Ciudad de México, 23 de agosto de 2021.- Juan Manuel, de 24 años, fanático de los deportes acuáticos y oriundo de Mérida, Yucatán, se aventurará a las playas de Brasil el próximo 1 de septiembre para participar en el torneo de kitesurf, organizado por Big Air Kite League “Bakl”, la cual fue fundada por Michael Mac Donald, sudafricano ranqueado dentro los 20 mejores atletas del mundo en este deporte extremo.

Esta será la primera ocasión que un mexicano participa en un torneo internacional en la modalidad de Freestyle y donde tendrá que demostrar su nivel ante competidores de Brasil, EUA, Alemania, Colombia, Argentina, Holanda, Francia, Grecia, Sudáfrica, España, Polonia, República Dominicana e Italia.

El evento se desarrollará en las playas de Tatajuba, a unas 5 horas de la ciudad de Fortaleza. La laguna de Tatajuba se desataca por sus hermosas dunas y es preferida por sus intensos vientos que soplan casi todo el año. El venue será un lugar increíble para presenciar cómo estos riders extremos dan un espectáculo aéreo en sus idílicas aguas azules.

Juanma se ha preparado los últimos dos años con un rígido entrenamiento entre las playas de Progreso y las costas de Holbox, ambos en Yucatán, donde el hotel Las Nubes de Holbox se encuentra apoyando su carrera. Holbox es considerado uno de los paraísos del kite en México por sus aguas planas, sin obstáculos, libres de sargazo y vientos constantes, los cuales pueden ascender a los 28 nudos y crear condiciones ideales para practicar diferentes estilos de kitesurf desde Freeride hasta Freestyle, especialidad de Juanma, en el que se realizan saltos de gran potencia, a veces, combinados con otros giros lo que les permite completar trucos y pases extremos a gran altura.

Juan Manuel considera que la esencia del kite es pasártela bien, divertirte y disfrutar de la naturaleza y qué mejor que en la playa que colinda con Las Nubes donde sus dunas de arena crean una barrera de arenas blancas que ofrece las condiciones de aguas calmas o agua plana, cálidas y poco profundas que facilitan los entrenamientos. Las playas continuas al hotel boutique se adentran en la reserva de Yum Balam donde se puede practicar junto a un paraíso natural, refugio de tortugas marinas, flamencos y delfines.

Después de un buen día de Kite siguen un par de cervezas frías para comentar cómo estuvo el viento, esto la mayoría de las veces por su comodidad se da el club de playa de las Nubes el cual se encuentra a unos cuantos metros de las dunas. El hotel siempre ha sido preferido por la comunidad kitera al ser el más cercano a las dunas, literalmente a unos cuentos metros, es por eso que prefieren alojarse en este eco-resort, así pueden tomar un descanso entre sesiones, comer, hidratarse y bañarse con agua caliente terminando cada sesión.

“Definitivamente los mejores días de Kite en la isla son los famosísimos “nortes” los cuales llegan de septiembre a febrero y pueden repetirse varias veces al día, son vientos fuertes sostenidos, ideales para lograr altura e incrementar la velocidad. Generalmente, hay sol, por lo que en muchos nortes no hace frío. Es por eso en mente que entre más cerca de tu cuarto estés más aprovechas tu día en mar. Holbox es un lugar majestuoso donde la naturaleza virgen se une al kite y donde el clima y la fauna son el complemento ideal para crear una experiencia única” considera Juanma.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 1 =