dijo, “Si alguien va a poder hacerlo, eres tú”.

Viviendo en Houston, donde nieva tan pocas veces como en Nigeria, Adigun construyó un trineo con ruedas de tamaño reglamentario para practicar en una pista de atletismo. El trineo, llamado “Maeflower” en honor a la difunta hermana de Adigun, Mae, ayudó al equipo a entrenar y les dio impulso para seguir adelante.

Las mujeres publicaron videos de ellas construyendo y luego entrenando con el “Maeflower” en una página de internet de recaudación de fondos que se convirtió en un valiosísimo recurso para su viaje olímpico. Superaron su meta inicial de 75,000 dólares y ganaron seguidores de todo el mundo.

Los fondos y el apoyo externo ayudaron al equipo a viajar a Nigeria para una “gira de regreso a casa” en abril. Visitaron escuelas e hicieron entrevistas para presentarse, promover el deporte del trineo y explicar que se tomaban en serio la idea de llevar a Nigeria a las Olimpiadas de Invierno. Incluso mostraron su entrenamiento sin nieve con una réplica del “Maeflower”.

Mientras que la historia poco convencional del equipo les ha convertido en figuras populares, las mujeres han trabajado duro para probar lo que pueden hacer en la pista de carreras.

Cuando la Federación Internacional de Bobsleigh y Skeleton anunció los equipos clasificados para Pyeongchang, Nigeria estaba en el puesto n º 45. Este es un logro impresionante para la primera temporada del equipo, con poco más de un año de entrenamiento. En comparación, la piloto del equipo de Estados Unidos Jamie Poser se colocó en el puesto n º 49 en su primera temporada como piloto en 2009, y cinco años más tarde, en las Olimpíadas de Sochi ganó una medalla de bronce.

Independientemente de dónde termine en equipo de Nigeria en los Juegos Olímpicos, sus miembros sienten que ya han ganado.

“Este es mi regalo para mi país”, dijo Adigun, en una entrevista con la NBC. “El éxito sería un legado que permitiría a otros emular mi camino”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 9 =